De la panda de mangantes que nos tiene rodeados. Por Rodolfo Arévalo

De la panda de mangantes que nos tiene rodeados. Ilustración del autor

“Ni bajo las bombas se acaba con la panda de mangantes que nos rodea, nos ha rodeado y nos seguirá rodeando, o a mi eso me parece”

Hay camioneros haciendo huelga, pero aparte de esta, ninguna más. Tal vez alguna de agricultores e incluso de ganaderos. Vamos que tenemos contentos al sector primario y al transporte. Hay algo que está claro, que el combustible vale más dinero y nos pilla a todos haciendo el pino como a los de Tudela, “por eso bailamos de cualquier manera”, porque una parte, casi la mitad son para el impuesto, el IVA o lo que sea, como lo define el gobierno.

Por otro lado el gobierno parece tener la aviesa intención de que no se puedan hacer declaraciones conjuntas en el IRPF, ¡se puede ser más retorcido y pesetero! La otra parte del combustible, la del producto en sí, se ha encarecido por la famosa guerra de Putin “el desatado”, matarife donde los haya. “¡Porque yo quiero Ucrania, (pataleta) yo la quiero, la quiero, es para mi tarará tararí!. Y claro cuando los mayores en Europa han visto que es una pataleta le han dicho “mira riquín que no te aguantamos” pero sin hacer nada por miedo, porque el niñato es de armas nucleares tomar. Se parece a un Ceus cualquiera en el Olimpo.

Han decidido, por estos lares demócratas, hacer oídos sordos, y siendo aún así, laxos en la asignatura de disciplina, mandan algún material bélico a quién más “gónadas” tiene en estos momentos que es Zelenski, un cómico que puede reírse de los Europeos y de la OTAN todo lo que quiera, porque lo que estamos haciendo es de risa, sino normal, si histérica, mi permiso ya lo tiene. Pero el psicópata de Vladimir se ha puesto en plan putón y a dicho algo así como en la edad media ¡aniquiladlos, que no quede ni uno! Y luego en plan Herodes ha pensado en los niños también ¡leche, que luego crecen! Así que la mayoría del mundo se le ha puesto en contra. Pero solo le congelan los dineros. Me parece a mí que a Putin le da igual, no así a su pueblo, que como siempre sufrirá a otro loco de atar sin poder hacer nada.

Hace unos años, una subida del precio de los carburantes en Francia desató lo que se llamó la revuelta de los chalecos amarillos que más de un buen quebradero de cabeza le reportó al presidente Francés de la época. Ahora en España el precio del combustible sube, entre otras muchas razones por la guerra, aunque esta no sea la única razón. Este impuesto o parte de él se lo embolsan los políticos y gobiernos para gastos, tan imprescindibles, como el ministerio de igualdad, que mira por dónde a la mayoría, que no chupa de ningún bote, le da exactamente igual. Lo peor de la subida del precio de los carburantes, es que en España ya son una “pasada” sin alza alguna o sea que con crecimiento del precio no vamos a poder echar ni una latita de combustible. Bastará oler con intensidad el producto para que se nos pongan los pelos de punta, como a los ”gamines” Brasileños.

Seguro que muchos cargos del gobierno, por estos lares habrá también, que se lo embolsen y sin despeinarse, ni tener los pelos de punta. Me gustaría decir que esa recaudación extra repercute en temas como sanidad, educación o defensa. ¡Dos por ciento ya! Como me decía mi madre: “piensa mal y acertaras”, hasta ahora siempre ha sido así. Esta claro que los camioneros, agricultores y empleados de banca también ahora, porque éstas entidades se han hecho más usureras, por la poca rentabilidad del dinero, los curritos de todos los niveles y colores, somos mas pobres.

Vamos paupérrimamente arrastrándonos con los sueldos más bajos de por esta parte del mundo y sin visos de que nada, remonte en un futuro. Podría haber puesto que seremos más pobres que las ratas, pero teniendo en cuenta que las ratas verdaderas ya forman filas en España desde hace tiempo, no andará lejos el tiempo en que nadando en la fortuna, dejaran de ser ratas, se convertirán por lo menos en roedores de más caché, como por ejemplo ardillas con largas y peludas colas y, como el pulpo, tampoco son animales de compañía, pero son más suaves y peludas que estos. En principio las ardillas no tienen nada que ver con los ladrones. Muy al contrario que las urracas, las ardillas solo cogen de los árboles sus frutos, generalmente nueces y las roen con fruición, nada que ver con lo que pueda hacer la ultra de izquierda. Estos prefieren que les pasen las maletas rellenas de pasta por los aeropuertos sin pasar por la aduana, que ¡joder como está todo de caro compi ministro, ministra o ministre! “ y tu que lo digas “camarada”.

Miren señores, no sé que va a pasar en el mundo de aquí a una semana o dos, pero seguro que ni bajo las bombas se acaba con la panda de mangantes que nos rodea, nos ha rodeado y nos seguirá rodeando, o a mi eso me parece. Me gustaría que no fuera así, pero la verdad, para los pocos telediarios que me quedan habrá que saltarse las bombas de Putin pies juntilla.

Hay camioneros haciendo huelga, agricultores e incluso ganaderos. Y a los bobitos Europeos se les ocurre ahora que hay que usar fuentes de energía nuclear, para no tener que depender de Rusia y de Putin… ¡Bien pensado!, pero tarde y es que hay una sociedad occidental un poco afectada de bobalismo absoluto.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: