Ramadán nocturno: Bonita manera de fomentar la convivencia y el respeto por la cultura de los demás

RAMADÁN NOCTURNO
Ramadán nocturno: Bonita manera de fomentar la convivencia y el respeto por la cultura de los demás

 

Durante el último mes en el que los musulmanes han celebrado el ramadán estaban con sus hijos encerrados en casa hasta que caía el sol. Cuando llegaba la noche y todos los demás nos recogemos en casa a descansar, ellos salían al parque y montaban el alboroto.

 

Yo vivo delante de una plazoleta /parque, donde hay un conjunto de juegos para críos y se reúne medio barrio. Durante la semana esto es un hervidero de niños por las tardes, y los fines de semana casi a cualquier hora. Hasta ahí todo normal. Durante el último mes en el que los musulmanes han celebrado el ramadán estaban con sus hijos encerrados en casa hasta que caía el sol. Cuando llegaba la noche y todos los demás nos recogemos en casa a descansar, ellos salían al parque y montaban el alboroto.

 

 

Y así día tras día, todo un mes seguido, da igual que sea sábado como que sea lunes. Afortunadamente, algunos tenemos trabajo y además cumplimos con aquello de que a quien madruga Dios le ayuda, con lo cual procuramos no acostarnos muy tarde. Yo no sé si mis vecinos de barrio musulmanes madrugan o no, lo que sí que sé, es que llevan un mes trasnochando y molestando el descanso del resto de los vecinos que vivimos en esta plaza. Algún vecino se lo ha reprochado, pero ellas, porque casi siempre son las madres, han hecho caso omiso. Bonita manera de fomentar la convivencia y el respeto por la cultura de los demás.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Discover And Share

Discover And Share

Un político me llamó despectivamente Furia Liliputiense. Pues sí, dio en el clavo. Puedo ser extraordinariamente pequeño, según con quien me compare, pero no por ello insignificante y falto de valor. Descubro y comparto la rebelión de las pequeñas cosas. Te sumas?

Deja un comentario