La Justicia, protagonista principal de la vida española: Hoy se enjuicia al magistrado Llarena y el senado reprobará a la ministra. Por Eugenio Narbaiza

Cristina Ayala, Portavoz Adjunta del PP en el Senado.
Cristina Ayala, Portavoz Adjunta del PP en el Senado.

“Nos asombra cómo trató la ministra al Juez Llarena, porque nos pareció indigno que al juez le dejaran absolutamente tirado”

La celebración de la vista que verá la demanda interpuesta contra el juez Llanera que tendrá lugar hoy en Bruselas, la postura de la vicepresidenta y de la ministra de justicia respecto a la defensa del magistrado que tuvo que ser rectificada por el presidente del gobierno, las dificultades de los jueces en Cataluña, unas reuniones de la fiscal general del estado con los fiscales del Supremo, así como la interposición de una posible censura a Pedro Sánchez por parte del PP, complementada con la presión social necesaria para que dimita, son alguno de los temas que hablamos hoy en LA PASEATA con Cristina Ayala, Portavoz Adjunta del PP en el Senado y responsable de relaciones institucionales de los populares.

– Señora Ayala, hoy 25 de septiembre, en Bruselas un juez puede poner en cuestionamiento el ordenamiento jurídico español e intentar juzgar a un juez, por actuar cumpliendo su obligación en cumplimiento de la legislación española. ¿Qué opinión le merece el conocido como “caso Llarena?

Estamos muy sorprendidos por cómo ha ido el tema, desde el primer momento. En primer lugar, nos asombra cómo trató la ministra al Juez Llarena, porque nos pareció indigno que al juez le dejaran absolutamente tirado, cuando este magistrado, es el que instruye una causa que afecta a la unidad de España. Esta situación, nos pareció intolerable y en este sentido, pedimos explicaciones a la ministra, quedando únicamente claro que la ministra, se había carteado con su homólogo belga, pero sin manifestar su intención de defender al juez Llarena.

“Nosotros pensamos que esto es consecuencia de las hipotecas que tiene el señor Sánchez, es decir, una especie de pacto de no agresión entre los nacionalistas catalanes y el gobierno”

– ¿Esta inicial postura de la ministra puede deberse a que ella en un tema en el que se vio afectada, no recibió la defensa del estado?

Puede ser una de las causas de la postura de la ministra, pero nosotros pensamos que esto es consecuencia de las hipotecas que tiene el señor Sánchez, es decir, una especie de pacto de no agresión entre los nacionalistas catalanes y el gobierno, puesto que como podemos comprobar estos días, están surgiendo comentarios en cascada para que no se alargue la prisión provisional a los políticos presos, tal y como lo dijo el domingo la señora Calvo, o para que haya un indulto posterior, según manifestó la delegada del gobierno en Cataluña. Esto responde a una estrategia en la que no les importa dejar al poder judicial tirado, con tal de que el Señor Sánchez, siga sentado en la Moncloa.

– A lo largo del pleno de hoy y mañana en el Senado, el grupo popular, va a proceder a reprobar a la ministra de justicia, justo en un momento en el que se encuentra en una situación grave, a causa de unas escuchas que se han publicado y de las que me imagino, pedirán explicaciones porque le acusan de haber mentido.

Estamos ante una situación inédita, dado que este gobierno, no deja de darnos sorpresas, porque nosotros no sabíamos que íbamos a acumular más motivos, para reprobar a la ministra. El tema del juez Llarena, es el tema básico y fundamental de la reprobación, porque tras mes y medio de idas y venidas, de informes, la obligación moral de defender a un juez, quedó casi en nada. Teniendo en cuenta además que este juez ha sufrido presiones personales y que ha sufrido ataques, sin recibir la defensa del gobierno, nos pareció completamente lamentable. Por otro lado, como todos los españoles pudimos ver, se ha producido una mentira, pero lo que no esperábamos es que, en dos semanas, hubiera otro motivo añadido de gravedad, en el que se filtran unas conversaciones, en las que se ve nuevamente que la ministra miente, respecto a que no ha tenido una relación personal ni profesional con Villarejo, comprobándose que en esas filtraciones se ve una relación personal más que fluida, en la que incluso los interlocutores utilizan su nombre de pila acortado. La relación con las cloacas del estado, es evidente.

Cristina Ayala
Cristina Ayala: “Estamos atónitos con ver como a este gobierno, no le importa absolutamente nada, con tal de seguir sentados en la Moncloa “

“El ministro Borrell, habló claramente señalando que Cataluña es una nación , cuando en el artículo dos de la Constitución viene recogida la indisolubilidad y la unidad de la nación española”

– ¿Las declaraciones realizadas por la ministra Batet, el ministro Ábalos, la vicepresidenta y la delegada del gobierno en Cataluña respecto a los políticos presos, no suponen una cierta injerencia en la justicia que podría provocar un conflicto de competencias, e incluso la intervención del CGPJ?

Efectivamente. Estamos atónitos con ver como a este gobierno, no le importa absolutamente nada, con tal de seguir sentados en la Moncloa y hay una estrategia, clarísimamente diseñada, como se ve por ejemplo en las declaraciones realizadas por el ministro Borrell, que habló claramente señalando que “Cataluña es una nación “, cuando en el artículo dos de la Constitución viene recogida la indisolubilidad y la unidad de la nación española. Esas declaraciones en cascada, además de ser indignas por sí mismas, nos parecen un clarísimo movimiento, para influir en el poder judicial, cuando la independencia del poder judicial, es una de las bases fundamentales de nuestro estado democrático y de derecho. Estamos muy preocupados en este sentido por como llevan esta estrategia.

Cristina Ayala, senadora del PP
Cristina Ayala, senadora del PP: Estamos muy preocupados en este sentido por como llevan esta estrategia desde el gobierno.

“Las acusaciones de rebelión son las que impiden que los parlamentarios que están huidos en este momento o en prisión, tengan su escaño funcionando”

– Según informaciones de hoy lunes, parece ser que la fiscal general del estado, se ha reunido en un par de ocasiones con cuatro fiscales del Supremo, a fin de suavizar la acusación de rebelión. ¿Si se confirma, que va a hacer el PP?

Estos días atrás, hemos visto como el señor Tardá decía que solo habría presupuestos si las acusaciones de rebelión, decaían. ¿Por qué quiere Tarda que decaigan las acusaciones de rebelión? Porque estas acusaciones, son las que impiden que los parlamentarios que están huidos en este momento o en prisión, tengan su escaño funcionando, dado que al instruir la causa el magistrado Llarena, en el momento en el que entran en prisión, o son declarados rebeldes, les impide seguir en su cargo público del parlamento. Esto ha provocado el cierre del parlamento y que no se pueda debatir en pleno en el parlamento catalán, porque así lo han decidido, como si las instituciones, estuvieran a su servicio. Parecer ser que se han reunido los fiscales, pero veremos que ocurre hasta el final del procedimiento. No descarte que pidamos la comparecencia de la fiscal general y que pidamos explicaciones.

– Aunque por votos sabemos que no saldría, dado los mecanismos de cese establecidos en las leyes solo cabe la presentación de una moción de censura. ¿Ha llegado el momento en el que el PP se plantee presentar una moción de censura a este gobierno?

La cuestión de los votos es importante y somos conscientes de que la sociedad está demandando una moción de censura o medidas similares, pero la sociedad debe ser consciente que una moción de censura en este momento, no es suficiente, sino que se tiene que producir una presión de la sociedad. Le pongo el ejemplo del caso del juez Llarena porque hasta el momento en el que la sociedad, no ejerció una presión necesaria hacia el gobierno, este no cambió su postura, hasta que se produjo la rectificación del presidente del gobierno. En este caso, la sociedad civil y quienes nos damos cuenta que este presidente del gobierno está dispuesto a cualquier cosa, choque institucional, saltarse el senado, la presión social es importante, porque la situación es insostenible. Nosotros estamos haciendo una oposición razonable y nos va a costar conseguir los 176 votos necesarios, pero no cabe duda que la presión debe seguir así, de manera razonable, exigiendo hasta que se den cuenta que esto no puede seguir así.

El juez Pablo Llarena
El juez Pablo Llarena

“Entramos en una semana en la que la Justicia y sus aledaños, se convertirán en protagonistas principales de la vida española”

 

Entramos en una semana en la que la Justicia y sus aledaños, se convertirán en protagonistas principales de la vida española, puesto que de su resultado, dependerá no solo el futuro político de algunos, incluido ministros del gobierno, sino también de ver qué sucede en el caso del juez Llarena, quien hoy martes, se enfrenta en Bruselas a una demanda civil, con el fin de apartarle del caso que está instruyendo en relación a los delitos cometidos por los políticos catalanes que se encuentran en prisión y huidos en Bélgica.

Esta demanda que ha recibido el juez Llarena, como argucia jurídica de aquellas personas afectadas por el caso que instruye, será decisiva para comprobar si, por un lado, las instituciones judiciales europeas, en este caso las belgas, se saltan convenios y acuerdos entre países hermanos, para enjuiciar a un magistrado de otro país cuyo “pecado” ha sido cumplir con su obligación. Si la demanda en su traducción estaba mal traducida intencionadamente o, en definitiva, desde Europa y concretamente desde Bélgica, se respeta la razón de ser del ordenamiento jurídico español y que tanto la democracia como la justicia española, son homologables e independientes en sus poderes, tal y como lo establecen los estándares institucionales.

Por otro lado, está el caso de la reprobación de la ministra de Justicia María Dolores Delgado, que tendrá lugar hoy o mañana en el Senado, dependiendo de la duración del pleno de la cámara, a petición del PP, quien considera que la actuación de la ministra, en cuanto a la defensa del juez Llarena, ha dejado mucho que desear, por su frialdad en la defensa del magistrado, influida quizás por lo que le aconteció hace algún tiempo en una situación personal, unido al hecho de que en unas grabaciones aparecidas ayer en un digital madrileño, parece ser que induce a pensar que la responsable de la cartera de justicia del gobierno de Sánchez, no ha dicho la verdad a la sociedad, respecto a sus relaciones personales o profesionales con el comisario Villarejo.

Tampoco podemos olvidarnos de las presiones que están recibiendo los jueces y magistrados en Cataluña, en donde parece que ser un servidor del estado, empieza a ser complicado por las presiones y coacciones que reciben desde el mundo político, sin que estas, sean cortadas de lleno por parte de quienes deben hacerlo. En este caso el gobierno de la nación, que muestra una actitud tibia hacia quienes, desde sus responsabilidades de aplicar la ley, solo se limitan a ejercer las obligaciones que les confieren la defensa de la ley, el estado de derecho y la Constitución, como lo demostraron con sobrada eficacia el pasado 1 de octubre.

“Un gobierno que actúa como lo hace este, asusta, da miedo, preocupa y lo que es peor, no garantiza la estabilidad, ni la confianza en la política, ni en la economía”

No es de recibo que en una democracia los ciudadanos veamos a un diputado de una formación independentista, que sustenta al presidente del gobierno en su cargo mediante los votos, sea capaz de solicitar en una sesión de control del parlamento, dirigiéndose al presidente del gobierno, que, para aprobar los presupuestos, deberán exigir a los jueces que se quite la pena de rebelión a los políticos presos, huidos o fugados de la justicia. Pero lo que resulta más decepcionante, es que ese presidente de gobierno y sus ministros, en vez de recalcar la separación de poderes y la independencia del poder judicial en nuestro país, se lancen a una campaña perfectamente preparada para intentar que se suavicen las acusaciones contra quienes han vulnerado las normas del estado de derecho y están a punto de enfrentarse a un juicio por ello.

Esto además de una intentona por mantenerse en el poder a toda costa sin importarles la justicia, su independencia, ni tampoco el estado de derecho y la ley de leyes, la Constitución, no ofrece garantías de que quien nos gobierna, cuide las esencias democráticas de un país en el que su trayectoria democrática desde la reinstauración de 1978, ha sido modélica y admirada en todo el mundo, porque un gobierno que actúa como lo hace este, asusta, da miedo, preocupa y lo que es peor, no garantiza la estabilidad, ni la confianza en la política, ni en la economía a una sociedad a la que se le ha tomado el pelo y que empieza a sentirse rehén de ese jefe de partido de los 84 escaños apoyado por independentistas, bildutarras y podemitas, lo mejor de cada casa, para que nuestra España se vaya al garete o quede herida de muerte

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

2 comentarios sobre “La Justicia, protagonista principal de la vida española: Hoy se enjuicia al magistrado Llarena y el senado reprobará a la ministra. Por Eugenio Narbaiza

  • el 25 septiembre 2018 a las 12:46
    Permalink

    Todo queda dicho con ésta frase. Nada más que opinar.
    “Un gobierno que actúa como lo hace este, asusta, da miedo, preocupa y lo que es peor, no garantiza la estabilidad, ni la confianza en la política, ni en la economía”

    Respuesta

Deja un comentario