El gobierno de Sánchez se inhibe de las recomendaciones de la UE. Por Federico Bisquert Lafuente

El gobierno de Sánchez se inhibe de las recomendaciones de la UE
El gobierno de Sánchez se inhibe de las recomendaciones de la UE

«El gobierno de Sánchez se inhibe de las recomendaciones de la UE como toda respuesta a la crisis del Covid-19 y sube impuestos directos e indirectos»

El Ejecutivo español, contra todo pronóstico, incluso incumpliendo sus propias promesas o planteamientos de hace apenas dos meses, como toda respuesta a la crisis del Covid-19, sube impuestos directos e indirectos, siendo consciente que somos la economía más afectada por esta crisis pandémico-económica y que nos ha torpedeado en la línea de flotación.

Pues bien, nuestro Ejecutivo hace caso omiso de las recomendaciones y las medidas que están tomando nuestros países vecinos, cuya estrategia, es todo lo contrario, bajar impuestos y tasas para estimular el consumo y la inversión.

Una vez el Consejo de Ministros acordó fijar el límite de gasto no financiero del Estado para el ejercicio 2021 en 196.097 millones de euros, y suspender las reglas fiscales vigentes para los años 2020 y 2021, iniciaron la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, siendo el Plan Presupuestario que el Gobierno ha enviado a Bruselas, en el consta una muy significativa partida al alza de 1.509 millones de euros en impuestos indirectos, además el Ejecutivo indica inicialmente una subida en el tipo de IVA al 21% de las bebidas azucaradascon la que prevé recaudar la Hacienda Pública 340 millones de euros más, y no queda el tema aquí, destacan que los planes estudian una reforma del IVA, centrada en la modificación y limitación de los tipos reducidos, y un alza en la fiscalidad verde, sobre todo en los impuestos sobre hidrocarburos, y en los impuestos especiales.

De todas formas, esperemos a ver que dice Europa, respecto a la credibilidad de estos Presupuestos, ya que están hechos, deprisa, corriendo y a última hora, con un tufo populista que echa para atrás.

 

Este Plan Presupuestario enviado a Europa admite claramente los problemas de recaudación y los argumentos que se esgrimen para la previsión de ingresos en el 2021, es que se producirá el efecto rebote en comparación con los ingresos del ejercicio 2020, al estar, este periodo, afectado por el confinamiento total de un trimestre y en segundo lugar por la adopción de un conjunto de medidas tributarias que, aparte de sus fines redistributivos, medioambientales y de eficiencia energética, “generan ingresos adicionales con su entrada en vigor«, se indica en el documento.

Lo bien cierto, es que el resto, de socios de la UE se plantean como objetivo, la bajada de impuestos y la prórroga de los ERTEs, como estrategias para evitar una recaída económica y más ante el descomunal rebrote pandémico del Covid-19, en el caso de Alemania, baja sus impuestos hasta los 42.000 millones de euros e Italia sigue las recomendaciones de la UE de impulsar su economía aplicando estímulos fiscales y nosotros como somos más chulos que nadie, hacemos todo lo contrario.

Pues nada, aunque tiene escaso impacto el incremento en Patrimonio y Rentas Altas.

El Impuesto sobre el Patrimonio está cedido a las Autonomías y las llamadas Rentas Altas en IRPF, afectara al 0,17% de los contribuyentes, unos 36.000 contribuyentes, con un impacto de recaudación de 946 millones de euros, y sí, que es cierto que han corregido el alza al Diesel, que según sus cálculos esto supondrá incremento en el precio, para cada usuario de unos 50 €/año; más sensible será la subida del tipo de IVA a las bebidas azucaradas y al plástico, que esto según la estimación del Gobierno puede suponer unos 1.281 millones de euros.

Con especial referencia al Patrimonio crean un impuesto indefinido con la subida de 1 punto y respecto al Impuesto de Sociedades, limitación al 95% de la exención por dividendos y plusvalías, con excepción de un periodo de tres años para sociedades que no alcancen una facturación de 40 millones de euros.

En mi opinión esto no va a tener demasiado impacto en la Cuentas Públicas, es más bien, una postura, un gesto político y las cifras que prevén de recaudación, la verdad es que no me las creo, porque están muy infladas, teniendo en cuenta que las proyecciones que hace el Gobierno sobre recaudación ya eran poco creíbles antes y anteriores a la declaración del Estado de Alarma, con lo cual ahora hacen los presupuestos imposibles y difícilmente van a revertir la situación, y lo único que continua generándose es incertidumbre.

El “palo” que recibe la clase media es la subida del Diesel que pasa de los 30,7 céntimos por litro a los 34,05.

En el IRPF se revisa el límite de las reducciones en los Planes de Pensiones, que de los 8.000 € se rebaja a los 2.000 € en las aportaciones para el participe en planes individuales y de empleo, aunque limite conjunto de reducción para participe y empresa, se incrementa hasta los 10.000 €. Donde, lo vamos notar, es en el coste de las bebidas azucaradas que vamos a pagar linealmente un 11% más y el gravamen de los plásticos “no reutilizables”.

El proyecto, además, oculta una fuerte subida en impuestos de Patrimonio en la transmisión de inmuebles, la norma que pretenden consolidar es dar como válidas, las elevadas tasaciones que vienen realizando las Haciendas Autonómicas, incluso en contra del criterio que mantiene el Tribunal Supremo, y que sea el Catastro el que marque el valor que sirva de base imponible a los efectos de liquidar los impuestos, este valor puede superar perfectamente el valor real de dichos inmuebles. Así que debemos prepararnos.

Y ayer, en un acto de máximo diseño propagandístico, conjuntamente con el vicepresidente Pablo Iglesias, Pedro Sánchez expuso que es un presupuesto para «reconstruir lo arrebatado por la crisis económica y social», «modernizar» el tejido productivo y «garantizar un crecimiento económico» sobre bases más sólidas, con una apuesta «decidida» por la transición ecológica y digital, la cohesión social y territorial y la igualdad»…  Bueno pues ya veremos si este presupuesto vale para todo lo que dice, personalmente tengo mis serias dudas..

 

Federico Bisquert

Federico Bisquert

Soy Economista Forense, intervengo en temas (periciales) digamos de flagrante actualidad (corrupción, financiación irregular, estafas, etc…) también en el ámbito de la Administración Concursal, la consultoría tributaria y la docencia.

Deja un comentario