Capítulo III. Así funciona el clientelismo lazi en Cataluña. Por Discover and Share

Así funciona el clientelismo Lazi en Cataluña
Así funciona el clientelismo Lazi en Cataluña

“Se concede uno de estos cursos a un centro de formación de Tarragona, de clara tendencia separatista. El curso va dirigido para trabajadores y autónomos, y tiene una cuota para parados”

Cada año Pimec, que es la patronal de pequeña y mediana empresa de Cataluña, de orientación separatista, distribuye una serie de cursos de formación subvencionados para trabajadores entre diferentes centros de la comunidad. Entre los más demandados están los que tienen que ver con Internet, redes sociales y marketing 2.0.

Se concede uno de estos cursos a un centro de formación de Tarragona, de clara tendencia separatista (sus propietarios son de los más proselitistas de la causa dentro de Pimec). El curso va dirigido para trabajadores y autónomos, y tiene una cuota para parados.

Después ayudarán en en redes sociales a la causa golpista catalana
Después ayudarán en en redes sociales a la causa golpista catalana

“Se han beneficiado de una subvención personas por su ideología y no por su estatus en el mercado laboral”

Este centro ha ofrecido el curso a personas afines ideológicamente hablando, es decir separatistas, independientemente de si estaban trabajando o no, es más la mayoría eran parados.

Por tanto, se han beneficiado de una subvención personas por su ideología y no por su estatus en el mercado laboral. Todas estas personas que han realizado el curso gratis, después ayudarán en en redes sociales a la causa golpista catalana. Así funciona el clientelismo Lazi en Cataluña.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Discover And Share

Discover And Share

Un político me llamó despectivamente Furia Liliputiense. Pues sí, dio en el clavo. Puedo ser extraordinariamente pequeño, según con quien me compare, pero no por ello insignificante y falto de valor. Descubro y comparto la rebelión de las pequeñas cosas. Te sumas?

Deja un comentario