Gerardo Pisarello y la obsesión malsana de preservar la unidad de España. Por Rafael Gómez de Marcos

Gerardo Pisarello
Gerardo Pisarello

 

“Gerardo Pisarello, secretario primero de la Mesa del Congreso de los Diputados, y la obsesión malsana de preservar la unidad de España”

 

 

“El regalo envenenado de Ada Colau al colocar a su mano izquierda, un inquietante trepador de bambalinas, Gerardo Pisarello, como ¡secretario 1º del Parlamento español! Argentino de Tucumán, adscrito a la Universidad de Barcelona por esos milagros que sólo produce el inmarcesible sector académico, acaba de escribir un texto inefable donde sin rubor deja caer una perla de dudosa constitucionalidad: “La obsesión malsana de preservar la unidad de España”. Está en su derecho, pero sería la última persona que con la complicidad del silencio ocupara un cargo de excepcional importancia en la democracia española. Lo promovió Colau, lo aceptó Pablo Iglesias y Pedro Sánchez no está para pendejadas: que de eso se ocupe la Calvo bonita, que ejerce como la milana de ‘Los Santos Inocentes’ de Delibes.”

 

 

Gregorio Morán  “La iarremisible decadencia de Podemos” vozpopuli

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Un comentario sobre “Gerardo Pisarello y la obsesión malsana de preservar la unidad de España. Por Rafael Gómez de Marcos

  • el 25 julio 2019 a las 23:48
    Permalink

    España desafortunadamente se ha convertido en una demagogia.Mientras que Estado español no sea un Estado centralista en lo político y con una descentralización administrativa y con un sistema de doble vuelta en la elección del Presidente no abra estabilización política ni progreso.

    Respuesta

Deja un comentario