Con este gobierno se te quitan las ganas de actuar como ciudadano ejemplar. Por Rodolfo Arévalo

Con este gobierno se te quitan las ganas de actuar como ciudadano ejemplar

“La verdad con este gobierno tan eficaz, se te quitan las ganas de actuar como ciudadano ejemplar, dado que da exactamente igual”

Hoy quiero hablar de la insoportable variación de propósitos en la sociedad española según cambian los gobiernos, que no debiera ser así, dado que España debería tener como meta la prosperidad, tanto hoy como hace veinte años, y no, no es así, parece la Donna que “e mobile cual piuma al vento”.

Hace ya quince años me enviaron a casa a descansar a la tierna edad de cincuenta y dos años, por no se qué problema de financiación de la TVE. Hoy en día se está viendo la posibilidad de que la gente se pueda jubilar a los setenta años. ¡Anda que no me hubiera gustado a mí que esto hubiera sido así hace doce años! Yo me tuve que ir, no obligatoriamente, pero si coaccionado, entre otros por los sindicatos, que vendían que, la continuidad trabajando hasta los sesenta y cinco sería como un infierno que te haría la empresa en la Tierra, para que te arrepintieses de no haberte acogido al “dolce far niente”, que por supuesto, a ellos, les dejada un tanto por ciento de cada prejubilado conseguido.

Y es que en España a cara dura no nos gana nadie. Entre estos, y los tocapelotas, hay tipos distintos de lo más variados de aire e intensidades, no hay quién nos libre. Pregunta ¿tienen algunos Españoles mala leche natural, al igual que cuento de los africanos en El Bosque de Euxido, y en cuanto les pones una gorra de cualquier tipo, aunque sea virtual se les suben las gónadas al caletre? Podría ser, nada indica que esto fuera algo en sentido contrario. Los tocapelotas de las herencias, que pululan por la hacienda de las distintas administraciones, ¡y son tres, por Dios! Él, Dios nos libre de heredar nada, porque el papeleo, mamoneo y demás “neos” es interminable ¡ni que estuviéramos en Matrix!, aunque vete tu a saber.

Vamos que para pagar notarías y abogados te faltan varios trabajos extras más que el que tengas. Los tentáculos administrativos parecen los de un pulpo extra terrestre con cien tentáculos. Aunque es de hacer notar que en la actualidad, casi para cualquier cosa, como es simplemente salir a la calle, hace falta abrirse camino a base de soltar la “guita” según abandonas el portal de tu casa. ¿No tienes nómina “piltrafilla”, pues cómo se te ocurre intentar alquilar una casa? ¿No tienes nómina, pues como quieres pagar algo a plazos ¡so delincuente!, que eres un puto delincuente?…

O eso o te haces la tarjeta de LeroyalcampelcorteFrancés o cualquier otra, sino “nasti de lienzo”. Parece ser que en España en la actualidad, tener dinero, es fundamental para hacer cualquier idiotez, bueno, como en todas partes sí, pero aquí somos más mirados y más vehementes. Te pasa como en EEUU hay una cola para pagar con Visa o y otra para pagar en cash, y si pagas en moneda o sea cash te miran mal, vamos como si fueras una mierda “pinchá” en un palo. ¡Pues habrase visto semejante ser reptante y paganini gusanil!

Pero es más, quizás sea más importante aparentar tenerlo, sino es así estas mal visto. Tanto aparentas tanto vales. ¿Será por eso por lo que hay tanto chuleta que coge, hace y abandona las glorietas como le sale del culo, sin respetar las normas? Yo sí creo que, será, pues menudos somos los Españoles o por lo menos muchos Españoles. ¡El intermitente se lo pones a tu abuela, que delante de mi no pasas imbécil! Pero hay más y también hay imbéciles pecuniarios.

El dinero en mayor o menor cantidad se tiene o porque te lo has ganado, a lo largo de tras treinta o treinta y seis años de trabajo o porque te ha tocado la lotería. Perdón, algunos lo han ganado a espuertas o porque son muy inteligentes, o porque son los mayores ladrones del reino de los chuletas, aunque déjenme que me consuele que alguno, como Amancio Ortega habrá que lo haya ganado dejándose las pestañas en el “curro”, pero son los menos. También lo tienen, dinero, muchos políticos venidos a más, tras pasar por la función parlamentaria o senatorial y parece que así debe ser, porque o eres el puto dibujo de tío gordo con saco de dinero y puro, chistera y traje, típico de dibujo de tira cómica o eres un gran empresario, o un gran asalariado al que esos políticos pueden brear a impuestos o no puedes ser ni “riquillo” aficionado con una mierdecilla de capital, ¡acabáramos!, porque eso hacienda no te lo consiente, ¡Gilipollas!, ¡haber robado a lo grande!, ¡como han hecho muchos personajes de la política en España!, si no es así vete a cagar, te irá mejor.

Robar legalmente, es lo mejor, siempre que sea de manera hortera. Lo sé por que me lo han contado amigos de mi padre, también diplomáticos, que la practica de traerse, de los distintos destinos, vehículos de alta gama recién comprados, antes del traslado, y pasarlos como ajuar y luego poder venderlos aquí es o era una practica habitual. En cierto modo es una manera de resarcir al funcionario que no ha tenido una embajada en París, Londres, o cualquier ciudad importante en el mundo. El que ha tenido puestos en embajadas sacrificadas de África, Asía o Hispanoamérica, que suelen ser funcionarios de profesión, diplomáticos profesionales, vamos lo que se dice “de carrera” y no gente de alcurnia, como marqueses y duques o hijos de otros diplomáticos, o valorados políticos de cara dura, que pasaron por embajadas de lujo y fantasía, los que no son de este grupo no suele hacerse de oro.

Hay mucha gente que no se caracteriza por la avaricia, como creen muchos de los ladrones que nos gobiernan, gobernaron o gobernarán, hay gente incluso diplomáticos que trabajan para poner pan en la mesa de sus hijos, que aunque parezca de ciencia ficción, en este país de mentirosos envidiosos y aprovechados, los hay. Antes del año 86, mi padre compró bastante marfil, estando en África. La idea era, dejárselo a mi madre con la posibilidad de venderlo en caso de que le hiciera falta dinero para su vejez. Hace ya, me parece unos cuatro años, pagué al Cites por cada uno, de lo que ellos consideran lotes, ¿de comercio?, sesenta euros, yo solo consideraba aquello adornos, obras de arte y cosas, que han estado en casa desde que vivía en la calle Ayala de Madrid, en el año 75 al 80. Pues es el caso que, ante la tardanza y obcecación de dicha administración y ministerio correspondiente, el de la Ministra que todos sabemos, Reyes Maroto, todavía no han dado una resolución. Para ese viaje no hacían falta alforjas.

Mi madre murió en Febrero de este año a la edad de noventa y tres años. Bueno no pasa nada, yo la ayudé en sus últimos años, pero no deja de ser totalmente irresponsable e ineficaz la gestión de ese Ministerio de Comercio, que tres años después de tener la documentación, no haya resuelto a favor, como debe ser, o en contra; vamos que hemos pinchado en “sebo”. Solo decirle a Reyes Maroto que muchas gracias por su gestión ¿social? del Ministerio, muchas gracias por considerar al personal culpable de fraude de antemano, máxime cuando la regularización la hemos buscado, en mi familia motu proprio, muchas gracias también por su sectarismo, el de considerar que uno es rico por tener cuatro mierdas de marfil, que a día de hoy no superaría en el mercado los cincuenta mil euros, eso antes de pagar los impuestos por vender.

La verdad con este gobierno tan eficaz, se te quitan las ganas de actuar como ciudadano ejemplar, dado que da exactamente igual. He demandado al Ministerio por la tardanza y tal vez por su mala fe. Estamos en juicio. No me importa ya cuando se dicte la resolución, porque en todo caso la utilidad económica que tendría ese material, ya carece de valor para mi. No pienso venderlo, solo son recuerdos de mi vida y de mis padres. A estas alturas lo único que deseo es mandar a la Ministra Reyes Maroto y a sus funcionarios a tomar viento y a contar nubes como su amado “Zapatiesta”, lástima que no lo vayan a tomar, el viento, frente a la urna que contiene las cenizas de mi madre y su fantasma pudiera darles unas buenas bofetadas. Donde desde luego les pienso mandar yo en las próximas elecciones es a esparragar y a hacer el hijo puta fuera del gobierno. Gracias por todo de parte de Amelia González Casado, fallecidas el 19 de Febrero del 2021. !Ah¡ y que os den. Es prodigioso que la administración, por el temor a meter la pata, por parte de los funcionarios y Ministerios, no quieran asumir sus responsabilidades, lo pase todo por los juzgados, para descargar la responsabilidad, me recuerda a la jefa de personal que teníamos en TVE, que todo tipo de decisión económica la ponía en manos de los tribunales…

Así no hay justicia que aguante la cantidad de demandas por bobadas. Pero tras este escrito, me tranquilizo, ¿no estamos en la España de los mentirosos, vagos, envidiosos y ahora maleantes? Pues eso, todo normal. No tenemos más que volvernos a mirar la educación de los niñatos del botellón que la montan por una gilipollez. Conmigo podrían haber dado en Siria y les ponía a combatir ultra Islámicos, por lo menos por allí no les iban a permitir beber hasta el vómito. Por todo esto es por lo que hoy he querido hablar de la insoportable variación de propósitos en sociedad según cambian los gobiernos, que no debiera ser así, dado que España debería tener como meta la prosperidad, tanto hoy como hace veinte años, y no, no es así, parece la Donna que “e mobile cual piuma al vento”.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: