Un PP de izquierdas. Por Javier Ygartua

Un PP de izquierdas.

«De recurrir la Ley del Aborto ante los tribunales, el PP pasó a mantenerla en vigor y ahora ya la defiende a capa y espada»

Siento mucho decir esta palabras pero no puedo decir otra cosa. No acabo de entender como el PP haya dado su voto a favor a una enmienda a la Ley del aborto, durante su tramitación en comisión en el Senado, para prohibir protocolos como los inicialmente aprobados por el PP en Castilla y León. 

No entiendo muy bien qué problema hay en que se le permita a una mujer embarazada, si lo desea, acceso a una ecografía o a escuchar el latido del corazón de su hijo.

Me encantaría saber en qué momento ha decidido el PP que la mejor manera de defender la maternidad y la familia es ocultando información a las madres, es decir, prohibiéndoselo.

El PP es el partido que más se esfuerza en poner en práctica las leyes ideológicas perpetradas por la izquierda, mérito del que sus dirigentes presumen con toda justicia.

La actual ley del aborto es, en esencia, la que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, con leves retoques del PP en 2015 y de Sánchez este año pasado. 

El cuerpo central de la norma es el que diseñó ZP, basado fundamentalmente en autorizar el aborto libre en las 14 primeras semanas y la posibilidad de que las chicas puedan tomar la decisión de abortar a partir de los 16 años sin consentimiento paterno. 

Esta ley fue recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Partido Popular, lo que no impidió que la mantuviera en vigor años más tarde tras ganar por mayoría absoluta las siguientes elecciones con Mariano Rajoy

De recurrirla ante los tribunales, el PP pasó a mantenerla en vigor y ahora ya la defiende a capa y espada. Ahora entienden porque digo que es un PP de Izquierdas.

Así pues, Feijóo defiende la aplicación taxativa de una Ley Orgánica que el PP impugnó por considerarla un atentado contra el artículo 15 de la Constitución Española, ese que reza que «todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral«. 

Tan es así que ni siquiera admite un matiz tan inocente como el propuesto por VOX en Castilla y León, para que los abortorios ofrezcan a la madre la posibilidad de ver en una ecografía al bebé antes de asesinarlo. 

El PP ya ha dicho que no admitirá la sugerencia aunque ello suponga poner en riesgo el Gobierno autonómico castellanoleonés, para que los votantes de ese partido conozcan bien cuáles son sus prioridades.

Un PP que no derogó la ley cuando tuvo el mandato y la oportunidad de hacerlo, que purgó a los diputados provida que había en sus filas y que, ayer mismo, por boca de su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, confirmó en unas declaraciones televisivas que los populares ya no se oponen al aborto, ni a la ley de plazos que lo convierte de facto en un derecho, porque «la sociedad española ha evolucionado«.

Curiosa evolución la que nos propone el Partido Popular hacia la cultura de la muerte

El día que la sociedad española evolucione de verdad será el día en el que el aborto, acabar con la vida de un indefenso ser humano en el vientre de su madre, no sea ilegal, sino impensable Y ese día llegará.

El mal no es la ausencia del bien, es su privación. Ejemplo: el aborto liquida la vida humana gestante que es el bien presente.

Los principios innegociables enunciados por Benedicto XVI y el primero es respeto a la vida humana desde la concepción a la muerte natural. 

Si hay gente que dice ser católica practicante, debe elegir entre la doctrina de Cristo o la de partido.

Nada más que añadir.

Qué pena.

Javier Ygartua Ybarra

Ex interesado en la política, siempre interesado en el deporte, ahora prácticamente en forma. Madridista ante todo, futbolero y fan de la Selección Española. Hala Madrid y nada más.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: