La neolengua y la posverdad que no paran: De cuándo la mordida o corrupción política se apropió del verbo Lubricar

De cuándo la mordida o corrupción política se apropió del verbo Lubricar con la corbata

 

 

“Hagamos memoria del verbo lubricar. En el 2005 Zapatero y su entonces ministro de Defensa el Sr. Bono firmaron un contrato de estado a estado con el Sr. Hugo Chávez para la construcción en la naviera pública Navantia”

 

 

Quizás sea por la primera acepción del verbo “lubricar” en el Diccionario de la Lengua española:  “Hacer resbaladizo algo”  el porqué el señor Salas Collantes, quizás de una manera inconsciente, lo empleó en su defensa ante un Juez de Instrucción que le imputó por tráfico de influencias y delito fiscal a instancias de la Fiscalía Anticorrupción. Hasta aquel momento yo empleaba el verbo tan solo durante el bricolaje de las bicicletas familiares y los momentos de ensoñaciones privadas muy bien descritas en el magnífico blog Jot Down.

Los cargos judiciales le llegaron al mencionado señor, catalogado por mayoría de periodistas como componente de la ‘beautiful socialista’, por las dichosas comisiones, y es que así no hay manera de ser competitivos.

Hagamos memoria. En el 2005 Zapatero y su entonces ministro de Defensa el Sr. Bono firmaron un contrato de estado a estado con el Sr. Hugo Chávez para la construcción en la naviera pública Navantia de ocho patrulleras militares por las que Venezuela ha pagado ya más de 1.200 millones de euros. El caso es que el negociazo, que no gustó nada a los Estados Unidos según las revelaciones de wikileaks que publico el país,  incluía un porcentaje para los comisionistas, y aquí viene el embrollo, lo resbaladizo del asunto para seguir con los términos académicos.

Según leo esta mañana en el ABC el señor  Javier Salas Collantes, exdirector del extinto INI, político de altas responsabilidades junto a Felipe González, ha declarado que «La acusación dice que hay una amistad con la gente de Navantia, porque los conozco, trabajé con algunos, pero de eso ya hace mucho tiempo. Además, para este tipo de trabajo, ¿a quién van a recurrir? ¿A alguien que no tenga ninguna experiencia?». Salas define sus funciones como «el lubricante de la maquinaria»y sostiene que hicieron «en el día a día lo que había que hacer para que todo fuera bien».

Y es que cada día la neolengua de los políticos se apropia más de la nuestra. Así no hay manera.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

2 comentarios sobre “La neolengua y la posverdad que no paran: De cuándo la mordida o corrupción política se apropió del verbo Lubricar

  • José Crespo-Francés
    el 9 noviembre 2017 a las 14:21
    Permalink

    La prostitución del lenguaje es la primera medida para crear nuevas “realidades”, hacer verídico lo falso y en definitiva dar gato por liebre ,

    Respuesta

Deja un comentario