Escrivá el cruel. Por Francisco Gómez Valencia

La opinión de Francisco Gómez Valencia. Ilustración de Tano
La opinión de Francisco Gómez Valencia. Ilustración de Tano

«Dicen en el El País que los que somos del «baby boom» o curramos más años o cobraremos menos pensión»

Por cierto dicen en el El País que los que somos del «baby boom» o curramos más años o cobraremos menos pensión. Y lo delimitan para los nacidos entre los años 1955 y 1977. Mientras, el resto de la prensa dice que entre 1950 y 1970, así que para los del 54 para abajo y los de 71 para arriba, de verdad te lo digo que debe ser un sin vivir hasta que lo aclare Vicente Vallés…
También que sepan de paso que esto viene al caso porque han reformado el sistema de pensiones así como de tapadillo, dicen ellos que haciendo caso a la UE. Desde luego es un recorte sin anestesia -aunque digan que lo notaremos de forma moderada-. Sin duda se aprovechan de que como somos las generaciones de «chupi-papis flojos», aquí no se queja ni «el Tato». En fin que ya se han cargado otra cosa del PP. 

Por cierto, otra gran foto para el álbum del Presidente y también histórica, como casi todas en las que sale su magnánima persona.

Otro que echó el día es el de Consumo ¡Que cifras del Paro ni Paro! Lo que lo peta es su twitt mensual titulado «Comer sano, barato y sostenible», del insostenible, caro y tóxico Ministro comunista Alberto Garzón, que dice: «que en Julio comáis gazpacho ensaladilla rusa, calabaza, calabacín, remolacha, rábanos, apio y acelgas» ¿Cómo…, que no te gustan las acelgas? Te las comes, que lo ha dicho el Ministro.

También dice: «que coman frutas de hueso o con pepitas como sandía, melón o higos. Y especialmente también dice que coman muchos plátanos. No me lo digan, ya se que están muy caros pero es igual, los pagan que son muy buenos para no tener calambres…

A la que no parecen darle calambres en la lengua es a la de Cabra, Carmen Calvo, Presidenta del Gobierno en funciones para momentos como cuando Sánchez pasea con Biden. 
Van y la preguntan en RNE por la posibilidad de un referéndum consultivo al amparo de lo dicho en el artículo 92 de la Constitución.
«Artículo 92. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados«.
Y contesta la lumbreras que se hará lo que se tenga que hacer, pero solo dentro del marco constitucional. Y digo yo… constitucional lo que se dice constitucional no parece si es para independizarse – ya saben por lo de los 3/5 necesarios en la cámara- pero, y si se acepta votar un nuevo estatuto o reformarlo- ¿Qué es lo que podría pasar?
Está claro que será necesario que el Congreso lo apruebe porque es una Ley Orgánica pero dado el caso al no ser una consulta ilegal de autodeterminación -sino una consulta para su estricto marco territorial por ser su estatuto- igual sí. Ahora bien; como lo interpreten los indepes es otra cosa.
Pues me cuentan diferentes juristas que por ahí parece que pudieran ir los tiros según los más pesimistas. Los pobres se rebanan los sesos sin ponerse de acuerdo, claro porque también los hay optimistas y creen que no pasará nada estos dos años ¿Hay cangelo? No deberíamos, seamos optimistas.

▪️El nombre del día:

José Bono.

#PepeBonoPélameElCaqui

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario