Las consignas de ¿Género? y las instrucciones para la violación. Por Rodolfo Arévalo

Las consignas de ¿Género? y las instrucciones para la violación.

«Después de haber oído bastante sobre las famosas consignas de ¿Género?, les doy una serie de instrucciones para ser un violador aceptado»

Después de haber oído bastante sobre, las famosas consignas de ¿Género?, voy a dar una serie de instrucciones, que se me ocurren a mí, para ser un violador aceptado, incluso jaleado y hasta aplaudido y no un puto machista, como son algunos que yo me sé. Yo no soy, ni he sido, ni seré violador de nadie, pero lo que sí no he podido evitar es que, seguro me consideren un cochino y puto machista del hetero patriarcado, eso hay que darlo por descontado.

Ya puedes ser un casto varón precursor de futura santidad, que no te libras de esa presunción de culpabilidad. Elección de la victima: En primer lugar la victima elegida para esa violación, no puede ser militante de un partido de la sacro santa historia del comunismo o simplemente del socialismo, tampoco ha de pertenecer a agrupaciones feministas de barrio, porque en ese caso el violador seguro que saldrá escaldado, que no me parece mal, pero he de advertirlo, porque puede ser sometido a confesión incluso mediante tortura psicológica y acabará confesando quiera o no, sea culpable o no, y sí no confiesa, ya se encargará el tribunal pertinente de condenarlo sí o sí.

Menudas son las doñas, investidas de dignidad de odio al padre, perdón, macho cabrón. Tampoco podrá tratarse de alguna mujer de un colectivo desfavorecido o de poco nivel de formación, es absolutamente inmoral y un abuso de poder hetero patriarcal.

Una vez tenidas en cuenta estas salvedades, el violador aficionado, u ocasional, puede elegir entre el amplio muestrario restante de mujeres, más si estás son unas asquerosas escorias de tendencias derechistas o directamente creyentes. Si se dan todas esas circunstancias y además el violador es inmigrante y para más inri menor de edad, podrá tener todos los beneplácitos y protecciones de las acérrimas feministas de cuota, Ministras, afiliadas y corre ve y dile de la más rancia izquierda.

Por eso mujer, que puedes ser violada, por tu precioso cuerpo cara o porque se te cruza un tipo en un camino solitario, has de tener en cuenta que será necesario que lleves un spray anti violador con el que cegar a tu agresor y digo spray, porque cualquier otro arma está prohibida. Creo que el spray también, pero nadie te puede impedir llevar uno con laca, que en su caso hará las veces para disuadir al cariñoso y afectivo individuo que quiera ofrecerte sus favores. Si te defiendes en demasía y el atacante es perjudicado en su cuerpo, te arriesgas a una demanda por parte del colectivo feminista de aquí te espero y ten por seguro que según las actuales leyes su señoría te condenará. Porque no te creas que esto de la violación es un acto maligno, no, es que el violador dentro de toda su magnanimidad te ofrece un servicio al que no puedes negarte, sino es bajo pena de recibir una somanta previa de palos.

A veces el violador no actúa solo, sino que lo hace en pandilla y es entonces cuando el regalo que te ofrece es inmenso dado que los favores se pueden multiplicar por varios, vamos todo un lujo, no sabemos si asiático o qué. Entonces haciendo un resumen: Hay violadores que tienen patente de corso porque, pobres, son inmigrante generalmente de cultura extraña a la nuestra, y las mujeres españolas les remueven su cosa, porque son todas unas putas con esos vestiditos y escotes y claro no se pueden resistir, ¡habrase visto que descaro! Pues eso, a estos no se les puede ni siquiera regañar, porque generalmente la mujer los ha provocado.

Cosa distinta es si la manada o individuo es un nacional o extranjero de la cultura occidental, porque estos sí que son dueños de sus actos y son unos auténticos hijos de puta. A estos las agrupaciones feministas les darán hasta en el carnet de identidad y se personarán como parte en las demandas a que hubiere lugar. ¡Animalitos ellas, tan buenas!

De modo que ya sabéis chicas hay que dejarse apalear y violar por los individuos que provengan de culturas diferentes a la occidental, porque en sus países la mujer no pasa de ser un ser vivo de segunda, una especie de ser inferior a los perfectos y barbudos machos que siguen las leyes de Dios. En cambio, por estos lares cualquier mujer puede acusarte de violarla, acosarla, pegarla o de cualquier otra cosa sin que tu ¡hombre de Dios!, puedas tener la más mínima presunción de inocencia, y claro como vas a tenerla si eres un puto machista violento, que perteneces a la raza blanca hetero patriarcal.

Dónde se ha visto que los hombres puedan tener los mismos derechos que las mujeres, hagamos un Islam a la contra, vamos que el hombre por el mero hecho de serlo es un ser inferior que solamente piensa con el pito y que para más inri es de un agresivo que te pasas tres o cuatro pueblos. Por eso, después de haber oído bastante sobre, las famosas consignas de ¿Género?, me ha gustado dar una serie de instrucciones, que se me ocurren a mí, para ser un violador aceptado, incluso jaleado y hasta aplaudido y no un puto machista, como son algunos y no miro a nadie. Y por otra parte para que las mujeres, se dejen violar, que sino les pegan y es mucho peor para ellas.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: