Conversaciones en el andamio. ¡Coño Don Francisco! Por Francisco Gómez Valencia

¡Coño Don Francisco!

Como ya avanzamos era cuestión de tiempo que tratarán de usar al “Francomodín”. Después del varapalo que se llevó “sanchiflas” en “el cara a cara” con Feijóo, sospechosamente se ha permitido que Yolanda Díaz apareciera en la rueda de prensa después del Consejo de Ministros tras tres meses desaparecida convenientemente. Díaz no apareció delante de las cámaras para contarnos cuál es el número de fijos discontinuos, qué es lo que la gente espera de ella antes de que deje de ser ministra de trabajo, si no que apareció para informarnos que después de casi 50 años, ella pasará a la Historia por retirar la medalla del trabajo a Francisco Franco Bahamonde, más conocido como el Generalísimo.

Es curioso que el día antes,  el presidente del Gobierno no hiciera más que incidir en que ETA está muerta mientras  trataba de resucitar a Franco gracias a los pactos del PP y Vox. Aun y así, por supuesto Feijóo no hizo el menor caso repitiendo en varias ocasiones que con quien estaba debatiendo era con él y no con Abascal, aunque a Sánchez le daba igual, ya que estaba perdido en su particular y tenebroso túnel del tiempo repitiendo y repitiendo de manera enfermiza, los mismos mantras de siempre provocando como no puede ser menos, vergüenza ajena.

Como las encuestas deben ser terribles, solo faltaba sacar a Yolanda en modo ministra para dar la imagen de unidad, aunque el motivo fuera absurdo como ella misma. A los españoles realmente nos la trae floja que le quiten la medalla al Caudillo. Quizás, le fastidie a algún nostálgico pero no tiene ninguna incidencia en nuestra vida actualmente. Sin embargo, ella dice que una vez más gracias a ella y sus políticas, se hace justicia y se aplica la Ley de Memoria democrática, pues muy bien rica: para ti toda.

Podríamos pensar que es fruto de la casualidad aunque eso nos haría pensar como cualquier botarate de la izquierda, por lo que es obvio que a 11 y días salgan de nuevo con Franco pero claro, como la duda ofende, pues es de rigor denunciar que las casualidades no existen, y pese a que ya ha dicho que es un trabajo que viene dado desde hace 9 meses (lo cual me cuesta creer), pues otra vez más hacen que el “Gobierno de la mentira” y en este caso “Lady Paro” den pena y demuestren lo que son.

Sánchez se nos ha ido otra vez en el Falcon por lo de la OTAN, lo cual le vendrá bien porque así se desahoga un poquito,  pero a la vez le viene mal, porque los que se quedan haciendo campaña en España son unos pringaos. De hecho han sacado un video diciendo que “va a ser que no los van a echar”, cosa que resulta poco menos que cómica, a la par que varios ministros se han empeñado en decir que todo el discurso Feijóo es mentira, lo cual obviamente no es cierto al 100%.

En fin: otra jornada más que hemos consumido y un día menos que nos queda de aguantar a esta banda, pese a que “la musa de las extensiones” haya salido en rueda de prensa a lucir su nuevo modelito.

la musa de las extensiones en la lona «ecologeta».

Por cierto los de Greenpeace también la han metido a ella en el saco (o en la pancarta). O sea que también contamina. La cosa la ha ofendido mucho y de hecho, ha respondido inmediatamente por Twitter diciendo que ella no, que ella no debe estar en la lona porque ella hace política verde y quiere ser la presidenta del país que mas verde va a ser en los próximos años en Europa. Bueno, se ve que los de Greenpeace no se la creen, como nadie obviamente y para prueba un botón, o en su caso otro “Falcón”.

Conversaciones en el andamio. ¡Coño Don Francisco!

Feliz día de San Julián Gualberto.

 Españistán 12|07|23

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: