Bruselas le indica a Sánchez que se ponga las pilas. Por Federico Bisquert Lafuente

 

Bruselas le indica a Sánchez que se ponga las pilas
Bruselas le indica a Sánchez que se ponga las pilas. En la imagen el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

 

«La Comisión recela de las previsiones macroeconómicas que recoge el anteproyecto  presupuestario de Sánchez  y le indica que se ponga las pilas»

 

Aunque la a Comisión Europea, concrete sobre la necesidad de garantizar la sostenibilidad de la deuda, una realidad que nos viene de antes de la situación pandémica, este miércoles pasado, ha aceptado con carácter general todos los borradores presupuestarios, remitidos a mediados de octubre, por los Estados miembros, o sea un aprobado general para todos, evidentemente incluidos los presupuestos españoles, y más, al estar las normas fiscales suspendidas por el Covid-19.

En el caso de España valida el borrador presupuestario, pero con la advertencia de que se asegure la sostenibilidad fiscal a medio plazo, revisando a la baja la previsión de ingresos de las tasas Tobin y Google, en el caso de la tasa Tobin, que nuestro Ejecutivo presupuestaba recaudar 850 millones, la rebaja a 425 millones de euros y la tasa Google de 968 millones a 800 millones de euros. Con referencia a los 828 millones que pretendía recaudar Moncloa por el Plan Antifraude, se le rebaja la partida presupuestaria hasta los 425 millones de euros, en total que la broma es que hay una rebaja de 1.000 millones menos de lo presupuestado.

El Ejecutivo comunitario concluye que los borradores presupuestarios de los Estados miembros están «en línea» con las recomendaciones pactadas para cada uno de ellos este pasado julio, ya que se excluían por primera vez, los límites de Déficit y Deuda Públicos al haberse suspendido el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La Comisión Europea puntualiza sobre España, la necesidad de «preservar» la sostenibilidad fiscal a medio plazo a la hora de diseñar medidas de estímulo económico, ya que nos viene de lejos, de antes de la situación pandémica el alto índice de Deuda Pública y Privada  haciendo peligrar la sostenibilidad de sus finanzas, nuestro Gobierno no es el único al que Bruselas, hace esta advertencia sobre los peligros de sostenibilidad de su Deuda Pública, este mensaje también, lo dirige a países como Bélgica, Francia, Grecia, Italia o Portugal.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis se pronuncia concretamente, en estos términos: «España es uno de los países que se enfrenta a un alto nivel de deuda pública y debe ser especialmente vigilante sobre la sostenibilidad a medio plazo de las finanzas públicas», sin entrar a hacer valoraciones sobre la subida de las pensiones y de los salarios de los funcionarios contenidas en el borrador presupuestario español. Claro, hay que tener en cuenta que, España está integrada en el grupo de los nueve Estados comunitarios junto con Alemania, Francia, Países Bajos, Portugal, Irlanda, Croacia, Suecia y Rumanía, en donde la Comisión Europea identifica sensibles desequilibrios macroeconómicos, a los que habría que sumar Chipre, Grecia e Italia, donde los desequilibrios macroeconómicos son sumamente excesivos.

El informe sobre España hace especial referencia a que ya padecía mucho antes de la pandemia «vulnerabilidades» económicas relacionadas con la Deuda Pública, cuya previsión es que este año alcance el 120,3 % del PIB en el ejercicio 2021 nos vayamos al 122% y la incesante tasa de crecimiento del desempleo, que según indica el propio informe: «Un incremento en el desempleo podría reducir la futura capacidad de reembolso».

A esto debemos acumular el nivel de la deuda de los hogares, que está por encima de los umbrales «de prudencia» a pesar de la «senda decreciente» registrada en 2020. Advierte el texto, que también prevé incrementos significativos de la deuda privada de las familias y de empresas) y con referencia al mercado laboral, se hace una valoración positiva de estos últimos ejercicios, aunque sigue percibiendo un factor de «preocupación» ante el previsible incremento del desempleo hasta una tasa del 17% para 2020 y un «leve aumento» en 2021.

Con referencia al sector bancario español, reconoce que en esta última década se ha reforzado y cuenta ahora con una «fuerte posición de liquidez y capital”, aunque su rentabilidad es «moderada«, teniendo en cuenta que, si bien la morosidad bancaria por préstamos dudosos cayó al 3% al cierre de 2019, para este próximo ejercicio se prevé un incremento de la morosidad consecuencia de la pandemia que nos sigue azotando.

La Comisión Europea insiste en mantener las medidas de apoyo económicas durante el ejercicio 2021, ante el alto estado de incertidumbre que estamos viviendo provocado por esta crisis pandémica, adaptando las respuestas a las circunstancias y que una vez las condiciones sanitarias los permitan ir retirando estas medidas con progresividad, de hecho el comisario económico Paolo Gentiloni , pide a los distintos países comunitarios “que sean muy cuidadosos en retirarlas muy pronto” e insiste en la urgencia de poner, cuanto antes, en marcha el Fondo de Recuperación y Resilencia, ante el bloqueo que mantienen Polonia y Hungría, indicando “todos sabemos que el Fondo es crucial. Pido a todos los estados miembros que muestren un fuerte sentido de la responsabilidad”.

Y por último también objeta Bruselas que el déficit que se recoge en el borrador de Moncloa, será bastante más elevado dado las “proyecciones económicas menos favorables”. Su previsión es que el desfase para este año alcance el 12,2% y que para el 2021 se reduzca al 9,6%, frente a las previsiones del Ejecutivo español que lo marcaban en un 11,3% para 2020 y 7,7% para 2021.

En general la Comisión recela de las previsiones macroeconómicas que recoge el anteproyecto presupuestario de Sánchez y así podemos comprobarlo en los informes anunciados este pasado miércoles, donde al comparar las partidas muestra una visión más pesimista y esto es lo que hay.

Federico Bisquert

Federico Bisquert

Soy Economista Forense, intervengo en temas (periciales) digamos de flagrante actualidad (corrupción, financiación irregular, estafas, etc…) también en el ámbito de la Administración Concursal, la consultoría tributaria y la docencia.

Deja un comentario