La amiga Silvia desde Santander. A ustedes, los poderosos!

A USTEDES LOS PODEROSOS
A USTEDES LOS PODEROSOS
Que sí, que sí.., que me importan un bledo sus proclamas.. Que en mis hombros, no recae la culpa de todos los males del mundo, ni de los desastres de esta humanidad.. Que ustedes, los poderosos intentan criminalizarnos a través de su sierva la prensa, para lavar su mala conciencia.

“Ustedes los poderosos que confunden solidaridad con santidad, egoísmo con supervivencia, y bondad con esclavitud”

Que la vida es dura, que cada uno hace lo que puede, o lo que quiere, o lo que le dejan y que los que de verdad pueden, tiran balones fuera, haciendo del resto.., recogepelotas.
Ustedes los poderosos que confunden solidaridad con santidad, egoísmo con supervivencia, y bondad con esclavitud. Que sus recursos, y su indigna conciencia, no son los míos. Que nos manipulan, nos vapulean, nos maltratan, nos menosprecian, nos atan y, encima les pagamos por ello.
Que sí, que si algo va mal, es culpa nuestra, y si va bien.., es mérito suyo. Que sí, que abusan de nuestra buena voluntad, que sí, que ponemos las dos mejillas, pero oigan.., ¡ya están magulladas!. Que ustedes, los poderosos tienen su conciencia.., pero yo tengo la mía, y no es la misma..
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario