Mogadiscio, Médicos Sin Fronteras y la ayuda humanitaria con guardaespaldas y fajos de billetes de 20 dólares

Médicos Sin Fronteras anunció que suspendía los rescates de migrantes en el Mediterráneo debido a los planes de las autoridades libias.
Médicos Sin Fronteras anunció que suspendía los rescates de migrantes en el Mediterráneo debido a los planes de las autoridades libias.

“Dormir en aquel palacio destartalado de Mogadiscio resultaba tarea inútil. No por la comodidad de sus camas en aquella sede central en Somalia de Médicos Sin Fronteras, sino por los tiros que sonaban puertas afuera”

 

 

Dormir en aquel palacio destartalado de Mogadiscio resultaba tarea inútil. No por la comodidad de sus camas en aquella sede central en Somalia de Médicos Sin Fronteras, sino por los tiros que atronaban puertas afuera desde que se iba el sol. Allí vivían los voluntarios en misión humanitaria. Para salir a la calle debían ir en un pequeño convoy de  tres “pick ups”, en dos de los cuales iban los guardaespaldas con cinturones de balas al cuello y metralletas. Para pagar esa seguridad, la ONG estaba obligada a hacerlo en dólares pero con billetes de 20, porque aquellos soldados de fortuna que les protegían de los otros soldados de fortuna, no aceptaban el cobro en billetes de 100 dólares, con difícil salida en el mercado negro.

Estaba claro que todo aquello era una contradicción tremenda. Los propios voluntarios, pero en voz baja, aceptaban que con su pequeña pero carísima infraestructura estaban contribuyendo a comprar las armas con las que luego  herían a sus “clientes”.

Lo recuerdo hoy por la polémica internacional suscitada por el comportamiento de la ONG en el Mediterráneo y su protagonismo en el traslado de los 629 inmigrantes en el Aquarius a España. Una polémica centrada, en esencia, sobre el importante tema de la utilización de los migrantes por parte de determinados intereses políticos.

En mi viaje a aquel desatino de la cooperación internacional que tenía lugar en Mogadiscio, las escalas fueron tan iniciáticas, y esclarecedoras, como la ciudad de destino: De Madrid a Yibuti, de la mano de una ONG creada por el Partido Socialista Obrero Español, en la que sus responsables  estaban tan ocupados en la política nacional que gestionaron, sin gestionar, la llegada de un barco cargado de cereales que, al atracar en el principal Puerto del Cuerno de África, generó un problema de infraestructura para repartir el grano que llevaba en sus bodegas. Lo cierto es que no conozco si el cereal fermentó antes de cumplir su humanitaria razón, porque despegué de Yibuti, dirección a Mogadiscio, en un jet privado de la ONU, que por aquella devastada zona del mundo volaba con presupuesto y voluntad publicitaria de las bondades del primer mundo.

Y allí, en Mogadiscio, en aquel palacio destartalado, sin dormir por las noches, las conversaciones con aquellos voluntarios, centraron el debate que hoy se oculta desde los medios de comunicación: ¿Por qué aceptamos ese “contrasentido democrático” que representa el pagar a terroristas para liberar a secuestrados?  ¿Por qué esa duplicidad y hasta triplicidad de gasto que representan las subvenciones para la ayuda del tercer mundo desde ayuntamientos, comunidades autónomas y el propio estado central? y sobre todo ¿Por qué ese “sin-dios” que en definitiva acepta y alimenta a unas organizaciones que cobran del estado y en esencia le contradicen y niegan?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Un comentario sobre “Mogadiscio, Médicos Sin Fronteras y la ayuda humanitaria con guardaespaldas y fajos de billetes de 20 dólares

  • el 20 junio 2018 a las 9:06
    Permalink

    Las ONG son el acné supurante santificador de la piratería internacional. Financiamos los safaris en los que se da rienda suelta a las bajas pasiones de sátiros sodomitas y sádicos que disfrutan con la degradación del ser humano.
    Pagamos con una sonrisa los vicios de los verdugosd de la decencia.

    Respuesta

Deja un comentario