Sadomaso pandémico: Nos volverán a confinar a todos. Por Linda Galmor y Guirong Fu

Sadomaso pandémico. Nos volverán a confinar a todos. Por Linda Galmor
Sadomaso pandémico. Nos volverán a confinar a todos. Por Linda Galmor

 

«Sadomaso pandémico. Nos volverán a confinar a todos. Mientras tanto, en Suecia tienen el mismo resultado sin hacer nada y con la economía intacta»

 

¡Atiende, figurín de antros, maniquí de gilipollas!

El gobernante que en todo instante hace desdoro

de su propio cargo, del que sólo le interesa la poltrona,

y no muestra, ante el dolor que le rodea, el menor decoro,

sino una idolatría de sí mismo que jamás le abandona.

-sólo comparable a la de ese remoto ‘pueblo elegido’

que prefirió, antes que a Dios, adorar a un becerro de oro-,

no espere, de aquellos a los que gobierna como un crío

ebrio de los fulgores vanos y engañosos de su ‘poderío’,

que le muestren más respeto… que el d Churchill por su loro!

guirong fu

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada. Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz, pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada. Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar; y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar. No hay en mí afán de ocultamiento, pero va con mi talante el anonimato. De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato, no habrían de reconocerme ustedes un pimiento. Den todos por bien seguro, sin embargo, que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD y EL HONOR de quienes me honran con su amistad, no habré de ocultar de mí ni un solo dato. ¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve: El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología. Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve, los años me han llevado a querer tomarle la medida: Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates. Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía. Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates' y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Deja un comentario