Nuesta lengua es el español, no el castellano. Por Guillermo Emperador

La tan alabada Transición cometió numerosos errores que ahora estamos pagando, y cuyas consecuencias pueden ser funestas para la Nación española a favor de los separatismos periféricos. Uno de ellos fue la cesión en cuanto a la denominación de la lengua común e idioma materno de la mayoría de los españoles.

Leer más

El Rey Silo y otros reyes holgazanes prefirieron el buenismo, y la paz con los moros, a guerrear con ellos. Por Guillermo Emperador

Frecuentemente en los pueblos de España las tiendas y establecimientos de la localidad llevan el nombre del Patrón del lugar o el de un personaje histórico, de tal modo que desde la funeraria hasta el salón de señoritas, pasando por la confitería y el taller mecánico se llamen Santa Tenáclita, por ejemplo. Y precisamente hace unos cuantos veranos tuve ocasión de comprobar aquesto mientras caminaba por las calles de la asturiana ciudad de Pravia, pudiendo observar en muchas locales un nombre que casi ni recordaba, y que, desde luego, no conocen ni por asomo los de “la generación mejor preparada de la historia”.

Leer más

¿Descienden los andaluces de los árabes? Que investiguen sus orígenes no vaya a ser que se lleven una sorpresa. Por Guillermo Emperador

Uno de los tópicos más extendidos en España es la supuesta y enorme herencia que los invasores árabes dejaron en España y al cual se aferran muchos rojiprogres para los cuales el Corán es casi más importante que el Manifiesto Comunista. Pues bien, ni dejaron tanto ni Al-Andalus era un pacífico lugar de convivencia de culturas. Pero vamos a centrarnos en el legado genético según el cual los andaluces, ejemplo clásico de gente morena y de ojos oscuros, solo pueden provenir de gentes de más allá del Estrecho.

Leer más

La pastilla roja, la pastilla azul y el nacionalismo. Una paradoja política del color de la medicación. Por Guillermo Emperador

La primera vez que me llamaron “nacionalista español” en un lóbrego piso compartido de una ciudad del Norte sentí una curiosa mezcla de halago y extrañeza. Y eso que todavía no se había estrenado la película Matrix y no había visto por tanto, la secuencia premonitoria, metáfora del nacionalismo, de las pastillas roja y azul. Por un lado, eso de que a uno le llamen nacionalista hasta puede regalar los oídos, dado que esta especie de bípedos está muy bien vista por las gentes modernas de este solar plurinacional. Sin embargo, por otro, me sentí raro, dado que se me calificaba con un apelativo que yo mismo rechazaba abiertamente.

Leer más

España, como la vieja perra ingrata que nunca trató muy bien a sus mejores hijos. Por Guillermo Emperador

Curro Garrote no era antipatriota, ni un separatista de ésos que maldicen a menudo contra la Patria común de todos los españoles. Era un soldado que había estado a punto de perder la vida en las trincheras de Flandes luchando por esa “vieja perra ingrata”. Y también por la verdadera religión, como se decía entonces, contra los rebeldes y herejes (como también se decía entonces) holandeses, seguidores de Calvino o de Lutero.

Leer más