Bruna, mujer de nuestro tiempo. Por Antonio Ramírez

Bruna, mujer de nuestro tiempo
Bruna, mujer de nuestro tiempo

“Las vicisitudes del personaje, de Bruna, nos hacen entender que la modernidad va de la mano de la profunda precariedad de que la velocidad de nuestro existir nos produce”

Primera novela de la poeta Beatriz Russo. Escritora de larga experiencia y con un plantel significativo de publicaciones y recitales en el mundo de la poesía española.

En “Bruna”, la autora nos adentra en las circunstancias de nuestra era, de nuestra vida, mediante el relato de los vaivenes de una mujer actual.

Un carrusel de emociones se abre desde el inicio de esta obra de la mano de una prosa sencilla y ágil para que el interés no decaiga, página por página. En un mundo, como el que vivimos, donde es difícil perder la orientación o no llegar a encontrarla, las vicisitudes del personaje, de Bruna, nos hacen entender que la modernidad va de la mano de la profunda precariedad de que la velocidad de nuestro existir nos produce.

Bruna es aquella mujer divertida y atormentada que todos conocemos y que ahora veremos en su historia narrada. Muy recomendable en su lectura para que, sin salir de la realidad que nos inunda, disfrutemos al evadirnos en páginas de emotiva literatura.

Antonio Ramirez Velez

Indígena melillense con varias decenas de años a mis espaldas. Periodista de profesión y dedicación institucional desde hace muchos años en lla Ciudad Autónoma de Melilla, anterior Ayuntamiento, con una paso también en la Administración del Estado, Delegación del Gobierno. Responsable en diversas legislaturas de gabinetes de prensa y relaciones institucionales, comencé a entender, hace tiempo ya, que el poder es un mar de ambiciones y conjuras permanentes y por ello la verdad, cuando sobrevive, vale su precio en oro. Mi paso por medios de comunicación, tanto públicos, como privados, me enseñó de la gran asignatura pendiente que tienen, aún, generaciones de periodistas sobre la consideración de su profesión y la dignificación de la misma.

Lector aplicado, que intento ser, concibo a los libros como uno de los últimos reductos de la libertad de pensamiento, generadores de opinión y salvaguarda, por ello, de la voluntad. Lo único que no nos puede ser arrebatado (Víktor Frankl).

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: