El segmento de plata: ¿De qué se ríen? Por Manuel Montes Cleries

De qué se ríen

«Cuando nos encontramos en época de elecciones, los políticos aparecen totalmente sonrientes ante sus seguidores»

     Se trata de una tónica general. En el momento en que entran al lugar donde se celebra el mitin, todos comienzan a aplaudir como si no hubiera un mañana. Los ponentes y los asistentes exhiben una amplia sonrisa “profidén”. Se instala detrás del estrado una galería de jóvenes (lo más granado del lugar) que también aplauden a la orden del organizador del evento, que utiliza la técnica del regidor de televisión, para pedir aplausos en el momento oportuno. 

 

    Esta situación es bastante chocante. ¿Se alegran por los “brillantes”  resultados de su gestión o por los fracasos del contrario, al que van a pasar a crucificar minuciosamente a continuación? ¿Van a volver a repetir una serie de promesas que saben que no van a cumplir?  

 

   ¿No deberían aparecer compungidos y arrepentidos por sus pobres resultados y, a continuación, declarar su propósito de enmienda? Nada de eso. Volverán a abrazarse entre sí y a felicitarse de haberse conocido. Todo esto, hasta que no cambie la tortilla y donde dijeron digo quisieron decir diego. Seguirán visitando mercados, besando ancianos y acunando niños en sus brazos. Hasta las próximas elecciones. Después si te vi… no me acuerdo. 

 

     Creo que ya no engañan a nadie. Solo van a escucharlos los que son seguidores acérrimos ciegos y sordos para las nuevas ideas. Se echan en falta aquellas primeras elecciones democráticas. Cuando acudíamos a prestar atención a todos los ponentes a fin de conocer los distintos mensajes y obrar en consecuencia. 

 

     Desgraciadamente acabamos votando al menos malo. O en blanco. Para intentar no ser cómplices de aquellos que nos están mintiendo descaradamente. Porque no dicen lo que piensan, ni hacen lo que dicen. 

 

     En estos momentos recuerdo como, en el siglo pasado, en una especie de photoshop, desaparecía misteriosamente de las fotografías la imagen de alguno de los que asistían a los mítines políticos. A lo largo de los tiempos muchos de los aplaudidores sonrientes, van a cambiar de idea a lo largo de los años y van a desear que nadie les conozca. Cuestión de chaquetas. 

 

    Hasta que pasen las elecciones los telediarios se abrirán con sonrisas, abrazos y aplausos. ¡Mientras no sea con puñaladas! Iremos bien. Pero que me expliquen cual es el motivo de sus risas. 

Manuel Montes Cleries

Soy un apasionado del periodismo y de la comunicación en general. Al estar jubilado tengo todo el tiempo del mundo para ponerme a redactar mis experiencias y mis opiniones sobre un mundo del que me considero un espectador interesado. Me siento más cómodo entre las buenas noticias y en las que se refieren al mundo de los mayores que vivo en plenitud. Me gusta hacer hincapié en el campo de los valores, especialmente el de la familia como escuela de aprendizaje. Mi formación académica pasa por el Peritaje y el Profesorado Mercantil, Licenciatura en Comunicación Audiovisial y doctorado en Periodismo. Llevo muchos años en la radio y la televisión locales haciendo programas sobre la solidaridad. Si quieren saber algo más sobre mi persona lo pueden ver en mi página de face-book y en mi blog “Periodista a los sesenta”.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: