Los cuentos de las cuentas del paro de marzo. Por Francisco Gómez Valencia

El autocrata sabe de sobra que tienen los días contados

«Los cuentos de las cuentas del paro de marzo. ¡Ay! los agentes sociales… y Garamendi: silbando… que Dios nos pille confesados…»

Otro mes más que desde el Gobierno y sus medios bien henchidos de recursos públicos nos arrojan su relato como el que displicentemente tira un despojo a un perro sarnoso, sabiendo que pese al acto indigno e irrespetuoso, el can lo seguirá fielmente pues el hambre no entiende de ideologías al igual que la estulticia.

Datos a marzo:

Paro registrado: 3.108.763 + Otros no ocupados: 226.302 + Personas registradas con disposición limitada: 282.711 + Trabajadores en ERTES: 96.603 + Autónomos sin actividad: 100.000 (aprox.).

TOTAL: 3.814.379 personas que quieren trabajar y no pueden.

Sobre estos datos es conveniente como de costumbre desgranar algunos aspectos muy importantes (10), para justificar el continuo engaño al que tratan de someter a la opinión pública (consiguiéndolo desgraciadamente).

1º- Los contratos indefinidos en marzo ascienden a 260.822 creciendo respecto al año anterior un 102,52%. Teniendo en cuenta la subyacente obligatoriedad de tipo contractual según lo dispuesto desde la última “reformilla” laboral aprobada en las Cortes… ¿Es razonable que los empresarios se arriesguen a realizar algún otro tipo de contratación? En ningún caso, porque las liquidaciones por despido son idénticas a las que existían en la reforma previa del PP.

2º- Los contratos a tiempo parcial de cualquier condición (incluidos los fijos discontinuos), han sido de 252.855 con un crecimiento respecto al año anterior del 222,52% ¿Para esto tanto ruido? Obviamente sí, pues la UE necesitaba cumplimentar “el paripé” para soltar algunos fondos extras y mantener los habituales que recibe recurrentemente España en forma de fondos MEDE y SURE.

3º- La temporalidad desgraciadamente para el Gobierno sigue siendo muy elevada aunque no lo digan, demostrándose que “la reformilla” de momento no es útil. De hecho en marzo se han hecho 1,6 millones de contratos para que el paro solo haya descendido en 2.921 personas.

4º- En cuanto a los puestos de nueva creación: España solo ha sido capaz de crear 2.921 puestos de trabajo estables firmados en marzo y que a día de hoy en abril continúan en vigor.

5º- En cuanto al número de nuevos afiliados a la Seguridad Social, si comparamos los que había el día 01/03 y los del día 31/03/22, el total es de -2.162, por lo tanto el resultado es negativo.

6º- En cuanto a los datos totales de afiliados a la Seguridad Social respecto a los del año pasado en las mismas fechas, la diferencia entre los que había el día 01/03 y los que hay el 31/03/22 es de -130.933, continuando siendo bochornosas las bajas realizadas en fin de semana y comprensibles las del último día de mes al ser la mayoría por fin de contrato ya que el fin de mes además ha caído en jueves.

Ay, los agentes sociales… y Garamendi silbando

7º- En cuanto a los ERTES (invento de tiempos de Rajoy) Pedro Sánchez y la ministra Yolanda Díaz dicen que los datos son excepcionales porque bajaron en marzo en 22.295 personas, pero obvian comentar que los que no se deben a la pandemia crecieron en 17.162 personas, de tal manera que entre esta gente que conforma los denominados ETOP y los ERTES por la pandemia, siguen ascendiendo a los 96.603 comentados antes; por lo que se siguen manteniendo a miles de empresas con respiración asistida para que no se produzca el subidón que los agentes sociales y el Gobierno tratan de evitar a toda costa, para no parecer más inútiles de lo que ya o son.

8º- Si nos comparamos con la UE, seguimos estando en el vagón de cola siendo el país con mayor desempleo. El dato de la unión es del 6.2% y el nuestro es del 12,6% si atendemos exclusivamente a los datos oficiales, es decir, al paro registrado que asciende a 3.108.763 personas sin contar a todos los del resto de categorías que no contabilizan, al haberlas colocado en otros estancos que según los expertos del Gobierno en materia laboral, no deben ser contabilizados aun estando en paro.

9º- Si comparamos los datos oficiales del paro español (12,6%) con la eurozona (Eurostat) la diferencia se reduce en 6 décimas ya que el dato presentado correspondiente de esta es del 6,8%

10º- Por sectores y teniendo en cuenta que España en un país de servicios, en este sector estratégico, en marzo solo bajo en 18.090 personas mientras que en otros capitales como la construcción subió en 5.664 personas o en la agricultura creció en 1.568 personas.

Por todo esto y pese a que Sánchez cada semana se inventa un PERTE nuevo (como en el caso de ayer, anunciando otros 11.000 millones de € en ayudas para empresas españolas fabricantes de semiconductores, las cuales apenas existen), se demuestra que las ocurrencias de este Gobierno son del estilo a las del ilustre Errejón, cuando planteó la necesidad de nacionalizar la Nissan para fabricar baterías, paneles solares o vehículos eléctricos, teniendo en cuenta que solo se nacionalizan las paredes del edificio, ya que las maquinas funcionan gracias a sistemas informáticos propiedad de las empresas privadas que lógicamente no se lo regalarían nunca a quien le expropia las paredes.

En fin: que Dios nos pille confesados…

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: