Mortadelo y Filemón Sánchez. Por Javier Ygartua

La serie Sánchez, Su Persona va mejorando por días. Ya se ha rodado un nuevo capíitulo: Mortadelo y Filemón Sánchez. Ilustración de Linda Galmor

“No podemos estar una hora más con su sanchidad en La Moncloa. Mortadelo y Filemón era un buen cómic, este es un mal Presidente del Gobierno”

La prueba de que todo el “PegasusGate” ha sido una estrategia del Gobierno socialcomunista para desviar la atención es que el CNI advirtió al Ejecutivo, en julio del año pasado, de que al menos dos de sus ministros habían sido víctimas de espionaje mediante el sotfware Pegasus.

Pedro Sánchez, convertido por su ego en líder mundial, tan líder como el tontorrón de Zapatero en su día, según creo que dijo Leire Pajín, que aludió a una constelación planetaria para aupar a su líder, ha sido espiado por Mortadelo y Filemón. Mortadelo se disfrazó del sistema israelí Pegasus, que se comercializa entre gobiernos y policías de los gobiernos. 

Ahora, el CNI, cuya organización es tan perfecta que admite etarras, entrega la cabeza de su directora, que se llama Paz, para más recochineo y así “Su sanchidad” contenta a los independentistas y golpistas espiados.  Aunque en este totum revolutum yo no sé quiénes son los que espían y quiénes sus víctimas. 

Lo que le faltaba a esta España nuestra es que un año después de ocurridos los supuestos hechos, el Gobierno de Sánchez y otros denuncien la intervención de sus móviles. Al Mosad no le interesa una mierda  lo que hablen Sánchez y Margarita Robles. Ya lo dijo Olona en las Cortes: “¿Pero a quiénes va a espiar el CNI sino a antiguos etarras y a independentistas confesos?  

Yo creo, y ustedes perdonen, que si se va Paz, los directores del CNI, en modo time sharing, deben ser Mortadelo y Filemón, naturalmente con la indispensable colaboración del sistema Pegasus. Y es que, el hecho de que un Gobierno reconozca que ha sido espiado, y hace nada más y nada menos que un año, ha hecho que muchos sospechasen y dudaran de las capacidades de los sistemas de vigilancia y ciberseguridad en España. 

Qué imagen están dando de España, este gobierno de España. No se dan cuenta que aparte de reírse de nosotros estamos dando una imagen de debilidad que daña nuestro prestigio internacional.

El tema de la procedencia es importante. Bolaños dijo que el ataque era exterior, es decir, que no viene de la propia estructura del Estado, pero no se atrevió a garantizar que viniera del extranjero. De este modo, dejaba abierta la posibilidad de que proviniese desde dentro de España, lo cual es sencillamente aterrorizador. ¿Por qué? Pues porque estaríamos hablando de que dentro de las propias estructuras del Estado hay un grupo paraestatal descontrolado y con intenciones desconocidas que tiene capacidad para utilizar los recursos más importantes del Estado, en este caso el sistema de espionaje Pegasus, sin que el propio Estado tuviera conocimiento de ello. 

Y si desde un Gobierno extranjero provino el ataque, son dos las posibilidades más destacadas. La primera es MarruecosHay que recordar que tanto las intromisiones de mayo (Pedro Sánchez) como la de junio (Margarita Robles) de 2021 se produjeron en un momento donde las relaciones entre Madrid y Rabat pasaban por uno de los momentos más complicados de su historia. 

Lo que tocaría ahora preguntarse es qué tipo de información habría conseguido Marruecos,de ser el autor del ataque que no tenemos datos que apunten a esto, y si los datos habría recabado han sido fundamentales para que Pedro Sánchez, de repente, por sorpresa, haya dado un giro histórico a la política exterior de España respecto al Sahara Occidental y haya entregado casi gratis a Rabat una de las grandes bazas negociadoras que España ha tenido históricamente para garantizar su integridad territorial frente al expansionismo alauí.

La segunda hipótesis apunta a Rusia. España es un miembro de la OTAN y Moscú lleva años tratando de desestabilizar a todos los países que forman parte de la alianza. No sería la primera vez. Hay que recordar que el Kremlin ya teledirigió una operación de desestabilización contra nuestro país coincidiendo con el golpe de Estado separatista de Cataluña y precisamente, en el momento del ataque, el Gobierno Sánchez estaba iniciando los trámites para indultar a los golpistas.

Seguramente sea esta una posibilidad menos sólida que la de Marruecos, y no por la falta de buenas relaciones y contactos que han mantenido los líderes independentistas con esferas cercanas al Kremlin, sino porque Rusia suele utilizar software diseñado por sus propios hackers para llevar a cabo sus actos de espionaje.

La segunda de las supuestas certezas de la intervención de Bolaños es que el Gobierno confirmó la intromisión en los teléfonos del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa durante este último fin de semana, después de una auditoría en los mismos realizada por el Centro Criptográfico Nacional (CCN), el organismo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) dedicado a la seguridad tecnológica. Toca rezar para que esta supuesta certeza de Bolaños sea mentira. Pese a que el hecho de que un Ejecutivo mienta a sus ciudadanos es muy grave, es mucho más grave que el Estado haya estado más de un año sin realizar chequeos de seguridad a dos teléfonos clave.

La seguridad de los teléfonos tanto de los miembros del Gobierno como de todas las personas clave en la estructura del Estado español debe ser siempre una prioridad. Y no hay que olvidar, que existiendo amenazas externas a nuestra integridad territorial una amenaza que proviene directamente de Marruecos.

La seguridad de estos terminales tendría que ser comprobada de forma rutinaria cada tres o cuatro meses como máximo. Es decir, que haya al menos 3 ó 4 chequeos de seguridad al año de los teléfonos de estos cargos clave del Estado. 

Esto supone que esas personas se tienen que quedar 24-36 horas sin su teléfono móvil, pero pueden mantener conversaciones a través de los teléfonos de sus asesores o se les puede dar uno de emergencia para que utilicen durante ese espacio temporal.

Más allá de quién esté en el Gobierno, esto afecta a las estructuras de Estado. Estaríamos ante una dejadez del estado sumamente peligrosa. 

Si la versión del Gobierno es realmente verdad, estaríamos ante una dejación de funciones sin precedentes en la obligación del Estado de defenderse a sí mismo de aquellos que quieren destruirlo y no permitir su perdurabilidad. Es una de esas pocas veces en la que todo ciudadano debería desear que el Gobierno le estuviese mintiendo. Y ojo, que puede ser cierto. 

La hipótesis de que el Gobierno miente. 

El propio Bolaños dijo que el Gobierno había extremado las medidas de seguridad durante los últimos meses, algo que tiene mucho sentido si ya habías detectado intromisiones en teléfonos del Gobierno, aunque también tendría sentido si sabes que el control de la seguridad sobre esos teléfonos está siendo deficiente.

Hay que hacerse una pregunta. ¿Por qué el Gobierno de Pedro Sánchez saca esto ahora si conocía este espionaje hace año?

Es esperpéntica la comparecencia improvisada que hizo este Lunes del ministro de la Presidencia en Moncloa, Felix Bolaños, donde dijo que se había confirmado este fin de semana la infección con Pegasus del móvil del presidente Sánchez y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, si bien el Gobierno venía trabajando desde hace meses en reforzar los protocolos de seguridad.

El problema no es el CNI, es el Gobierno. 

Me temo que el chivo expiatorio vendrá del CNI, de aquellos que hicieron su trabajo, que respondieron a la amenaza que sufría España. Me temo que acabarán pagando los que hicieron bien su trabajo y no tienen nada que ver con el embrollo que han montado el Gobierno con sus socios, con los enemigos de España.

Me temo que el Superintendente Vicente Tony Sánchez se cargará a la dirección del CNI en una maniobra para permanecer volando un día más por las nubes en el Falcon. Por lo menos Mortadelo y Filemón era un buen cómic, este es un mal Presidente del Gobierno.

Si ustedes me piden mi opinión yo creo que esto es una maniobra del gobierno para decir a sus socios los etarras y los independentistas, veis a mi también me espían, y así salvar un día más su apoyo para seguir en Moncloa. Hay que echarlo democráticamente. No podemos estar una hora más con este Presidente en La Moncloa.

Javier Ygartua Ybarra

Presidente de @espana_por en memoria de mi abuelo asesinado por ETA. Si queremos un futuro sin terror no podemos actuar como si el terror no hubiera existido. Vizcaíno y por tanto doblemente Español.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: