Leyes Startups, creación de empresas y reforma concursal. Por Federico Bisquert Lafuente

Leyes Startups, creación de empresas y reforma concursal
Leyes Startups, creación de empresas y reforma concursal

«Nadia Calviño, este mismo jueves anuncia a bombo y platillo que para este mismo mes de julio sacará a audiencia pública los anteproyectos de ley de Startups, para el crecimiento empresarial»

El Gobierno insiste en trasladar a la opinión pública que la recuperación está “en marcha” y se intensificará con la llegada de los Fondos Europeos y mediante las reformas e inversiones recogidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, aunque la crisis sigue golpeando con fuerza en el sector de servicios, hostelería, autónomos y al pequeño comercio en términos generales.

Lvicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, este mismo jueves anuncia a bombo y platillo que para este mismo mes de julio sacará a audiencia pública los anteproyectos de ley de “Startups”, para la creación y el crecimiento empresarial, así como la esperada reforma concursal, tres piezas muy importantes» para el Plan de Recuperación que, según ha afirmado, “contribuirán a mejorar la demografía empresarial y el clima de negocios”.

Calviño insiste en que estos tres anteproyectos de ley son «tremendamente importantes» porque cubren todo el ciclo de vida de las empresas y cuyo objetivo es aumentar el tamaño de las empresas, y que sean «más productivas, más competitivas y sólidas de cara al futuro”.

Según avanza Calviño, se han hecho varias consultas públicas de estos textos, y se continúa trabajando en los mismos con el objetivo de poder sacarlo a audiencia pública antes de finales de este mismo mes y avanzar con la “agenda de reformas”.

Calviño mantiene que la economía española ha entrado ya en una nueva fase, con la recuperación «en marcha» y cerrando «poco a poco» la brecha que abrió la pandemia y para evitar que esto no quede en un «mero rebote» y se produzca un crecimiento sostenido en el tiempo, la vicepresidenta insta a que aprovechemos la gran oportunidad que supone para España el Plan de Recuperación y Resiliencia, ya que con el Plan de Recuperación y Resiliencia cubriremos el déficit inversor español.

La vicepresidenta Calviño ha destacado que España cuenta con una «buena base» para la recuperación en función de todas las medidas que se han puesto en marcha para proteger a familias y empresas durante la crisis del Covid-19, afirmando que todos los organismos nacionales e internacionales sitúan a España como uno de los países donde más crecerá el PIB en 2021 y 2022, tanto dentro de la UE como a nivel mundial.

Todo ello lo ha avanzado la vicepresidenta durante su intervención en la clausura del “Acto inaugural de Generación de Oportunidades” organizado por Europa Press y McKinsey y que se ha celebrado en el auditorio “El Beatriz Madrid”.

¿Y qué es una startup o empresa emergente? Startup es una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s), con un modelo de negocio escalable el cual le permite un crecimiento  rápido y sostenido en el tiempo, este fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

La dispersa normativa legal vigente en materia de emprendimiento se ha visto superada con creces por la realidad del ecosistema innovador español, los distintos colectivos de expertos reclaman con urgencia una Ley para las Startups que ponga fin a su déficit o nula financiación. Lo cierto es que en el ejercicio 2019 este tipo de empresas lograron los 1.203 millones de euros, cifra que cayó vertiginosamente durante la crisis pandémica a 525 millones de euros, situando a España en el décimo puesto del ranking de mayor financiación.

Y es que los emprendedores se enfrentan a múltiples trabas legales y administrativas para poder poner en marcha este tipo de negocios, pues constituir una sociedad a fecha de hoy en España conlleva un coste económico y un tiempo innecesario ya que hay que pasar por el registro mercantil, notario y entidad financiera y que este periodo de tiempo supera los 21 días mínimo y además se exige la absurda liquidación a Hacienda por el Impuesto de Actos Jurídicos  Documentados y cuya cuota de liquidación es “0” euros. Y para más inri tenemos países como Georgia donde ese trámite para creación de empresas es solo cuestión de horas. Aquí en España existe un clamor generalizado entre startups y emprendedores para la aprobación de nuevas normativas que reduzcan la burocracia y en ello parece ser que estamos según la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño.

Federico Bisquert es economista y colaborador de La Paseata
Federico Bisquert es economista y colaborador de La Paseata

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ya hace dos años que sometió a consulta pública previa, la elaboración del texto del anteproyecto de ley de fomento del ecosistema de startups con el objetivo de impulsar este modo de emprendimiento y ha sido este pasado febrero cuando el Ejecutivo rescata del olvido este anteproyecto de ley de fomento del ecosistema de startups Pedro Sánchez asume el reto de la Estrategia España Nación Emprendedora con un paquete de 50 medidas clave para la recuperación económico-social, indicando “que en las próximas semanas el Consejo de Ministros abordaría esta demanda historica: la aprobación de la Ley de Startups

En sí mismo se trata de una ley que va a reconocer lo específico de las empresas emergentes con potencial de crecimiento y generación de empleo, riqueza e innovación y anuncia Sánchez que esta Ley “facilitará la tramitación administrativa, ayudará a retener y atraer el talento necesario, impulsará el acercamiento entre la formación profesional, la universidad y las empresas emergentes, e incluirá ventajas fiscales e incentivos de inversión”.

En resumen que esta futura Ley debe eliminar las trabas burocráticas aprovechando la tecnología disponible para simplificar trámites, ya que España se encuentra en el ranking mundial en el puesto 136 en cuanto a facilitar el inicio de negocio según el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional, así como flexibilizar determinadas figuras mercantiles como la autocartera o la responsabilidad concursal, el apoyo fiscal y en inversiones es también fundamental contemplando exenciones de tal modo que se estimule a los emprendedores para que no emigren a países como Irlanda o Islandia. Las normas actuales que regulan la actividad de, los startups, están obsoletas y están superadas por la realidad del ecosistema innovador español, además de que son leyes sujetas a una diversidad mercantil y tributaria, un popurrí normativo que no tiene en cuenta las particularidades de este nuevo tipo de negocios.

LRegulación Actual viene desarrollada en las siguientes leyes ya obsoletas:

Ley 11/2013, De medidas de apoyo al emprendedor y estimulo de crecimiento y creación de empleo.

Ley 14/2013,  De apoyo a los emprendedores y su internacionalización. Simplifica y reduce procedimientos para crear una sociedad limitada,

Ley 5/2015, De fomento de la financiación empresarial. Establece por primera vez un régimen jurídico para la financiación participativa o crowdfunding

Ley 25/2015, De mecanismo de segunda oportunidad. Que permite a los emprendedores que tras un fracaso empresarial no arrastren indefinidamente esas deudas que pudieron generar.

En fin, esperemos que todo esto por parte del Ejecutivo se vaya conformando, ordenando y adaptando a la situación actual…

 

Federico Bisquert

Federico Bisquert

Soy Economista Forense, intervengo en temas (periciales) digamos de flagrante actualidad (corrupción, financiación irregular, estafas, etc…) también en el ámbito de la Administración Concursal, la consultoría tributaria y la docencia.

Deja un comentario