Sobre los menores extranjeros no acompañados (MENAS) y demás cosas de inmigración y extranjería. Por María del Mar Codeseira

PSOE y Podemos regularizan a 15.000 MENAS.

“Con la reforma del Real Decreto y los permisos de trabajo para los MENAS competirán en igualdad con nuestros jóvenes nacionales”

El 19 de octubre , o sea anteayer mismo, el Ministro Escrivá logró que sus colegas de Gabinete apoyaran un Real Decreto (y con ese hacen el 903) de este año para regularizar a 15.000 menores extranjeros y jóvenes que han estado tutelados por instituciones estatales o autonómicas. De ese número no se dice cuántos cuantos están en centros de acogida, cuántos no documentados ni siquiera reconocidos por sus embajadas y en muchos casos sabemos que otros muchos formando parte de hordas de delincuencia movidos por bandas de distinto pelaje, entrando y saliendo de las comisarías: En el mejor de los casos sí son mayores de edad, con la orden de expulsión bajo el brazo (nunca cumplida), o con condenas pendientes en muchos. Esa estadística no nos la facilitan.

De lo que sí va acompañado el Real Decreto es de una buena cantidad de fondos llegados de Europa, que se destinarán a ello principalmente para proyectos pilotos y microempresas de emprendedores en Navarra, Extremadura, Comunidad Valenciana y País Vasco. Curioso pero son mayoría de comunidades del color del Gobierno. Bien para los que gestionan los fondos y hacen los cursos de formación: aseguran su subsistencia. No obstante, lo que hace falta es empresarios que den trabajo, y a ellos ninguna inteligencia económica gubernamental o fondos por ahora parecen ayudarles mucho.

Se dice en el prólogo del Real Decreto que se trata de ponerse a la altura de la normativa de la Unión Europea en esta problemática y que esta población que está entre 16 y 17 puedan obtener permiso de trabajo y residencia. Afecta también los que hayan superado los 18 después de estar en centros de acogida, tanto a los que estaban ya en proceso de pedir sus papeles como los que lo hagan a partir de ahora.

El propósito del Gobierno es facilitar y agilizar los trámites y de 9 meses se reduce a 3. Los permisos de trabajo serán polivalentes, también lo serán de residencia con validez no de uno sino de dos, con el objetivo de llegar a la mayoría de edad con residencia legal. Y ya renovada sería por 3 años. Los 9 meses de espera la norma anterior estaban previstos por si pudiera el menor ser repatriado como la mejor medida posible, en una idea ilusoria porque cualquier familia de cualquier sociedad que deja salir (por no decir abandonar) a un menor del entorno en que ha nacido, poco o nada quiere hacer por él/ella. Solo dejar que la suerte y otros decidan su destino.

Hasta ahora el límite para dar los permisos de trabajo era que el mercado nacional no tuviera saturación en cada sector. Con la reforma, esto no se va a aplicar a los MENAS, compitiendo en igualdad con nuestros jóvenes nacionales. Veo algo positivo y algo negativo: nuevos cotizantes siempre que haya trabajo, negativo para los jóvenes españoles que quieren una oportunidad, y sobre todos el efecto más temido; La falsa atracción de que aquí en España todo es fácil, más avalancha, más bolsa de desarraigo, paro y delincuencia.

Hacía falta algún acento y guiño a la política migratoria y esta batallita la ha “ganado” Escrivá frente a Marlaska, ministro pusilánime donde los haya. Ambos, en vez de ponerse a trabajar codo a codo y haciendo un análisis serio o como debe ser Migración y Extranjería pues, cada uno a lo suyo y así nos va. Los flujos migratorios han estado durante la historia ligados a la necesidad de importar o exportar mano de obra. Las normas de extranjería corrigen la entrada ilegal de inmigrantes haciendo un filtro en frontera o poniendo condiciones de tiempo y modo de estancia. Si no hay política de contención, si falla el de control de las fronteras y la expulsión automática no se contempla, los números no salen. Sé que impedir la entrada no va con muchas mentes pero la llegada que tenemos de pateras a las costas españolas no es inocente. ¿Es lícito ayudar a emigrar, vender una ilusión como una mercancía? Eso ya es otro tema.

El Gobierno dará permisos de trabajo a mas de 15.000 MENAS.

“Hemos generado una policía específica, centros de internamiento, juzgados y muchísimo funcionariado para una falacia”

Siguiendo con las facilidades a los menores extranjeros; por si tenemos poco con la economía maltrecha, estos MENAS podrán seguir pidiendo su residencia mientras acrediten medios de vida. Suficiente es que estén subsidiados, ayudados o con el ingreso mínimo vital en orden. Y si tienen algún antecedente penal pues se verá cada caso. Así de flexible es este Real Decreto.

Y su origen, nacionalidad, filiación si no la pueden demostrar, da igual. O son asilados y no pueden pedir nada a su país en conflicto, para eso está la oficina al refugiado o el organismo que los tuvo en tutela. El caso es que aquí da igual quien te dé una identidad.

Pues a hacer una norma bonita, y con el dinero de Europa y de los españoles para poner a estos chicos un hogar, una educación y un empleo. Digo yo que no será tan difícil una política tanto de Exterior, como de Interior eficaz, de altura con un objetivo claro: endurecer la entrada irregular para contener y absorber la mano de obra irregular por algún tiempo, el suficiente para recomponernos; todos queremos que esto vaya bien. Hay que ver los dos lados de la moneda. Pues no; se hace para adentro porque es lo que vende, lo que da brillo, lo que en las locales dará votantes.

Creo que todos entendemos la búsqueda de una vida mejor. Yo he comprobado que muchos extranjeros a los que he asistido, viendo lo que ven al llegar aquí, se dan cuenta de la trampa en la que han caído: Imposibilidad de mejorar e imposibilidad de volver a su país y desarraigo. Hemos generado una policía específica, centros de internamiento, juzgados y muchísimo funcionariado para una falacia. Ahora lo seguimos manteniendo y además toca creer en la ilusión de que habrá un mercado de trabajo para los menores extranjeros presentes y futuros Y si no lo tenemos da igual… mientras las ayudas lleguen, parafraseando la ideología ilustrada “todo para los menores extranjeros pero sin los españoles”.

Maria del Mar Codeseira Campazas

Máster en Dirección de Personal y Desarrollo de Equipos por la Universidad de Valladolid y Master en Derecho de Empresa en Confederación Española de Asociaciones Empresariales por la Escuela de Práctica Jurídica UNED, he realizado además diversos cursos de especialización en materias jurídicas en instituciones como el Colegio de Abogados de Madrid o Consejo General de la Abogacía. Me inicié profesionalmente en el Servicio de Orientación Jurídica para el Colegio de Abogados de Madrid, prestando servicios en Juzgados de Plaza de Castilla y Juntas Municipales de distrito. He participado además en la redacción de artículos legales para la revista jurídica Usus Iuris y premios Secciones del Colegio de Abogados de Madrid y ejerzo de Abogada desde 1993, principalmente en materia civil y socio-laboral para autónomos y pymes. Adscrita a Turno de Oficio social, civil y penal.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: