Además de tener que aguantar políticos mentirosos ahora tenemos que aguantar empresas mentirosas por teléfono. Por Rodolfo Arévalo

empresas mentirosas por teléfono
Empresas mentirosas por teléfono

“Que hartito estoy de las empresas mentirosas de telefonía que operan en España. Una amiga me dijo, me estoy cambiando de compañía de teléfono, porque la mía funciona muy mal. Yo le contesté, no te molestes, la que vas a coger también funcionará mal”

Que hartito estoy de las empresas mentirosas de telefonía que operan en España. Hace poco una amiga me dijo, me estoy cambiando de compañía de teléfono, porque la mía funciona muy mal. Yo le contesté, no te molestes, la que vas a coger también funcionará mal. Todas funcionan muy mal, si no es por H es por B. Esto es un hecho, yo ya llevo tres cambios para intentar buscar una medianamente buena, no existen, por lo menos aquí en España. En todas ellas cuecen habas. Que si la conexión no es contante, hay cortes o fallos en la línea, que si no se oye al que te llama o no te oye el destinatario de la llamada, que si tienes ADSL no funciona rápido o aún habiéndote convencido de poner fibra, sigue pareciendo el caballo del malo. Si pagas canales de televisión por cable, peor, un día no te conectas, otro día pone que hay un error X al siguiente que debes reiniciar el decodificador. Si solamente ves un programa a la semana, porque es realmente interesante, te lo pierdes entre que llamas o no a la compañías suministradora.

Que digo yo, que si no saben ¿para que se meten, solo para sacarte la pasta? Esa parece la razón más lógica, lo mismo que pasa con el precio de la gasolina, la luz, el gas y cualquier otro servicio de primera necesidad. Además los precios de lo que tienes van subiendo en cuanto pasa un año a cantidades abusivas. En EEUU un amigo me cuenta que tiene dos móviles, televisión por cable, con quinientos canales, un fijo, ADSL con conexión constante a máxima velocidad y solo le cobran el alquiler de la línea y si hace llamadas internacionales. Alguien puede tener la tentación de decir pues no tengas teléfono, eso no es necesario. Pues sí, equivocados opinantes, sí es necesario, porque si no volveríamos al mundo del mil ochocientos y no creo que a nadie le guste. Además al tener a la gente separada entre grandes distancias, así como el trabajo y el centro de las ciudades, se hace imprescindible. Si se trata de que dejemos el coche aparcado para no hacer polución, es fundamental tener ADSL para trabajar, pero si falla, adiós bonito teletrabajo, etc, etc…

“El caso es que no hay día en que alguien te llame a alguna hora del día para venderte algo de telefonía”

El caso es que no hay día en que alguien te llame a alguna hora del día para venderte algo de telefonía. Ahora paso a un caso particular, caso que puede ampliarse a casi todos los servicios que tenemos contratados en casa. Hora de descanso, tres de la tarde, llama una señorita y dice: -¿Hablo con don Rodolfo Arévalo?. -Si, yo mismo, dígame. – Le llamo de Mopistar, hemos llamado a su madre y nos ha dicho que hablemos con usted, que ella no se entera. -Bien y ¿que desean? -Queremos hacerle una oferta a su madre de teléfono móvil con llamadas ilimitadas y mantener su fijo y ADSL por el que en la actualidad paga cincuenta euros al mes por un contrato en el que, además del añadido del móvil y los mega bites, solo pagará treinta euros mes. -Bien, pero mi madre no usa móvil esta en casa siempre… -Bueno, puede usarlo usted… Yo viendo que evidentemente según lo expone es una rebaja sustancial para la economía de mi madre le digo que sí. -Me tiene usted que dar unos datos para confirmarlo. -Diga -Su madre es Amelia ¿es cierto? -Así es. -Vive en tal del tal del tal, ¿es cierto? – Si. -¿Puede darme el número del carnet de identidad? -Pues si mire es el (que sea). A todo esto, la señorita de un sistema de operadoras deslocalizado en sud américa piensa que soy tonto, porque me repite las cosas para ver si lo he entendido. Se lo hago notar diciendo -Perdone señorita ya me he enterado a la primera, cree usted que soy tonto, pues no, no lo soy.

Siguiente pregunta de la señorita -No, caballero no creo que sea tonto -Pues entonces deje de tratarme como si lo fuera. – Por supuesto. Dígame por favor el número de cuenta bancaria de su madre. – Vamos a ver, para qué quiere saberlo, ya lo tienen ustedes en sus facturas, mi madre es clienta desde hace cuarenta años. – Ya pero al principio de la conversación le dije que llamábamos de SINTROQUEL telefonía… -Perdone, ahora sí que cree usted que soy imbécil, cancele todo, no quiero saber nada de Sintroquel ni de Sintroquelita, vaya a mentirle a otro… -Pero señor, deje que le explique… -Vuelvo a repetir, que no soy idiota, coño, que ya me he enterado de que son ustedes unos mentirosos, cómo les voy a confiar mi línea de teléfono si ya me entran con mentiras. -Caballero escuche… -No, no quiero escuchar nada más, no me gustan las mentiras, ni los mentirosos, así que cancele la oferta y quede usted con Dios que ya me ha hecho perder veinte minutos de mi tiempo. Cuelgo. – Qué ha pasado, que te he oído gritar – Nada mi amor, que no contentos con tener que aguantar políticos mentirosos al parecer ahora tenemos que aguantar empresas mentirosas por teléfono. Lo importante que es acabar con las mentiras.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario