Ramadán nocturno: Bonita manera de fomentar la convivencia y el respeto por la cultura de los demás

Yo vivo delante de una plazoleta /parque, donde hay un conjunto de juegos para críos y se reúne medio barrio. Durante la semana esto es un hervidero de niños por las tardes, y los fines de semana casi a cualquier hora. Hasta ahí todo normal. Durante el último mes en el que los musulmanes han celebrado el ramadán estaban con sus hijos encerrados en casa hasta que caía el sol. Cuando llegaba la noche y todos los demás nos recogemos en casa a descansar, ellos salían al parque y montaban el alboroto.

Leer más

Enfrentamiento civil y Olor a naftalina. Enseñanzas de la Posguerra. Parte III

En los años 50, ya habían pasado once años desde la guerra civil, mis padres, que durante ella, eran todavía niños, solo habían vivido desde la lejanía, que dan la inocencia y los mundos mágicos, las tragedias mas o menos cercanas de los demás. Lo que si vieron los dos y eso les marcó sus recuerdos, fueron muchos muertos en la cunetas, y aunque los adultos, trataran de ocultarlos a su vista era, a veces imposible

Leer más