Vienen… puñaladas. Por Guirong Fu

Vienen… puñaladas

«Conde-Pumpido para mí que aún se sigue deshaciendo del ‘polvo del camino’. En fin: Prepárense, señores, que vienen… puñaladas!»

Pide, ‘La Vanguardia’, un voto de confianza

para un Constitucional recién reconstituido:

«Que actúen con la mayor libertad

y no demos, nosotros, nada por sabido»,

añade Jordi Juan, en un alarde de templanza…

que provoca arcadas y remueve los intestinos.

 

¿Reparan ustedes, pues, amigos

-justo ahora que el ‘sector progresista’

se impone por goleada-, con qué exquisitez,

con qué dulzura y extremo comedimiento,

nos piden, para con los magistrados del TC,

un «ejercicio de moderación y el mayor d los respetos»?

 

¡Ja: si fuese, este servidor, de lágrima facilona,

ante tamaño ‘ternurismo’ y un servilismo que acojona,

habría derramado ya un buen caudal de lágrimas.

Por cierto: ¿se fijan ustedes -en la foto aquí insertada-
Para mí -y leyendo un poco en su túrbida mirada-,
que aún se sigue deshaciendo del ‘polvo del camino’ En fin: Prepárense,
señores, que vienen… puñaladas!

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: