Sánchez el orate no ha podido tener un respiro: España no ganó. Por Rodolfo Arévalo

Sánchez el orate no ha podido tener un respiro con la selección.
Sánchez el orate no ha podido tener un respiro con la selección.

“Mira tu que pena, Sánchez no ha podido tener un respiro, tan agobiado está, o debería estarlo, aunque como todos sabemos tenga cara de escayola y mente de orate”

Mira tu que pena, Sánchez no ha podido tener un respiro, tan agobiado está, o debería estarlo, aunque como todos sabemos tenga cara de escayola y mente de orate. La selección Española no gano la copa y eso sí que es un delito de lesa Hispanidad. No como lo de derribar estatuas de Colón o cosas por el estilo. Ya en tiempos del desenterrado y trasladado dictador, este asunto era alta política de estado, perder o ganar una liga ¡de futbol!. ¡Por Tutatis perder no!

El opio del pueblo donde lo haya, no es alternativa, cómo iba a abrir el NO-DO, era afrenta imperdonable, una bofetada en todos los bebes, como dice el chiste del indio gorrón. Desde luego mucho menos gorrón que el actual gobernante, y no digo ningún partido, porque el PSOE, como partido no pincha, ni corta ningún trozo de esta mierda que tenemos sentada en la bancada de ministros de nuestro cada día más hemicirco. Ha pasado de ser un lugar con tres o cuatro pistas circenses a tener solo dos, una que tira hacia el mercado y sociedad libres y otra que tira a cadenas, al trágala y a la rotura de España, en mini territorios de chichi y nabo. Paisillos pasto de los negociantes millonarios, que poco a poco van dominando todo a sus pies, y digo pies porque nos observan desde las alturas de sus paraísos mientras el retos de bobos, nos comemos los mocos diarios de cada día.

Imagino que la derrota de la selección española de futbol habrá llenado de gozo a algunos impresentables sediciosos y amigos de estos. Pero no, no teman, no me voy a ir por peteneras futbolísticas y gilipolleces por el estilo, tan buen argumento para desviar la atención de lo importante de verdad, porque me gustaría pensar que España es más que once tíos en calzoncillos dándole patadas al balón, que en la actualidad incluso gusta a las mujeres en edad de merecer, ¡están desatadas tu!, que escándalo… ¡Es un escandalo!

Eso es ir provocando, cuidado con Irene… Pero claro de algo tiene que valer el “solo el sí es sí”. Que me parece muy bien “troncos”, pero a este asunto no hay que darle más importancia que la que tiene, porque desde el inicio de la historia e incluso de la evolución, diría yo, el macho está diseñado para tomar la iniciativa y la hembra está diseñada, para mostrarse receptiva o no. Si el macho es bobo como yo, casi nunca mostrará sus deseos, salvo que fuera un poderoso alfa, pues ante ellos las defensas femeninas, incluidas prendas de tela mínimas que resguardan su más preciado regalo, caen como moscas en la miel, en la miel da que no en la “regalá”.

El alfa humano no tiene porque ser musculoso y fuerte, puede ser cabrón, adinerado o matón, cualquiera de estas “dotes” vale para “pillar” a las hembras “prejuiciosas”, que opinan que el macho por el mero hecho de serlo es culpable de algo, un violador in pectore. En parte es así, debe de ser así, porque si no, todavía estaríamos ejerciendo de ameba en cualquier charca de la playa. Y probablemente nos reproduciríamos por partición del núcleo.

La biología tiene sus reglas y la evolución también, que podrán gustar más o menos a todos, todas y todes. El resultado de su género solo estará determinado por sus genes y nada se puede hacer con la voluntad, ni con el ejercicio de la voluntad y el deseo para cambiarlo. Solo disciplina, disciplina y disciplina, incluso disciplina mental, algo, que por desgracia en las sociedades contemporáneas se ha ido perdiendo. Es fruto de la laxitud de sus individuos integrantes, no de todos pero sí de una gran mayoría que está acostumbrada a seguir las consignas lava cerebros. A no hacer el esfuerzo de pensar por sí misma.

La actual administración de justicia en España es lenta, inmensamente aburrida y farragosa y por este motivo, no solo ya casi nadie la valora y cree en ella, sino que además la valora bajo mínimos. Es más, creo que la justicia ya no actúa como debe, incluso muchas veces se deja guiar por la calle, por la prensa, por el pulso social y eso es algo que debería estar severamente castigado, porque como se dice la ley es dura, pero es la ley.

No puede ser que individuos que roban, dan palizas e incluso matan están como máximo de seis a doce años en prisión. Evidentemente no vamos a arruinar la vida de una persona por un delito que puede haberse cometido por un calentón, pero esta persona debería saber, tanto él como los que puedan intentar repetirlo, que eso se paga y se paga con consecuencias.

El primer delito puede conllevar una pena leve, para tratar de conseguir ese deseado deber social de rehabilitar al delincuente, el segundo debería ser más difícil de tragar por un Tribunal y debería conllevar un mayor castigo, por supuesto el tercero debe de hacer caer todo el peso de la ley sobre el transgresor. Salvo que como en el caso de Samuel una auténtica manada de orates se haya soltado el pelo de la selva para machacarlo, hasta la muerte como simples chimpancés cabreados, que hasta despellejan a la victima de su ira. Eatos deben de pagar con la máxima pena una vez determinadas las responsabilidades de cada uno.

Al principio de la democracia había una canción, que se hizo para calmar los ánimos de facciones encontradas y que tenían que superar los odios de una guerra civil. Se inventaron la canción Libertad sin Ira, cuya letra en un momento dado argumentaba, “guárdate tu miedo y tu ira”. Desafortunadamente individuos como Zapatero, Pablo Iglesias, Echenique, Monedero, Pedro Sánchez y otros han decidido que eso era demasiado retrógrado y fascista como para ser tenido en cuenta y que lo que debe primar en la sociedad española es la venganza, el odio, no se sabe sobre quienes, porque los que vivieron guerra, postguerra y Franquismo, con mando en plaza tienen ya todos más de setenta y tantos años y está cobrando las míseras pensiones que el gobierno nos saca de las tripas de los impuestos extemporáneos, con que nos amenaza día sí y día también.

¿Es que no pueden estarse quietecitos, con sus gilitontadas? Alguien, que desde luego no soy yo, porque no tengo experiencia de odio, debería recordarles que las armas las carga el diablo en los momentos más imprevistos, y que vaciarlas, de su capacidad mortal solo tiene dos formas de hacerse, o quitando el cargador y la bala que pueda quedar en la recámara o haciendo que los fusiles se transformen educación, inteligencia y cultura. ¡Por Dios, no nombre usted la soga en casa del ahorcado!, me dice mi vecino del tercero cuando nos hemos cruzado paseando al perro, y más cuando el ahorcado cada vez respira peor y jadea hacia la muerte…

Mira tu que pena, Sánchez no ha podido tener un respiro, tan agobiado está, o debería estarlo, España no ganó… y aunque como todos sabemos tiene cara de escayola y mente de orate, nada impedirá que la soga le acabe cortando la respiración, solo es cuestión de tiempo. Se lo podría ahorrar si fuera inteligente, pero no lo es, solo es listillo.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: