De la obsolescencia programada de los cachivaches descacharrados y los políticos descacharradores. Por Rodolfo Arévalo

Tiembla el PSOE
Los políticos descacharrados y descacharradores

“La sociedad está descacharrada, quién la desescacharrará, el desescacharrador que la descacharrare, buen fabricante será”

La sociedad está descacharrada, quién la desescacharrará el desescacharrador que la descacharrare, buen fabricante será. Me levanto por la mañana, y si no es por H es por B, siempre encuentro algo desacharrado o despatarrado. “Gotea la caldera”, me dice mi mujer. Llamo al fontanero que viene y dice “no, de las tuberías no es”. Llamo al mantenimiento que, por si acaso, contraté. Viene presto y dinámico el propio de la empresa de calderas. “Se pone va y dice”, cono dicen algunos “esto va ser interno”, o del riego que diría un doctor.

Vaya eso ya lo sabía yo genio de la lámpara maravillosa. “¿Cuántos años tiene la caldera?” – inquiere “Pues apenas cinco” contesto. “Vaya ya sé que va a ser”. Bien lo sabe, porque a continuación me dice que es una pieza que, antes se hacía de acero, pero que ahora por lo de la obsolescencia programada se hace de plastiquillo. Bueno con las empresas que engañan hemos dado. No digo cual, por no hacer sangre, pero por privado atiendo peticiones. Total recambio de la mierdecilla de pieza; doscientos cincuenta euros, cuarenta de impuestos o sea el IVA. Que parece que te dice, y va o IVA, ahí otro bobo de baba.

Tiempos digitales “habemus” hasta en la Iglesia de Roma, para lo bueno y lo malísimo. Aquí móviles para la sociedad teledirigida a millón por barba, que se rompen también o que pierdes o te roban o vete tú a saber qué. Ordenadores de “a millón” que quedan obsoletos para programas nuevos y para potencias nuevas. Empresas que no contentas con venderte lo que dicen material profesional, mejoran equipos con prestaciones nuevas no actualizables. “No sea usted rata, actualice el ordenador de a seis mil euros” “Que parece usted un avaro”. Tampoco indico marca, pero está en la mente de todos los que no son necios. ¡No, avaro precisamente no!, si lo fuera tendría dinero para comprarlo sin tener que pasarlas canutas.

“De hecho el gobierno de Sánchez va a considerar rico al que gane más de ciento treinta mil euros anuales”

Pero ya ven ustedes el sueldo aquí es como el de los pobres en USA, de veinte a treinta mil euros, eso con suerte. De hecho el gobierno de Sánchez va a considerar rico al que gane más de ciento treinta mil euros anuales. Claro allí sí pueden vivir en esa sociedad de tira lo roto y compra uno nuevo, su economía lo permite. Aquí, ni “jartos” de Whisky podemos hacerlo. Luego, lo programas que funcionan de manera profesional en esos ordenadores, sobre todo los de Adobe, antes podían comprarse y si necesitabas actualizar lo hacías por unos ciento cincuenta euros. Ahora te lo envuelven en una ¡flamante! oferta de alquiler por veinte euros mes, que al cabo de dos años has pagado el programa entero, Buen negocio tú y además sin opción a otras formas de adquisición.

Vamos que nos han convertido en la gallina de los huevos de oro, sobre todo a los que queremos hacer las cosas bien en temas audiovisuales, a los demás les cobran el móvil de mil euros tú, para entretenerlos haciendo chapucitas videofotográfica. Jatetú. Tengo en mi casa un ventilador grande Taurus que ya tenía mi madre en su casa hace más de cincuenta años, lo recuerdo de los veranos de toda la vida, sigue funcionando perfectamente y mi madre en su casa tiene una aspiradora de hace más de sesenta, grande sí, pero funciona que ni te cuento.

¿Cómo es posible que antes, con probablemente la mitad de consumidores, las empresas hicieran esto y ahora con muchos más compradores nos hagan penar cada tres, cuatro o cinco años con los productos normales, no digo los profesionales? La respuesta es fácil, la mayoría de la gente se deja tomar el pelo, porque no sabe de qué van las cosas. Hamburguesa más patatas “grandes”, que parece una pieza de informativo de tele campo, y una coca cola tamaño normal, tres euros y pico. Quinientas pesetas tú. Por una comida sin servicio, sin mantel, sin nada de nada y probablemente pagando a sus empleados una miseria.

“Esta es una sociedad en fase de liquidación total por el aumento geométrico de sinvergüenzas de todo tipo”

Sí señores sí, esta es una sociedad en fase de liquidación total por el aumento geométrico de sinvergüenzas de todo tipo. Y lo malo es que no todos están en las alturas y volando para taparnos el sol, no, que están a nuestro alrededor, probablemente más cerca de lo que ninguno hubiera imaginado jamás. Esto no es en absoluto un alegato comunista, nada más alejado de mi intención que odio las dictaduras y más del proletariado, si no una llamada de atención a las flamantes empresas que hay por el mundo, que viven a causa de nuestra idiotez de colgados, no de las drogas, si no del móvil.

¿Qué podemos esperar de una sociedad de listillos, que no empresarios, cuya meta no es vender más el año que viene si no cumplir unos objetivos de venta, que de no conseguirse acaban con directivos en la calle? ¿Qué tipo de moral tienen sus dirigentes…? Pienso que la misma que tienen la mayoría de políticos, vende patatas, que tenemos y pululan por doquier. Ninguna. Luego no me extraña que occidente se encuentre al borde de su desaparición. Pero os garantizo que nos lo habremos ganado a pulso, unos por avaros y otros por bobos de baba. Todos hemos construido está sociedad descacharrada y en derribo y liquidación.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario