Menos palabrería: Los asaltantes debe pasar a disposición judicial. En España sobra cinismo y cobardía. Por José Crespo

Menos palabrería. En España sobra cinismo y cobardía
Menos palabrería. En España sobra cinismo y cobardía

“Todos y cada uno de los ilegales a los que no sé porqué se les llama inmigrantes que entraron delinquiendo, asaltando nuestra frontera atacando y quemando a nuestra policías con ácidos corrosivos, cal viva y lanzallamas deben pasar a disposición judicial”

 

 

Alguien me replica amablemente que Méndez de Vigo el inútil, en varios idiomas, ex ministro de Educación y que tantos ridículos y esperpentos ha protagonizado no pertenece al equipo político de Casado. 

Hemos sabido que Casado designa a Cospedal, y a las figuras de Catalá, Montoro y Méndez de Vigo para presidir comisiones del Congreso. Estén o no estén en su equipo lo cierto es que esto no nos dice nada de cambio alguno.

El pasado viernes, 27 de julio de 2018, leemos que el exministro de Educación y exportavoz del Gobierno de Mariano Rajoy, Íñigo Méndez de Vigo, barón de Claret, será propuesto por el grupo popular para presidir la Comisión de Educación del Congreso, mientras que la ex secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, será propuesta como presidenta de la de Exteriores. Fuentes del partido confirman que esa es una de las propuestas que están anunciando Pablo Casado, y la nueva dirección en la reunión que mantienen con los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado. Así vemos que Casado rescata a Claret, un partidario de Soraya a la que apoyó desde el principio del proceso de primarias.

Ahora Casado se muestra muy firme frente al separatismo y nos habla del 155 cuando el PP no hizo nada y él estaba calladito en su escaño.

Me comenta un amigo marino que en la base militar norteamericana de Rota existen vallas electrificadas y soldados armados porque  defiende mejor el perímetro de una base militar conjunta en suelo aliado, que España los apenas 15,8 kilómetros de frontera en una Ceuta que sufre continuas invasiones, ataques y extrema violencia sin que el gobierno diga ni una palabra a Marruecos.

Lo cierto es que cuando un país como Marruecos, “tradicional amigo y vecino”, ejerce un chantaje sistemático a España con el grifo de la inmigración, sin olvidar que los marroquíes cometen el 18% de los asesinatos y son el 10% de la población carcelaria a pesar de que únicamente representan el 1,5% de la población en España, podemos concluir que resulta de sentido común actuar con determinación y sin complejos ante este desafío.

Todos y cada uno de los ilegales a los que no sé porqué se les llama inmigrantes que entraron delinquiendo, asaltando nuestra frontera atacando y quemando a nuestra policías con ácidos corrosivos, cal viva y lanzallamas deben pasar a disposición judicial, ser juzgados con carácter de urgencia, sentenciados y expulsados junto con el embajador de Marruecos en España, que por cierto es la hermana del rey Mohamed VI, y hacerle ver y entender de una vez a su jefe de Gobierno, Saad-Eddine El Othmani, que España es una nación soberana y pasar de las palabras a los hechos con medidas económicas a la vista de su descontrol fronterizo de esos 15,8 kilómetros.

Creo que esto sería hacer política y defender sin complejos a nuestro propio país.

Mientras tanto, los días pasan sin que ningún miembro del Gobierno actual o el mismísimo Pedro Sánchez o de la izquierda española haya condenado el brutal ataque a nuestra policía, o haya cogido de inmediato el avión presidencial para visitar a las decenas de agentes españoles heridos.

El caradura de Pedro Sánchez, justificado por su portavoz Calvo, tiene tiempo para irse con su mujer en el Falcon, como cualquier millonario de su edad, a presenciar un concierto de The Killers, pero no tiene tiempo para visitar a las decenas de policías y agentes heridos de la Guardia Civil. Por su parte la casta marxista leninista de los podemitas sí tuvo tiempo para reunirse con las familias de los agresores de Alsasua, pero no para reunirse con las familias de los agentes españoles.

Discúlpenme por esta mi última expresión para cerrar estas líneas per… ¡esto es una puta vergüenza!

Tenemos que recuperar la dignidad de nuestra Patria, a día de hoy en manos de unos mediocres extremistas que alzaron al poder mediante una moción de censura, legal pero falsa en sus motivos, a un inútil ZP3 y dirigida únicamente a acabar con el sistema y por encima de todo romper España.

Me reitero en mis líneas de ayer: Tres muros de hormigon, Ceuta, Melilla y Gibraltar (este muro sin puerta).

Share on Facebook189Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
José Crespo

José Crespo

José Crespo. Si Vis Pacem Para Bellum, enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Soldado en la reserva, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por".

Deja un comentario