Son ya demasiadas las mañanas perdidas por causa de la administración emboscada en internet. Por Rodolfo Arévalo

Con esta ya son tres las mañanas perdidas por causa de la administración emboscada en internet. Ilustración de Tano y Picha
Con esta ya son tres las mañanas perdidas por causa de la administración emboscada en internet. Ilustración de Tano y Picha

«Ahora resulta que también la administración le ha cogido el gusto y lo hace. Imposible, hablar con nadie me remiten a una página web en la que es imposible pedir nada»

Llevo toda la mañana perdida intentando pedir un talonario de recetas de MUFACE, primero a través de la web de Caixabank que al parecer es la adjudicataria de la administración para gestiones de MUFACE. Cómo está de moda interponer una empresa ajena para esquivar golpes. Lo hacen todas las empresas que yo califico de sinvergüenzas y son muchas que ustedes conocen perfectamente, la mayor parte de suministros. Ahora resulta que también la administración le ha cogido el gusto y lo hace. Imposible, hablar con nadie me remiten a una página web en la que es imposible pedir nada porque aún poniendo los datos correctos dice que son incorrectos.

Luego, y ya en el colmo de la tomadura de pelo me dicen que el DNI de un familiar que es el 00001007-H no existe, ¡Pues será que se ha muerto, ¡el número! porque mi familiar está vivito y coleando. Luego me pide una contraseña con mayúsculas, minúsculas y números, atiendo a todos los requisitos, incluyendo el que tenga más de ocho dígitos, y nada, me dicen que la contraseña que intento hacerles llegar tiene algún defecto.

Es notorio que hacer cualquier trámite “on line” con la administración, incluso la declaración de la renta, ¡qué ya les vale! es farragoso y muy poco claro, pero esto que se supone es para personas que pueden tener como mi familiar noventa o más años es de juzgado de guardia.

Le he dicho a mi mujer que interponga una demanda contra la administración por incompetencia y desastre, tanto telefónico como informático, pero como estoy a punto de coger una ametralladora y cargarme a unos cuantos ineptos, no me hace caso. Tal es mi grado de nervios y rabia. ¡No se puede consentir que todo funcione tan mal!

Alguien tendría que coger al toro por los cuernos y tirar abajo toda la estructura funcionarial decrépita de este estado o país, por llamarlo de alguna forma. Antes de este folklore plurinacionalista, España era una potencia mundial y ahora se está convirtiendo en potencia mundial de incompetentes, mentirosos, mangantes, envidiosos y tocapelotas. De las que además de incluir populistas de izquierda, que no saben con cuál bacilo quedarse, nunca mejor dicho ahora con el coronavirus en los parlamentos ha institucionalizado a los amigos de los terroristas de ETA en sus escaños. Pero lejos de haberlos metido en sus parlamentos regionales los han metido en el Parlamento Nacional, para mayor gloria de matones malnacidos.

Ya se que escribo llevado por el cabreo, que me he llevado, pero que no es lo único, hay uno para cada día en que me ha pasado, últimamente, viendo el despelote de los políticos que pueblan España. Vez tras vez, sucede lo mismo con la administración cada una de las veces en las he llamado o no cogen o no se enteran, de la misa la media. Que hay que hacer algún trámite administrativo diferente, es lo mismo, nunca se resuelve el problema, parecemos lerdos al servicio del paquidermo estatal.

Hay un teléfono que deben de tener de mueble bar, el el ministerio de sanidad o en el número 060, porque es imposible contactar y si contactas te sale la vocecita electrónica, que te trata muy bien, pero que no resuelve nada. No solo no resuelve nada, sino que después de hacerte teclear, código postal, números varios de carnet te hace poner el carnet de identidad y te suelta que ese carnet es un error o algo ha pasado.

Señores de la administración, hay mucho paro, despidan a los incompetentes y contraten a gente que está en paro y más ahora, para poner en marcha su elefante ortopédico. Lo de hoy ya es la gota de agua que ha colmado el vaso. Otro caso, la declaración de la renta me la ha hecho este año la administración y por no complicarme la vida en las páginas cripticas de hacienda acepté tal cual. Y cuál es mi alegría que habiéndola presentado antes de la finalización del plazo, bastante antes, todavía a estas alturas no me han hecho la devolución de la miseria que me salía a devolver y que ellos mismos habían elaborado. Mil cuatrocientos euros, miseria para ellos un sueldo para mi. Aquí estoy, con casi una ruina encima y esperando. ¡Da gusto! No es que hacienda haya funcionado siempre muy bien con ningún gobierno, pero con éste es ni puta idea de gobernar, pero sí de robar. ¡De juzgado de guardia!

En resumen me llevan los diablos negros, no por racista si no por el grupo musical de los sesenta, del mismo nombre. Ahora empiezo a entender cómo en algunos países las personas llevadas a la desesperación psicológica se suben a los tejados a disparar a la gente o acuden al instituto como Rambo, es que nos vuelven locos, absolutamente majaras. Digo a los que pensamos porque a los demás les da igual, son felices no se enteran de nada. Y todo esto, sin ni siquiera haberme metido con la vorágine medio pensionista de gilipollas que nos ¿están gobernando?

Vade retro Satanás. Si me pagarán un millón de euros cada vez que he tenido que intentar llamar o conectar a la página web para conseguir un mísero talonario de cheques de Muface, o simplemente hallar lógica a decisiones del gobierno y sus folklóricas leyes abusivas, a estas alturas ya no me haría falta quejarme, podría incluso montarme mi propia farmacia y hasta un hospital con UCI si hubiera hecho falta. Que peste, que asco, que mierda de sociedad hemos creado así sin comerlo, ni beberlo. La maldigo, vaya que si la maldigo, tal vez sería recomendable que otra civilización que ustedes saben, nos pasaran a todos a cuchillo, como acaba de hacer un degenerado musulmán en Francia al grito de Allah es grande, asesinando  a un cura, un monaguillo y una señora, literalmente separada de su cabeza. Luego la policía dispara, lo hiere y todavía tienen la amabilidad de llevarlo al hospital, cuando debieran llevarlo a cualquier desierto con sus cabras, para que muera en paz por Allah o por quién el decida.

Estos violentos, medievales y psicópatas individuos, tienen valores, medievales y brutos pero valores, esos que occidente ha dejado de tener por la mierda de sociedad blanda y absurda que se ha creado y que funciona tan mal. Vienen estos de extraña Cultura a poner valores, aunque extraños, nuevos y decentes a los individuos laxos y viva la Virgen, que hemos generado a base de tener una concepción tan permisiva e indisciplinada de la sociedad libre y democrática que por momentos se nos vuelve más dictatorial, por la ausencia de relación humana para la resolución de problemas y dictatorial también por las forma política que desean globalizar a mayor gloria de empresarios carroñeros y abusivos.

La descentralización, es lo que trae. Buitres. Por eso llevo toda la mañana perdida intentando pedir un talonario de recetas de MUFACE, primero a través de la web de Caixabank que al parecer es la adjudicataria de la administración para este tipo de gestiones. Imposible, me remiten a una página en la que es imposible pedir nada porque aún poniendo los datos correctos dice que son incorrectos. Y luego por un teléfono conectado a un ordenador… que no se entera y no será por falta de gente parada y desesperada. Señores gobernantes y funcionarios poco serios VAYANSE TODOS A ESPARRAGAR O A DESTRIPAR TERRONES.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario