No tienen ninguna superioridad moral aunque nos la restrieguen por las narices. Por Rodolfo Arévalo

No tienen ninguna superioridad moral aunque nos lo pasen por las narices con sus poderosos medios de propaganda, el comunismo continúa con su estela de sangre en la historia

«No tienen ninguna superioridad moral aunque nos lo pasen por las narices una y otra vez con sus noes de chichinabo a la guerra»

Cada día que pasa entiendo menos qué hacemos en Europa, como no sea el bobo de baba. Cuando hay una guerra de invasión a las puertas de la unión Europea, que es probable pueda afectar a otros países cercanos, que aunque no estén en ella o en la OTAN, deberían estar protegidos de las agresiones de un sistema totalitario, si no se le puede llamar ya comunista, como es el de Putin, no se puede hacer uno el sordo el ciego y el mudo, por muchas consecuencias que pueda tener ponerse de parte del débil.

Locos imperialistas los ha habido siempre, pero la izquierda solo parece ver los que son de derechas, nunca ve el imperialismo de lo suyo, el comunismo y lo que es cercano a ellos. Se supone que piensan tienen superioridad en los postulados morales, dado que la suya es una política de igualdad. Una política de igualdad, no puede considerarse justa, pues la igualdad real parte de la base de que todos somos diferentes sino es así se consigue la igualdad en la miseria de muchos y la abundancia de muy pocos. Y no, no es verdad, no tienen ninguna superioridad moral aunque nos lo pasen por las narices una y otra vez con sus noes de chichinabo a la guerra.

Esta guerra, no lo es, es simplemente una invasión de Goliat contra David con chulería y prepotencia. Ucrania y los Ucranianos tienen todo el derecho del mundo a defender su territorio. Además si la OTAN o Europa pusieran sus barbas a remojar se implicarían inmediatamente, porque a este individuo, Putin, solo le mueve la chulería y la soberbia, la necesidad de hacerse notar, de decir aquí estoy yo. A partir de esto todos mis parabienes estarán a favor del pueblo Ucraniano y en contra de Putin y sus secuaces, que ni siquiera invaden Ucrania por interés de su país Rusia, sino porque piensan en el poder económico que particularmente ellos como dirigentes pueden sacar de todo ello.

Si Europa no ayuda a Ucrania estará poniendo las bases para que Putin crea que por miedo a sus bravatas no se atreven a pararle los pies. Amenaza con usar la bomba nuclear, habría que ver si se atreve, cuando Europa puede contestar con otra sobre Moscú o directamente sobre el Kremlin. Si por casualidad se le ocurre recuperar Estonia, Lituania, y Letonia, e invadir parte de Finlandia o Suecia, ¿Qué harán los Europeos, aplaudir con las orejas? Puede que sí porque está dejando a Europa como el hazmerreír del mundo.

A los prepotentes y bravucones hay que bajarles los humos a las primeras de cambio, porque después es muy difícil, véase como Hitler empezó su aventura sangrienta por Europa, porque Europa no quiso aceptar que Hitler podía hacerlo. Basta que haya algunos crédulos en la prudencia de un loco para que se vean inmediatamente superados por el nivel de locura que pueda almacenar en su caletre.

Si la OTAN pusiera todo lo necesario desde el punto de vista militar a las puertas de la frontera con Rusia, como ellos han hecho durante semanas con la frontera de Ucrania, otro gallo empezaría a cantar. No hay porque morder, pero enseñar una buena dentadura, como lo hace cualquier can por pequeño que sea, ayuda bastante a que se pueda reflexionar sobre qué es lo que estás haciendo. No estaría de más que la OTAN enseñara un poco sus dientes, no mucho, lo imprescindible. Así se podría ver hasta donde es capaz de seguir el abusón de discoteca militar.

Europa no puede estar siempre tragando las amenazas como buenos chicos que no han roto un plato en su vida. Europa debe a partir de hoy mismo dedicar muchos recursos en gasto militar, para que cualquier nación ni se atreva a pensar en invadir el continente. Sí, y para eso hace falta dinero y claro en contra se echarán los del no a la guerra, pero está claro que todos sabemos quién se esconde detrás, Putin y otros dictadores de izquierdas, a quienes les viene de perlas que otros estén asustados, muy asustados. Contra todo esto solo hay una solución, no tener miedo y plantar cara. Por esto cada día que pasa entiendo menos qué hacemos en Europa, como no sea el bobo de baba. Cuando hay un conflicto a las puertas de la unión Europea, que es probable pueda afectar a otros países cercanos, que aunque no estén en ella o en la OTAN, deberían estar protegidos de las agresiones de un sistema totalitario, si no se le puede llamar ya directamente comunista, como es el de Putin.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: