Las campanas de toda Andalucía van a repicar cuando los despachos de la Junta pidan el último taxi. Por Juan Manuel García Montero

ovencita sofisticada de New York ante el escaparate de Tiffany
Jovencita sofisticada de New York ante el escaparate de Tiffany a la espera de un taxi de color amarillo hasta Andalucía

“Cuando Truman Capote dibujó con sus palabras a una jovencita sofisticada de New York ante el escaparate de Tiffany, no imaginaba que la magia del cine llegaría en un taxi de color amarillo hasta Andalucía”

Cuando Truman Capote dibujó con sus palabras a una jovencita sofisticada de New York ante el escaparate de Tiffany, no imaginaba que la magia del cine llegaría en un taxi de color amarillo hasta Andalucía. Elegantemente vestida con doce escaños recién conseguidos ante el escaparate de San Telmo, pero con un café en vaso de cartón. La elegancia sacada de contexto cuesta entenderse y eso mismo pasa con las ideas que no terminan de encontrar el momento apropiado de salir del armario.

Afortunadamente VOX no ha querido convertirse en Blacke Edwards y ha puesto en valor con responsabilidad el último resultado electoral del PP en una estrategia negociadora que es un mérito de Teodoro García Egea. No me fío ni un pelo de la lógica electoralista de Ciudadanos y sé de buena tinta que son capaces de echar las patas por alto si ven la mínima oportunidad de demostrar su mal entendida política naranja, no han tenido esta oportunidad. Si Inés Arrimadas viviera en Utrera otro gallo cantaría pero bastante tiene con mantener ondeando la bandera española en Cataluña.

Hay veces en las que hay que dar la razón a los niños para contener el llanto y dejar que poco a poco se vayan dando cuenta de la verdadera situación. La política actual ha dejado en un rincón a la experiencia y a la reflexión, a los principios y a los valores de Estado para poner sobre una bandeja de plata al oportunismo y a la ocurrencia en forma de Twitter. Ante esta herencia de años provocada por la ausencia de regeneración interna y de control de los aparatos, solo se puede hacer frente con sensatez y con grandeza. Alguien debe parar el proceso de selección política inversa, ha llegado el momento de restablecer el valor de las ideas y de la lógica. El valor de la calidad personal.

Taxi Driver, 40 años después
El PSOE en Andalucía igual que Taxi Driver, 40 años después

“En esto, Pablo Casado está haciendo un gran esfuerzo por enderezar el timón de un Partido Popular lastrado por el tancredismo pusilánime del pasado”

En esto, Pablo Casado está haciendo un gran esfuerzo por enderezar el timón de un Partido Popular lastrado por el tancredismo pusilánime del pasado. Cuesta trabajo entender como algunos compañeros sienten nostalgia de la peor etapa de nuestro partido. El PP era una fuerza hegemónica en todo el centro derecha español, conformaba gobiernos por toda España y en la mayoría de Instituciones Públicas. Don Mariano heredó un buque y casi deja una patera naufragada. Las cosas como son, entre escándalos e incapacidad de tomar caminos rectos el partido perdió el norte y el sur. El relevo era necesario y en profundidad. Otra película.

El primer episodio importante en este desayuno con Casado, ha sido conseguir formalizar un nuevo gobierno andaluz con un Presidente popular. Cualquier otra cosa sería un lastre importante y PSOE y Ciudadanos lo sabían. Por ello debemos asumir sin nuevos complejos que el aliado necesario del PP para los próximos años es la fuerza de Santiago Abascal. Ni hoy ni mañana, el PP podrá cerrar una mayoría suficiente sin los votos de VOX. Sus votantes han salido de las mismas casas y de los mismos colegios. El acuerdo es sano, inteligente y necesario.

El votante de derechas se ha ubicado en el escalón en el que ha querido o en el que se ha visto empujado por el sorayismo, pero su procedencia es la misma y desde luego su unidad de criterio ante el socialismo de Pedro Sánchez, meridianamente claro. Para que vamos hablar de Podemos y sus filiales. Por eso, apoyar a Juanma Moreno es una extraña pero necesaria necesidad de supervivencia para VOX y a la vez para el PP de Andalucía.

Nadie, medianamente conservador, podría entender un resultado que dejara a Susana Díaz con las manos en la masa y los balcones cerrados en una administración autonómica que clamaba airear cuatro décadas de socialismo en vena. Lo lógico era este resultado que nos llena de Esperanza y que abre un horizonte amplio y apasionante. Si sabemos hacer las cosas bien, si se gobierna sin los complejos de ayer y se es capaz de limpiar la corrupción dentro y fuera, la derecha nacional decente puede recuperarse de una caída, que de no llegar la nueva dirección nacional del PP y VOX hubiese sido casi definitiva.

Taxi
Las campanas de toda Andalucía van a repicar cuando los despachos de la Junta pidan el último taxi

“El pacto del PP con VOX y la consecuencia de un gobierno de regeneración andaluza, es sin duda, un momento de inflexión para comenzar a retomar el camino del sentido real de una política de derechas, liberal”

Sólo las grandes organizaciones, las importantes de verdad, son capaces de recuperarse de los azotes de la mala gestión y de la falta de supervisión. El pacto del PP con VOX y la consecuencia de un gobierno de regeneración andaluza, es sin duda, un momento de inflexión para comenzar a retomar el camino del sentido real de una política de derechas, liberal de toda la vida. Llegado este momento, ahora debemos profundizar en la limpieza de unas siglas que fueron ejemplo de integridad y orgullo de los votantes. Cuando todos los corruptos estén en la cárcel, la política habrá ganado la batalla de la justicia y de la democracia limpia. La sexta no tendrá noticias que vocear.

Ver un gobierno de derechas en Andalucía va a ser una experiencia sublime que seguiremos en las televisiones, con la misma pasión de un partido de champions tras medio siglo de llegar a la final sin acariciar el éxito. Realmente una fantasía hecha realidad. La cabeza me lleva a repasar todo el camino recorrido para llegar a este momento y no puedo dejar de pensar en Javier Arenas. Hubiese sido un presidente realmente bueno para nuestra tierra, pero las cosas a veces no son cuando uno cree, sino cuando suceden por arte de las circunstancias y de las urnas. No deja de ser curioso como tras conseguir el mejor resultado en la historia del PP en Andalucía la consecuencia fue bien distinta a la actual. Prefiero no comparar el resultado.

Reconozco que como militante del PP andaluz me he sentido personalmente y en representación de mas de un 30% de los afiliados del PP de Granada desprotegido y desamparado por el actual Presidente Regional, pero puedo reconocer igualmente con toda honestidad, que al ver el miércoles pasado a Juanma Moreno compareciendo ante los medios de comunicación andaluces, sentí una alegría compartida por los años. “Ahora comienza una nueva etapa para nuestra tierra”. Es justo que lo que deben dar las urnas se refleje en los resultados, al menos él ha tenido la suerte de concurrir con interventores, con censos claros, con pulcritud democrática y respeto a la ley electoral. Pensar que los socialistas han sido derrotados y que un miembro del PP será Presidente de la Junta es un sueño hecho realidad, es un éxito histórico y es sencillamente justo. Estoy feliz.

Tarde de invierno en Cádiz
Andalucía es una tierra grande con un futuro apasionante. Tarde de invierno en Cádiz

“Posiblemente esta triple coalición será también la antesala de un proceso que bien puede repetirse a nivel nacional”

Será una legislatura buena y obligatoriamente decente. Posiblemente esta triple coalición será también la antesala de un proceso que bien puede repetirse a nivel nacional. De la misma manera que tras cuatro años, nos hemos acostumbrado a la presencia de Podemos, con mayor motivo VOX se acoplará a la democracia española como una realidad social, espejo de lo que está sucediendo en todos los países de nuestro entorno. Negar esta circunstancia es no querer ver el futuro de las próximas elecciones.

Ya falta poco para ver a los nuevos gestores asumiendo sus responsabilidades. Andalucía es una tierra grande con un futuro apasionante. Amanecerá por Huelva y caerá el sol en Almería, despertarán los olivares de Jaén acariciados por la nieve de Granada, preparará Málaga el mar y Córdoba peinará los campos, Cádiz cantará por alegrías y en Sevilla se abrirán los balcones. Será un día grande para recordar el resto de nuestra vida.

Don Blas llamará al último taxi de la mudanza que partirá decidido con destino al número 37 de la calle Esperanza. Ha llovido mucho, han robado mucho, demasiado tiempo, pero como dice nuestro himno nos hemos levantado. ¡Viva Andalucía! ¡Viva España!

Share on Facebook66Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Juan Manuel Garcia Montero

Juan Manuel Garcia Montero

Afiliado del Partido Popular dese 1.990 soy en la actualidad concejal en el ayuntamiento de Granada. He sido Concejal de Cultura durante 13 años consecutivos y ejercido la responsabilidad de ser portavoz del grupo municipal del PP y del gobierno de la ciudad durante cinco años. En 2016 presenté mi candidatura a la Presidencia del PP de Granada y una Sentencia judicial acaba de darme razón al declarar la nulidad del proceso congresual en el que han quedado demostradas las irregularidades internas que me impidieron acceder a la presidencia.

Un comentario sobre “Las campanas de toda Andalucía van a repicar cuando los despachos de la Junta pidan el último taxi. Por Juan Manuel García Montero

  • el 13 enero 2019 a las 16:41
    Permalink

    Muy interesante tu comentario. Digno de un debate que alumbre un nuevo futuro para el centro derecha Andaluz y español.

    Respuesta

Deja un comentario