Ser uno mismo, encontrarse y … Carpe Diem. Homenaje a Oscar Wilde

SER UNO MISMO, ENCONTRARSE Y....CARPE DIEM....
Ser uno mismo, encontrarse y … Carpe Diem. Homenaje a Oscar Wilde

 

 

 

“Ser uno mismo”…Quizás sea una frase tan manida y tan usada por gentes de todo tipo…Que me cuesta reflexionar sobre su verdadero significado…Solo después de una discusión o de un intercambio de opiniones, para hacerlo mas suave, me surge con gran urgencia la necesidad de averiguar si estoy siendo yo misma a estas alturas de mi vida e incluso si lo he sido alguna vez… Si la honestidad… Lo justo… La verdad… La libre elección… Han formado parte de mi camino desde que empecé a recorrerlo… El resultado pertenece a mi yo mas íntimo… Pero desde aquí os animo a practicarlo de vez en cuando….Resulta muy esclarecedor si leemos a Oscar Wilde, escritor, poeta y dramaturgo irlandés en una de sus obras más conocidas: “El retrato de Dorian Gray”.

Con este fragmento de la obra os deseo a todos un buen inicio de semana.

 

 

Oscar Wilde
Oscar Wilde

 

 

Fragmento de “El retrato de Dorian Gray” de  OSCAR WILDE (1854-1900)

 

 

-Lord Henry Wotton: No existe aquello llamado buena influencia, señor Gray. Todas las influencias son inmorales-inmorales desde el punto de vista científico.

-Dorian Gray: ¿Por qué?

-Lord Henry Wotton: Porque influenciar a una persona es darle nuestra propia alma. Esta no tendrá sus propios pensamientos, y se incendiará con sus propias pasiones. Sus virtudes no serán reales, sus pecados, si existen los pecados, serán prestados. Se convierte en el eco de la música de otro, el actor de una parte que no ha sido escrita para él. El objetivo de la vida es el desarrollo de su propio yo. Encontrar su naturaleza apropiada, es esto por lo que cada uno de nosotros estamos aquí. El mundo tiene miedo de sí mismo, se han olvidado de la mayor de todas las obligaciones, la propia. Claro que son caritativos, alimentan al hambriento, y visten a los mendigos. Pero su propio ser está famélico y desnudo. La valentía huyó de nuestra raza. Tal vez nunca la tuvimos. El terror a la sociedad, que es la base de la moral, el terror a Dios, que es el secreto de la religión, estas son las dos cosas que nos gobiernan. Y sin embargo… Sin embargo, creo que si un hombre viviera su vida completamente y hasta el límite, si le diera forma a cada sentimiento, expresión a cada pensamiento, realidad a cada sueño. El mundo alcanzaría un impulso tan fresco de alegría que olvidaríamos lo malo de la mediocridad, y regresaríamos a la época helénica ideal, a algo más dulce, más rico, que el ideal helénico. Pero hasta el hombre más valiente tiene miedo de sí mismo…Se ha dicho que los mayores acontecimientos del mundo suceden en nuestro cerebro. Es en el cerebro, y sólo en él, donde los grandes pecados del mundo suceden….”

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Mercedes Ibáñez Huete

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

Deja un comentario