Andalucía, la esclava a vender en el mercado persa de Europa. Por Fuensanta Santos.

En los últimos años se han perdido mas de 2.200 hectáreas de cultivo de tomate en Andalucía
En los últimos años se han perdido mas de 2.200 hectáreas de cultivo de tomate en Andalucía

“El tomate de Andalucía, de camino a la extinción debido a la pérdida de rentabilidad, pero es que le van detrás , el melón, la sandia, el aguacate y el pimiento”

De la Granja a la Mesa” fue el bonito eslogan que, en 2019 presentó Europa con una serie de objetivos cómo reducir un 50% de productos fitosanitarios, un 20% de fertilizantes y promocionar la producción ecológica, además del llamado “Pacto verde”. ¿Quién no compra eso?, pero a la hora de la verdad la realidad para los agricultores en Andalucía es bastante mas oscura y desesperante.

De hecho, Andalucía ha sido y sigue siendo la moneda de cambio ante los chantajes descarados del Rey Marroquí y otros países como Turquía. Desde España y también ante Europa que lo permite, es la esclava a vender, la víctima a sacrificar, una historia tan real como lamentable.

Antonio Navarro, presidente de Asaja Almeria nos confirma que, Andalucía es la principal afectada por unos acuerdos con Europa respecto al contingente de tomates que se firmó hace diez años y que respondía a la necesidad de aumentar la importación de tomate de Marruecos debido sobre todo al aumento en el número de países comunitarios.

Si, 285.000 toneladas al año, cantidad por otra parte que se ve cada año triplicada en la práctica ante la inoperancia del Gobierno de España y las autoridades Europeas, dado que gran cantidad de las importaciones de Marruecos, no solo se dan desde Algeciras , sino desde los puertos de Roterdam y Perpignan.

La cuestión es que con la salida del Reino Unido de la UE, los agricultores han pedido la revisión de ese contingente desde primeros de año, porque son 67 millones menos de consumidores, y, consecuentemente es lo que procede.

En realidad ¿ven ustedes serio que concretamente en la reunión que tuvo Asaja con la subdirectora General de Frutas y hortalizas del Ministerio de Agricultura, María Camino Arroyo Pérez, el pasado 1 de Junio, la susodicha responsable, se negara en redondo a las estudiar las reivindicaciones de los agricultores andaluces, y les respondiera tajantemente QUE NO ERA SUFICIENTE MOTIVO PARA RENEGOCIAR?

Por muy dantesco que parezca esa fue la respuesta oficial. Nada sobre la reducción del contingente asignado. Y nada sobre los controles arancelarios correspondientes, que tenían que redundar en el campo español y que, hoy por hoy tampoco se sabe cuales son, porque el Ministerio no da cuentas sobre su gestión, la sospecha es que Marruecos no paga aranceles, al igual que tampoco se les exige los mismos controles fitosanitarios.

Pero, es que además en los productos de Turquía sobre todo pimientos y aguacates además de otras hortalizas, han tenido mas de 200 alertas en controles sanitarios que, no nos olvidemos, son aleatorios, no es una cosa que se haga ni siquiera semanalmente.

Debido a estos abusos y la inoperancia de las autoridades españolas y europeas, se han perdido en los últimos años mas de 2.200 hectáreas de cultivo de tomate en Andalucía por la falta de rendimiento, la mayoría en pequeñas explotaciones familiares, lo que impide el relevo generacional, y solo es sostenible para grandes empresas que tienen la capacidad de diversificar sus plantaciones.

Mientras el Rey de Marruecos es el que está construyendo un gran emporio internacional, gracias a Europa , que no tiene en cuenta ni los sueldos de esa mano de obra barata y no regularizada, la falta de controles en los productos fitosanitarios que se utilizan para el tomate, la sandia o el melón, y sobre todo la falta de aranceles, lo que hace inviable a los productores andaluces y resto de España competir en precios, puesto que los gastos de producción son tres veces mas, amén del fraude a los consumidores de Europa en etiquetado y trazabilidad, imposible saber qué damos de comer a nuestros hijos.

El Plan “Generation Green” marroquí pretende contar en 2030 con 5.000 hectátreas de producción hortícola en el Sáhara Occidental.

¿Efectos en nuestra agricultura? El tomate español, de camino a la extinción debido a la pérdida de rentabilidad, pero es que le van detrás , el melón, la sandia, el aguacate y el pimiento.

 

Fuensanta Santos

Básicamente mi vida profesional ha sido variada y variopinta, aprender siempre y probar lo que me llena es mi lema de vida, autodidacta completamente, Mis aficiones han estado vinculadas al mundo de la Cultura y la Comunicación de forma amateur, he formado parte de los Comités de Organización de Congresos a nivel autonómico y nacional de Cultura y Folclore, Historia Medieval, y Mundo del Temple. He participado además en programas de radio, televisión y periódicos locales. Dirijo y escribo en dos revistas El Grial y La Maravillosa Mijas, Encantada, soy Fuensanta Santos.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: