Conversaciones en el andamio: El indepe del ático. Por Francisco Gómez Valencia

Conversaciones en el andamio: El indepe del ático
Conversaciones en el andamio: El indepe del ático

“Allá arriba, en el ático, él solo con las dos manos ocupadas desde siempre, la de la izquierda y la de la derecha, una heredada de la hermana…”

Cómo no íbamos a tener lío en la comunidad a la hora de aprobar las cuentas y elegir a la nueva junta, si es que no falla, les hablo de “Ramiro el indepe”, sí, el vecino de los áticos A y B; allá arriba él solo con las dos manos ocupadas desde siempre, la de la izquierda y la de la derecha, una heredada de la hermana que dicen que estuvo o que debía estar en la cárcel por robar no sé dónde… No sé, y la otra de los hijos, uno que se ve que termino cansándose y emigro hace tiempo por no aguantar más la convivencia; creo que vive en Córdoba, trabajo no les falta… y no sé si tendrá alguno más por ahí, la verdad que le visitan poco para no tener problemas aun teniendo pleno derecho al ser un bien común.

Bueno pues este santo varón una detrás de otra arruina las reuniones diciendo ora que sí, ora que no, para al final o no pronunciarse o directamente no ir, aludiendo defectos de forma y claro… ¿Qué forma debe tener una reunión de vecinos? Pues la de siempre, es decir, el mismo acta pero cambiando los nombres y los temas a derramar, sin salirse de la linde.

Por qué les cuento esto, muy fácil… este domingo tenemos que elegir la nueva junta y es imprescindible dar un giro de los acontecimientos y no dramáticamente precisamente, sino un giro moderado pacífico y reformista. Vamos que hay que cambiar la caldera y arreglar los tejados y de paso meter alguna cosilla de soslayo como el que no quiere la cosa, creo que unos buzones verdes que nunca habíamos pensado meter, pero vamos que se les antojo a unos y los otros por no molestar se dejaron convencer, o discutieron por ello, bueno no sé exactamente pero regañados andan, aunque se supone que piensan parecido y eran compadres…

Y como es menester el vocal suele recoger las firmas de los más mayores para evitarles el trance con toda la buena voluntad que se presupone a aquel que nunca miente y que con la verdad por delante trata de convencer a los vecinos de la necesidad de las mejoras a realizar. ¿Adivinan quién es el vocal? Pues eso, al lio…

-Don Ramiro abra que soy yo el vocal… ¡Qué tal hombre!

-¿Qué quieres?

-Nada una firmita para lo del domingo a ver si de una vez se pueden hacer las cosas…

-¿Qué cosas?

-Pues ya sabe, lo de siempre, arreglar esto y aquello, en fin que no le quiero aburrir; aquí abajo si es tan amable…

-Déjame los papeles y ya los echaré un vistazo…

-Es que me urge la firma porque es mañana y se supone que ya estamos de acuerdo todos los del portal.

-¿Te ha firmado el del primero?

-Si claro, como no. Rufino, un buen hombre siempre colabora…

-Entonces no firmo.

-Pero hombre don Ramiro que le interesa que es por lo de los tejados…

-Nada que no firmo, que ese es un ladrón y un mandón, que ya me lo conozco que estuve una vez con él en la junta y era imposible entenderse, o era lo que él decía o nada, y eso no. ¡Vamos hombre!

-¡Don Ramiro por Dios! No me haga esto que me toca repetir todo porque no hay mayoría y usted hace siempre trampa que vota dos veces y se beneficia más que los demás pagando menos…

-¿Cómo que trampa?

-Hombre claro, vota por sus hijos y ellos no están. Lo sabemos todos y se lo pasamos porque los recibos van a su nombre, pero vamos que esta vez es la buena…

-No te digo nada, déjame que reflexione…

-Amos no me jodas el viejo de los coj… Gracias Don Ramiro, tan amable como siempre…

Es imposible, lo de mi portal está bloqueado o aplicamos el reglamento y le quitamos el voto del ático B llamando a los hijos, o toca volver a por las firmas de todos otra vez, y tiene pinta de ello porque si no, vamos a seguir igual…

¡Vamos!

13 de Febrero San Benigno.

***

FranciscoGómezValencia.Politologo

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: