Pablo de Rojas y a quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Por Rodolfo Arévalo

Pablo de Rojas

«¿Podemos llamar a esto Cisma? No creo que dé para tanto y pongo en marcha el refrán español: A quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga»

Menos mal que soy ateo declarado, y no es por ser disonante, ni por aparentar, que nada aparento, si no porque no me ha llamado un ser superior, por esos senderos sobrenaturales nunca, a lo largo de mi vida. Si estoy excomulgado, que no lo sé, no habrá sido por las decisiones, involuntarias, propias sobre mi fe, solo me he mantenido, intelectualmente, fiel a mis neuronas y forma de pensar.

 

Si es verdad que alguna entidad religiosa superior existe, deberá reconocer que Él me ha creado así. Creer o no creer, no es algo que pueda un ser humano manejar a voluntad, solo depende de su configuración cerebral. Pero si el resultado hubiera sido devenir un personaje como Pablo de Rojas, agradezco a mi mente, que me haya mantenido ateo, por refractaria a todo tipo de locura obsesiva con respecto a dioses y religiones.

 

No quiero estar ni parecer, ni siquiera sobrevolar por encima de otros humanos creyentes. Están en su derecho de creer lo que crean conveniente. De hecho los seres humanos tenemos el libre albedrío y la libertad para elegir qué pensar y cómo vivir, en cierto modo y, ateniéndonos a las leyes seglares de la sociedad actual. No digo yo que esté en posesión de la verdad absoluta, nadie suele tenerla, ni siquiera los grandes genios de la humanidad son tan elatos, como para mantener esos pensamientos íntimos propios, muy por encima del común de los mortales. Pero sabemos, ya lo dice la religión, que los caminos del Señor son inescrutables.

 

Terriblemente insondables han de ser, cuando encontramos en nuestros caminos personas como el tal Pablo que, parece más bien un desequilibrado mental que un Obispo. La primera vez que lo vi en televisión, me pareció un ser, que califique de “Piñón fijo”, vamos alguien tan trastornado que no se mueve en libertad, lo mueve solo su desequilibrio y su insensatez de creer estar por encima del resto de los mortales.

 

Estas cosas suelen ocurrir cuando uno ha sido criado en una casa con mayordomo y servicio. Ya sabemos que las jerarquías religiosas solo tienen valor frente a los demás creyentes y es curioso que esta persona haya conseguido que incluso las monjas de un par de conventos le rindan pleitesía y fe ciega. Ya ha habido muchos cismas en la Iglesia Católica a lo largo de su historia, y van dos mil años, ¿Cuántos más no habrá de haber?.

 

Nadie puede contestar a esta pregunta, solo tiene una respuesta no concreta, las veces que surjan personajes que crean ser otra cosas y decidan minusvalorar al resto de creyentes de otras variantes de la doctrina. Esto no tiene ninguna importancia, ¿cuántas veces la humanidad ha puesto en solfa la religión católica, a sus representante o sus dogmas de fe? ¿Cientos, miles? Vaya usted a saber, yo desde luego lo desconozco, por ser un tema que no me interesa, ni me incumbe. No hay más que ver el ambiente que rodea a Pablo, parece que ha recibido de su familia un legado, aparte del rancio abolengo, también un poco desfasado con el siglo que le ha tocado vivir.

 

Si aún estuviéramos en la España Franquista o muy pre Franquista, podría considerarse un “sine cua non”, pero tratándose de una España libre, Constitucional y no sujeta a religión alguna, si no libre para todo tipo de creencias religiosas, parece un tanto forzado que un individuo se auto otorgue el título de Obispo de una supuesta nueva iglesia o la misma pero sin reconocer la jerarquía que existe.

 

¿Podemos llamar a esto Cisma? No lo sé, no creo que de para tanto, no hay suficiente personal que vaya a seguir la doctrina nueva, o eso creo. Pero si es así, no me sentiré alarmado en ningún momento. Pongo en marcha el famoso refrán tan español: “A quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga”, pero como para mi, carece de toda base dada mi incredulidad en el más allá, pues eso, que a Pablo se la bendiga, San pedro o quién sea.

 

Por todo esto es por lo que decía que menos mal que soy ateo declarado, y no es por ser disonante, ni por aparentar, que nada aparento, si no porque no me ha llamado la fe por esos senderos sobrenaturales, nunca, a lo largo de mi vida. Si estoy excomulgado, que no lo sé. No habrá sido por las decisiones propias sobre mi fe, que he desarrollado a lo largo de la vida. Solo me he mantenido, intelectualmente, fiel a mis neuronas y forma de pensar. Si es verdad que alguna entidad religiosa superior existe, deberá reconocer que Él me ha creado así. Creer o no creer, no es algo que pueda un humano manejar a voluntad, solo depende de su configuración cerebral.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: