España es un país de pícaros que se comen las uvas de quién no puede ver. Por Rodolfo Arévalo

Acabo de ver a Ferreras haciendo la compra en el Club Gourmet del Corte Inglés. Viva el comunismo y vivan los pícaros. Por Linda Galmor
Acabo de ver a Ferreras haciendo la compra en el Club Gourmet del Corte Inglés. Viva el comunismo y vivan los pícaros. Por Linda Galmor

“Nuestra tierra, toda ella, da igual que lugar, parece haber sido dirigida por manos negras ocultas, quizás mejor dicho “tele dirigida” por las reminiscencias de los viles neo comunismos”

Espero que los habitantes de este gran país, que antes llamábamos España todos y, que ahora llaman España solo algunos, estén lo suficientemente despabilados como para darse cuenta de que nuestra tierra, toda ella, da igual que lugar, parece haber sido dirigida por manos negras ocultas, quizás mejor dicho “tele dirigida” por las reminiscencias de los viles neo comunismos, así como por un infantilismo de adultos adolescentes que no han sido educados en las creencias Calvinistas de que todo lo que se tiene se consigue con trabajo personal y no del estado o de los demás.

Solamente algunos personajes más aguerridos que trabajadores, más arriesgados que inversores, fueron sus habitantes que así lograron la conquista y colonización del nuevo mundo. Nunca fue el pueblo español, no las élites, si no la masa, un pueblo con inquietudes intelectuales abundantes. ¿Para que saber de nada si a tu alrededor no saben de qué hablas? Es un trabajo penoso, habrán pensado muchos inquietos a lo largo de la historia.

El oro de América nos mantuvo alejados del conocimiento y la invención, solo funcionamos muy bien en las artes, porque no implicaba gastos excesivos. La alta burguesía podía pagarse esos lujos así que los buenos artistas podían colocar sus obras en el mercado y bien o mal continuar su labor. Pero en desarrollo técnico e investigación, siempre nos fuimos arrastrando cual gusanos, salvo por los pocos arriesgados y tenaces premios nobel que hemos tenido. Muchos de ellos arrastrando un mal pasar por la vida a falta de sostén directo a sus logros.

Pero esto que en aquella época no tenía importancia si empezó a tenerla con el paso del tiempo, puesto que habiendo incluso mucha inventiva en España esta fue un poco maltratada por los poseedores de capital. Gran parte del retraso que separó a nuestro país del resto de Europa se debió a esto. No nos tomaban en serio. Esto sigue sucediendo un poco en la actualidad, siguen sin tomarnos en serio y pienso que es en parte por un asunto de politización, esa que se hace de cualquier tema en España, que nos devuelve a las catacumbas comunistas de principio del siglo pasado.

“Somos un país de pícaros. Están estos por todas partes, da igual nivel social, estado civil, profesión, en todos los lugares se comen las uvas de quién no puede ver”

No sé si este argumento es válido o no, a mi me parece que en cierto modo por ahí van los tiros. Por otra parte somos un país de pícaros. Están estos por todas partes, da igual nivel social, estado civil, profesión, en todos los lugares se comen las uvas de quién no puede ver. Y muchas veces no lo pueden ver, para evitar graves problemas muchos Españoles buenos, trabajadores serios y no vagos de tomo y lomo, como hay por ahí. Gente que sucumbió con las promotoras de viviendas, gentes que invirtieron en bancos y negocios garantizados con el éxito a la hora de contratar, pero lleno de trampas y sinvergüenzas.

Se critica mucho a los empresarios y no se desea un sistema de despido libre. Esto tiene su justificación, sobre todo para el vago redomado. Basta pasar por el periodo de prueba dando el cien por cien, para caer en la atonía y el desinterés una vez el contrato es firme. ¿Por qué a ver quién es el guapo que me pone en la calle por vago teniendo detrás a un “sindicato de clase”?. Claro un sindicato de clase, pero correa de transmisión de partidos de izquierda o comunistas, no verdaderos sindicatos que defienden el interés de “todos” los trabajadores incluso frente al mangante y abusón. Esto falta en España también y también por los pícaros que se parapetan en los sindicatos para resultar inmunes a los vaivenes de la economía empresarial. “¡Mientras yo sea sindicalista!” allá cuento chinos.

Y así es en todo, perdón en casi todo, que todavía queda gente decente. Para rematar los partidos políticos, tampoco se libran de los pícaros y sinvergüenzas, hagas lo que hagas vayas donde vayas, no te libras de encontrar frutas podridas entre el personal militantes y lo peor a veces en cargos de decisión. Por eso es raro el gobierno que se libra de ellos. Los políticos salen de la sociedad y esa sociedad está plagada de pícaros, que en cuanto ven la presa se tiran a degüello. Es una pena, pero así no hay quién arregle nada.

Una vez demostrada la culpabilidad de un individuo en corrupción debería ser apartado como apestado para siempre. No como en el caso de la asesina que opta a alcaldesa. Después de una condena por homicidio o asesinato en definitiva de un crimen no se puede llevar la gestión de una ciudad por mucho que haya uno pagado su pena con el presidio. Más que nada porque ningún asesino cumple la condena integra. Luego vemos que aunque se intenta echar mierda sobre partidos de derecha esparciendo la mierda particular del problema de personas concretas sobre la generalidad. Ya se encargan los medios de comunicación de que no ocurra lo mismo con los partidos de izquierda. Los pufos de la izquierda son tan escandaloso o más que los que pueda haber en partidos de derechas y muchos enormemente más grandes en cantidades defraudadas, véase lo de la Junta de Andalucía del PSOE, donde incluso se pierden expedientes o se incendian juzgados.

“No sé dónde pretendemos llegar los Españoles manejados y manipulados por casi todas las televisiones en manos de las izquierdas”

No sé dónde pretendemos llegar los Españoles manejados y manipulados por casi todas las televisiones en manos de las izquierdas, los Españoles manejados y lavados sus cerebros en los colegios por una mayoría de formadores previamente lobotomizados en pensamientos uniformes. Por favor gente sensata, evitad una nueva Ruina y sería la cuarta después de la de Pedro Sánchez. La primera de Felipe González, la segunda de Zapatero, la tercera de Pedro “el Breve” afortunadamente, pero por favor no volváis a caer en el engaño.

La realidad no suele ser bonita y menos como la pintan desde las izquierdas. Recuerdan los parque con flores, árboles y pajaritos, de Felipe González, yo no, no los he visto, ni los veré. Para un dibujo de cuento infantil está bien, pero cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. No sé, hoy no estoy para pensar, estoy decaído por el nivel de país al que pertenezco. Me da pena y como he dicho muchas veces me gustaría ser Australiano y si me dejan canguro en vez de humano. Porque el nivel que damos aquí en España incluso un gran número de sus mujeres a las que siempre he considerado seres superiores a los hombres es patético. Sigo insistiendo nuestra gran cultura occidental se está muriendo y en España desde hace muchos años. Vamos directos de nuevo al clan selvático. Pero de jerarquías pícaras eso sí. Vota a la derecha. Te lo agradecerás.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario