Nada bueno nos espera con estos malos actores de la izquierda. Por Nacho Rodríguez Márquez

Nada bueno nos espera con estos malos actores de la izquierda
Nada bueno nos espera con estos malos actores de la izquierda

«Han impuesto la costumbre de impedir que la ciudadanía piense por sí misma y lo exprese con naturalidad. Han inculcado el miedo a llamar a las cosas por su nombre»

Esta sociedad tiene demasiados tabúes, ríete de los de antaño. Los actuales han sido creados, conscientemente, por las izquierdas mas recalcitrantes. Han impuesto la costumbre de impedir que la ciudadanía piense por sí misma y lo exprese con naturalidad. Han inculcado el miedo a llamar a las cosas por su nombre, porque si lo hacemos nos exponemos a penas de distinto grado. El castigo está asegurado.
A ello han contribuido de forma sustancial  los lobbies financieros, los grupos LGTB que machacan violentamente a todo aquel que osa llevarles la contraria. Igual que los colectivos pro violencia de genero y sus atolondrados seguidores. Llegan a odiar con frenesí a todo los que piensan diferente, un odio propio de la izquierda que no admite controversia. Solo su odio es legitimo. Solo es válido lo que opinen ellos. Lo demás es ser enemigo de la libertad y el progreso. Y es que como recuerda José Menéndez Manjón, estamos viviendo la consagración del democratismo totalitario.

«Estos malos actores de la izquierda utilizan hasta la extenuación  la mentira como herramienta de la revolución»

Una contradicción hiperbólica. Utilizan hasta la extenuación  la mentira como herramienta de la revolución, buscan engañar con saña a los incautos electores con una interpretación actoral semejante a las parodias de los Hermanos Marx, haciéndose pasar por inocentes hombres de centro democrático. Nada más falso como iremos comprobando en los próximos meses. Aparentan amistad sincera con los que no les adulan, buscando que se confíen.
Hablan de la extrema derecha pero jamás de la extrema izquierda. Pero su verdadera intención es otra. Pretenden ejecutar a plazos su programa de dividir, esterilizar,  aculturar y, finalmente, extinguir España. No buscan otra cosa.

«Es indignante ese silencio pues lo que buscan es una superpoblación de foráneos para debilitar la cohesión nacional»

 
También está en su programa la defensa ilimitada de los inmigrantes ilegales. Si la violencia es ejercida por un español, todos los medios de comunicación y los poderes políticos se lanzan como coyotes hambrientos a por  la presa, sin embargo, si este mismo acto lo perpetran extranjeros, el asunto cobra una dimensión mucho menor. El tabú del racismo buscado intencionadamente por la izquierda retrógada, ha impuesto el silencio mas absoluto. Es indignante ese silencio pues lo que buscan es una superpoblación de foráneos para debilitar la cohesión nacional.
Esto ya ha pasado en países democráticos y avanzados como los nórdicos, Francia y Reino Unido, que les ha traído repercusiones nada deseables  y que, en buena parte, han provocado el Brexit. Y es que aunque se oculten los datos, antes o después salen a la luz con  consecuencias mucho más nefastas. A la larga, el dogmatismo es vencido por la verdad y la realidad. Como espero ocurra pronto en nuestro admirable país.
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Deja un comentario