El tío de Iceta jugó en el Athletic. La opinión de Francisco Gómez Valencia

El tío de Iceta jugó en el Atlétic. La opinión de Francisco Gómez Valencia. lustración de Tano
El tío de Iceta jugó en el Atlétic. La opinión de Francisco Gómez Valencia. lustración de Tano

«Iceta es es síntoma de que España o es tierra de oportunidades o el trabajo de Ministro mediocre está muy sobrevalorado y bastante bien remunerado»

Vaya finde…, todo el día con el personal enseñando paellas y chuletones por las redes sociales. De verdad que igual sería bueno plantearse eso de ser vegano aunque sea solo a ratos. Yo de primero y excediéndome en la dosis recomendable llegado el calor, me inclino por el gazpacho que me sale muy rico. Qué «jartá» con el tema de las comiditas, la gente no tiene fondo con algunas cosas…
Del mismo modo también ha sido un «finde» raro. Muy futbolero pero sin que nos importe un carajo -ustedes me entienden-  por las finales de fútbol con las copas de América y Europa. Para ver la final entre Argentina y Brasil hubo dos opciones en la madrugada del sábado al domingo -de 02:00 a 04:00 am-. O a través de un canal de un «influencer» llamado Ibai -mediante su cuenta por Twitch-, o tragándonos la retransmisión en la TV3 con un par.
Creo que nunca escuché hablar tanto en catalán -«mare de Déu que fart quedi»-. Es más, creo que después soñé en catalán que Messi ganó su primer título sin ser del Barcelona con su selección. Y el hombrecillo lo celebraba cantando y gritando en español tan desgarbado como siempre. En el sueño/pesadilla yo me repetía a mi mismo una y otra vez… ¿Pero cómo es posible que celebre en español, será porque por fin es libre? No sé cómo interpretarlo…
También ha estado el personal muy cansino a nivel informativo por lo de los cambios en el Gobierno. Pero he visto que no han metido mucha caña a los nuevos seguramente -en modo de espera- hasta que Eduardo Inda saque las mierdas de cada uno. De hecho hasta el martes no asistirán a su primer Consejo y se harán la primera foto de recuerdo, así que de momento salvo la nueva portavoz después del mismo y obligada por su cargo, el resto supongo que estarán de tapadillo esperando que se publique su correspondiente escándalo a modo de bautizo para desmentirlo después en la SER, en RNE y La Sexta.
Desde el PP he visto que como no hay mucho que decir salvo que el cabecilla de la trama criminal continua de jefe, pues lo critican porque dicen que no tiene corazón -menuda novedad- . Y lo aseguran los mismos que sufren de amnesia repentina cada vez que llaman a algún compañero a declarar por sus correspondientes marrones, y se olvidan para siempre de él si pasa a ser imputado.
Curiosa manera de actuar contra el Presidente «resiliente» tratando de explicar lo malo «malísimo» que es con su propia gente. Y apañados vamos si así pretenden desgastarlo mínimamente un poquito de esta manera. Esperaremos al diagnóstico certero de la gran Isabel.
Respecto a los que han sido purgados, pues ha habido cierto cachondeo por las redes, pero tampoco crean que tanto como era de esperar. Sin duda es señal de que han calado hondo y han hecho tanto daño que nos han dejado huella en el subconsciente. Los recuerdos más cercanos nos muestran nuestra propia sensación de impotencia y ridículo a posteriori, por ejemplo mientras les hacían caso -con el PP apoyando todas las prórrogas del Estado de Alarma menos la última, aplaudiendo desde las terrazas-. Bueno, yo era más de darle al cazo, pero me consta que la mayoría no y debo respetar como cada uno vivimos el miedo.
Después de haber comprobado como en los menos de dos años que han estado, se nos han meado encima sin inmutarse, ahora solo nos queda confiar en que otros derogarán toda la basura legislada. De lo contrario habrá que exigirlo radicalmente. Desde luego es para que hasta entonces, reflexionemos y nos lo hagamos mirar.
Para terminar, citaba en el título de «La opinión» de hoy, a Miquel Iceta. Seguramente la gente es muy cruel y se mete con él por su aspecto grotesco y su condición amable. Hoy le dedicaré la reseña especial ya que llegar a Ministro de Cultura habiendo logrado ser tan solo Bachiller, y llegar también a ser Ministro de Deportes siendo de una redondez casi perfecta, es síntoma de que España o es tierra de oportunidades o el trabajo de Ministro mediocre está muy sobrevalorado y bastante bien remunerado.
Como dice el irritante Fernando Onega: abro debate… ¿Qué piensan?
▪️El nombre del día.
Miquel Iceta.

#Icetazo

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario