Las raíces del mal tienen mas de cien años. Se ruega encarecidamente la lectura del siguiente texto y Viva Castilla. Por Guillermo Emperador

Si sus tierras son prósperas fue precisamente porque la odiosa Castilla decidió allí establecer la industria, favoreciéndolas en sobremanera con respecto al resto de territorios

Leer más

España, tierra de conejos. Por Guillermo Emperador

Una de las hipótesis más aceptadas sobre el origen de la palabra España tiene que ver con los conejos. Los romanos la denominaron Hispania, un término que no es de origen latino, de ahí lo misterioso de la cosa. Parece ser que habrían transformado al latín un vocablo fenicio, i-španim o i-spn-ya, que significa “de damanes” o “isla (o costa) de damanes”. El damán o conejillo de roca es un pequeño mamífero peludo emparentado con los elefantes que habita en África y en algunos países árabes. Los fenicios no conocían los conejos pero sí estos damanes, que se les parecen aunque lejanamente. Así que llamaron damanes a los conejos —que aquí eran muy abundantes—, y se quedaron tan anchos.

Leer más

Nuesta lengua es el español, no el castellano. Por Guillermo Emperador

La tan alabada Transición cometió numerosos errores que ahora estamos pagando, y cuyas consecuencias pueden ser funestas para la Nación española a favor de los separatismos periféricos. Uno de ellos fue la cesión en cuanto a la denominación de la lengua común e idioma materno de la mayoría de los españoles.

Leer más

El Rey Silo y otros reyes holgazanes prefirieron el buenismo, y la paz con los moros, a guerrear con ellos. Por Guillermo Emperador

Frecuentemente en los pueblos de España las tiendas y establecimientos de la localidad llevan el nombre del Patrón del lugar o el de un personaje histórico, de tal modo que desde la funeraria hasta el salón de señoritas, pasando por la confitería y el taller mecánico se llamen Santa Tenáclita, por ejemplo. Y precisamente hace unos cuantos veranos tuve ocasión de comprobar aquesto mientras caminaba por las calles de la asturiana ciudad de Pravia, pudiendo observar en muchas locales un nombre que casi ni recordaba, y que, desde luego, no conocen ni por asomo los de «la generación mejor preparada de la historia».

Leer más