Zoé, la banda mexicana nacida en Cuernavaca. Por Rafael Gómez de Marcos

Zoé, la banda mexicana nacida en Cuernavaca.

«Las composiciones de la banda mexicana Zoé nos trasladan a otras realidades, a navegar por el espacio con su rock psicodélico»

En 1997, en Cuernavaca, México, surge una banda que tenía como objetivo la conquista de un nuevo público, había bandas de rock consolidadas de mediados de los noventa como Caifanes, Maldita Vecindad, Cuca, La Lupita, pero había miles de jóvenes con una idea metafórica de la música, con más ambientación, con sonidos más estilizados.

La banda es liderada por León Larregui y conformada por Sergio Acosta, Jesús Báez, Ángel Mosqueda y Rodrigo Guardiola. Ellos rompieron todos los estereotipos de las bandas mexicanas y lograron llegar e influenciar a generaciones enteras para bien o para mal, pues no sólo mostraron una nueva manera en la que los grupos mexicanos podían componer música con un sonido mucho más eléctrico, espacial y tan fresco.

Las composiciones de la banda mexicana Zoé nos trasladan a otras realidades, a navegar por el espacio con su rock psicodélico, su especial rock progresivo y una música electrónica que han puesto ritmo a más de 20 años de música. Diversos medios especializados aseguran que “Rocanlover” publicado en 2003, es uno de los mejores discos de rock a nivel mundial. Zoé y su “Veneno”:

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido. Mi cita de bandera es una frase de José Ortega y Gasset: "Ser de la izquierda es, como ser la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral".

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: