La tercera ruina del PSOE pero al menos los hosteleros han dado ya un puñetazo en la mesa. Por Rodolfo Arévalo

La tercera ruina del PSOE pero al menos los hosteleros han dado ya un puñetazo en la mesa.
La tercera ruina del PSOE pero al menos los hosteleros han dado ya un puñetazo en la mesa.

«No sé si este estado de beatífica actitud social va a prolongarse mucho o algunos darán como los hosteleros un puñetazo en la mesa para decir iros a la mierda»

No sé si este estado de beatífica actitud social, va a prolongarse mucho en el tiempo, si los ritornelos pegadizos de fácil melodía, serán número uno en las listas de los cuarenta idiotizables, tampoco es que me importe demasiado, hace ya muchos años que perdí la cualidad de ser fan de cualquier estupidez. En la actualidad, me decanto mucho más por el desprecio a todo lo que implique gregarismo, no quiero ser oveja que bala, mientras pierde bocado de rica hierba, no alucinógena, sino de pasto.

No enterarse de la misa la media, parece estar de moda, si eres un enterado es que eres un poco o un mucho facha. El pueblo que pasta en los rojos pastos de hierba convenientemente pintada con los botes de color comunista o social comunistas, nunca llegará a entender que cuando uno mete el cerebro en el lugar en que come, acabará siendo empitonado por detrás a mayor gloria de la hoz y el martillo. Da igual que corporeidad adquiera el campo pastado, una vez has entrado en el redil, difícilmente podrás salir sino es a golpe de ametralladora.

Cómo se nota que la mayor parte de los Españoles, todos los que nacieron desde el setenta y cinco o unos pocos años antes, no tienen constancia ni de la guerra civil, ni de la dictadura, ni de nada de la realidad que permitió a España ser un país de todos y para todos. Siendo esto patético, no lo es tanto como que el pueblo en general tenga una formación, cultura general, que da vergüenza ajena. No puedo creer, que los españoles seamos más burros que cualquier otro Europeo, pero las pruebas dicen que sí, que no levantamos cabeza.

Recuerdo que una compañera periodista que tenía mucha sorna, a veces hacía entrevistas con preguntas absurdas para hacernos ver que la gente con tal de ser tenida en cuenta contestaba. Ejemplo: ¿Podría usted decirme por qué incide el aumento de las lluvias torrenciales, con las muertes producidas por comer excesiva langosta?… y ¡Pasmate! La gente contestaba. Yo me inclino a pensar que o porque les daba vergüenza no saber que les preguntaban o por quedar bien delante de amigos o por cualquier otra razón. La única lógica respuesta sería, “vaya usted a preguntar tonterías a otro bobo”, pero no, la gente contestaba y a veces hasta se explayaba.

Este tipo de recuerdos, de cuando estaba más pegado a pie de obra audiovisual, hacen que hoy no me extrañe en absoluto cuando tres millones de personas votan candidaturas electorales como Podemos, candidaturas claramente lesivas para su libertad como individuos. ¡No se puede ser tan estúpido! Exclamo, pero la realidad me dice que sí, que la estupidez de algunos no tiene límite ni temporal, ni espacial.

La creencia en un mundo beatífico, bueno, sin problemas de comunión universal de individuos en el amor, parece ser innata en muchas personas, que yo creo no alcanzan el nivel mínimo de cociente intelectual, porque pensar así no es de individuos que luchen por la supervivencia del más apto, en todo caso optan por la supervivencia del más bobo.

Tengo que agradecer a los escasos individuos que hayan superado a lo largo de la historia el ciento treinta o ciento veinte por ciento de cociente intelectual, que las sociedades hayan llegado a este estado de desarrollo técnico y cultural. Pero… aquí viene el pero, no las tengo todas conmigo acerca de que este estado de cosas puedan subsistir más allá de final de este siglo. Lo más probable es que como columna de fichas de dominó, caigamos uno tras otro, sin prisa pero sin pausa ante el bobalismo global que invade a la humanidad. “Todos somos muy buenos, todos nos queremos mucho, organizamos fundaciones y empresas solidarias para con unos y otros, etc…” Viene a ser lo que suena por los altavoces mediáticos.

Solo hay noticias disidentes cuando se habla de los fascistas asquerosos, que quieren un mundo libre y liberal, ese que seguro va a dejarte atrás a la primera de cambio y no como nuestro bueno y algo enfermo presidente que se va a encargar de que nadie se quede atrás. De hecho le da lo mismo que atrás hayan quedado por no haber tomado medidas a tiempo ochenta mil muertos o más por una pandemia que se podría haber controlado mucho mejor.

Que cientos de miles de personas se queden a verlas venir con un a mano delante y otra detrás, en tiendas de todo tipo y en hostelería (parece que no importó). Personas que piensan en que el Estado tiene la obligación y la seriedad como para acudir en su auxilio, cuando por causa mayor han perdido todo. Pero no, equivocados están, porque este gobierno social comunista ha hecho lo que suelen hacer estos gobiernos, gastar en estupideces y entre amiguetes y allegados el dinero que debería estar disponible ahora para sostener al pueblo frente a la ruina. Se que los hosteleros ya se han alzado en pie de guerra, pero mientras el resto de la sociedad, no se vea amenazada y los siga, no habrá manera de acabar con esta ruina, por cierto la tercera del PSOE, con el agravante de que Podemos ha intervenido y nos podemos ir tan ricamente a la mierda de la bancarrota para muchos años.

Pues eso lo dicho, que no sé si este estado de beatífica actitud social, va a prolongarse mucho en el tiempo, si los ritornelos pegadizos de fácil melodía, serán número uno en las listas de los cuarenta idiotizables, o algunos darán como los hosteleros un puñetazo en la mesa para decir basta iros a la mierda.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario