Nos aguarda una cuesta de enero para todo el año. Por Rodolfo Arévalo

Nos aguarda una cuesta de enero para todo el año.

“La Navidad terminó y el último trozo de roscón que mojado ha caído en el desayuno me anuncia una larga cuesta de enero”

La Navidad terminó y el último trozo de roscón que mojado ha caído en el desayuno me anuncia una larga cuesta de enero. Nos aguarda un año de café con leche, con pan tostado o tres galletas María. El azúcar tan en boga durante las fiestas desaparecerá de los desayunos y meriendas, más si como yo, son ustedes diabéticos. La verdad es que he sido muy prudente, creo que no me he pasado salvo un día. Tendré que acercarme a hacerme un análisis de sangre para corregir desviaciones, no vaya ser que las moscas se me acerquen deseando perforarme la piel y acceder al azucarado líquido rojo que circula por mis venas, hasta que mi férrea voluntad no lo remedie. Mi férrea voluntad es la que ha flaqueado algún día durante las fiestas y ahora hay que redoblar esfuerzos para compensar.

Quizás sea yo, si me comparo con el gobierno, el que menos tenga que compensar, sobre todo en el capítulo cuesta de Enero porque hemos conseguido, en esta familia, ser bastante parcos en cuanto a alharacas y alborozos. Me han regalado los Reyes Magos, el kit de construcción de la barcaza con la que se dio caza a Moby Dick, la iré construyendo con tranquilidad, no quiero empezar el año estresado por una afición. Ya suelo estarlo yo “motu proprio”, como para añadirle sal y pimienta. De todas maneras teniendo en cuenta que construí la Santa María partiendo solo de planos, lo que se llama de arsenal, no creo que se me atragante esta otra maqueta, que hasta trae un Cd explicativo de los pasos a seguir.

De lo que sí puedo estar seguro es que de la maqueta política si van a surgir problemas y espero por nuestro bien que el “breve”, que pensaba sería Pedro Sánchez, se apure a marcharse con el viento fresco que llegará del polo Norte. A ver si esta heladora cornada se hace realidad y abrevia su agonía, que con un poco de suerte se empezará a producir pronto. Pero, teniendo en cuenta su psíquica enfermedad puede ser que le pille en sus mundos de yuppie.

Ha conseguido Pedro que España, que había vuelto a conseguir el apoyo y valoración internacional aupada solamente un poco por Mariano Rajoy, tras el despropósito de Zapatero que por supuesto fue un error y un horror, haya vuelto a caer en picado, casi en el olvido. El presidente piensa que su semestre de presidencia de la Unión Europea pueda salvarle, cual si de un catorce de quiniela se tratase, pero no, esto no es una quiniela.

El mundo, en general abandonado por los americanos del norte que, hasta la época anterior a las últimas elecciones, era protegido por las presidencias de aquel País, con un par de lo que ustedes saben, ahora no, han caído en manos de un simpático vejete, que ni de broma va a tirar la primera piedra sobre nadie más por miedo que por vergüenza. A pesar de que todo esto sea más o menos importante no lo es frente a las bravatas de Putin que no contento con ser presidente de Rusia aspira a ser un poco zar, por eso está dando zarpazos a diestra y siniestra, vean ustedes la “refanfunfia”. Y lo que probablemente consiga es un “Zar pullido” monumental. Porque este personaje si que no quiere que se le suban a las barbas.

De ahí que hayan surgido los problemas con el gas, los usa como arma disuasoria frente a Europa, insinuando que si a los Europeitos se nos ocurre ir en contra de sus intereses nos cierra el suministro y San se acabó. Y claro el problema de Europa ya sabemos cual es y más ahora que se nos fue Merkel, el problema es que somos blanditos como los tocinitos de cielo, dulces y temblorosos. No hay más que vernos afrontar el panorama de la inmigración africana, en que en vez de poner de patitas en sus países a todos los entrados ilegalmente nos dedicamos a ofrecerles tranquilidad y buenos alimentos. También pagas de sopa boba que ya quisieran muchos pensionistas que son Españoles y han cotizado en España toda su vida laboral para tener ciertos derechos a asistencia monetaria en su vejez. Y lo peor de todo es que cobran esas ayudas en España y en euros, pero viven en áfrica con lo que sacan un provecho por lo menos tres o cuatro veces superior, mientras en España el número de parados no baja ni a tiros.

Bueno ya sabemos que muchos habitantes de por aquí se quedaron en los años setenta con el símbolo nuclear no, vamos que son bobitos de baba, porque teniendo centrales nucleares en Francia, no tenerlas aquí es solo un ejercicio de idiotez supina. Está claro que si en Francia hay un accidente nos lo comeremos nosotros con patatas, y eso sin haber disfrutado de las ventajas de ser independientemente autónomos en energías sostenibles. Si esto se produce con la energía nuclear de fisión, no te quiero ni decir con la de fusión cuando toque, y es que los bobos del haba han surgido en cantidad después de trocear los roscones que ahora ya no comeremos. El jolgorio terminó, las fiestas ya no dan para más y el último trozo de roscón cayó en el desayuno. ¡Oh capitán, mi capitán! Los poetas están muertos.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: