Los políticos son animales en extinción en el mundo perdido de Internet de las cosas

La revolución de Internet de las Cosas
La revolución de Internet de las Cosas

 

“El mundo tal y como lo entendemos dejará de ser válido el día en que se genere una gran red de internet, la denominada El Internet de Las Cosas”

Mucha gente ya no entiende por qué los dirigentes políticos de los países, sobre todo los Españoles han perdido el liderazgo. Y no lo entienden, porque el mundo que viene ya no se puede construir desde el Liberalismo absoluto o desde el intervencionismo absoluto. Estos sistemas como Procesadores de la economía tan diferentes han dejado o van a dejar de ser válidos en menos que canta un gallo.
Hasta ahora los motores enfrentados de la economía estaban sustentados; o por el control desde el estado de los medios de producción, la producción en sí misma y la distribución, asunto que se ha mostrado muchas veces es inoperante y lleva al desabastecimiento y la pobreza, o por la economía liberal que deja la gestión de la producción, la distribución y los precios en manos de actores libres y que al parecer funcionan y han funcionado mucho mejor que el otro. Pero llegados a este punto del siglo XXI estos sistemas están dejando de ser validos, porque la información y la política han pasado a ser patrimonio de los propios elementos administrados y pueden ser manipulados directamente por una multitud inimaginable de procesadores que diluyen en un mar de incógnitas como se mueve el mercado y el pensamiento humano.
Es más hasta este nuevo sistema dejará de ser válido el día en que se genere una gran red de internet, la denominada “El Internet de Las Cosas”. Los gestores de cualquier forma de producción, distribución y gestión, ya no estarán en manos más o menos concentradas de poder político tanto en estados liberales como intervenidos. Esos sistemas ya han sido superados, por otro mercado libre y en tiempo real que está extendido por todos y cada uno de los actores que intervienen.
Quizás en este principio puedan detentar el poder las empresas que gestionan la propia red, pero ya hay redes ocultas que invaden el ciberespacio por su cuenta y que no tienen aparentemente guías conocidas. La red oculta. Por todo eso, porque el mundo está cambiando a pasos agigantados, pasos demasiado grandes para poder ser seguidos por el pensamiento humano, es por lo que los políticos tradicionales están perdiendo las riendas del control de los individuos integrantes de la sociedad y cuyas interacciones de conjunto o sea su sinergia actúa de manera que siembra incertidumbre en lo que hasta hace poco eran creencias ciegas. Este es un paso previo al gobierno global generado por la propia red, con, leyes de la red y para la red.
Los mundos virtuales estarán cada día más cerca de los humanos, incluso fundiéndose con ellos en una mezcolanza que hará difícil distinguir ¿qué es la realidad física y qué es la realidad virtual? Ese momento casi ha llegado a su realización, le falta un poquito aún, pero ya se van notando sus efectos. Los medios de información, los medios de diversión y los de formación están cambiando realmente y abandonan las antiguas formas de entender el mundo humano. Este mundo que viene será cada vez más de inteligencia virtual conjunta que de inteligencias brillantes y rompedoras, siempre existirán los genios, pero cada vez serán más raros porque la genialidad la detentaran, juntas la interacción de millones de procesadores de ideas y de pensamientos, no como hasta ahora ha sido.
Los políticos como tales están oyendo campanas de muerte, pero no saben de donde provienen. Una lástima, porque este futuro no deja de ser algo, por el momento poco preocupante, ¿Pero quién sabe a largo plazo? Ahí les dejo esta reflexión, ahora es su turno de pensar acerca de lo que muere y de lo que nace. Desde luego lo que si es cierto es que los políticos y la gestión de la economía son animales gigantes de un mundo perdido.
 
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario