Volvemos a una nueva especie de ley de la selva y los políticos de vacaciones. Por Rodolfo Arévalo

Volvemos a una especie de ley de la selva y los políticos de vacaciones
Volvemos a una especie de ley de la selva y los políticos de vacaciones

“El parlamento es un hemicirco en el que sus integrantes pueden ser todo tipo de animalejos, artistas malabaristas, artistas de la cuerda floja o del trapecio y eso sin contar con los payasos”

No pienso hablar hoy para nada de los, no se cómo denominar, políticos que tenemos. Si hemos descubierto que el parlamento es un hemicirco, es probable que los integrantes puedan ser todo tipo de animalejos, artistas malabaristas, artistas de la cuerda floja o del trapecio y eso sin contar con los payasos que los hay a montones, además ningún buen circo puede privarse de ellos.

Hasta aquí todo como lo quiere una mitad del pueblo Español, porque la otra mitad tiene tan divididos sus amores que no se aclaran. Siempre se ha hablado de las dos Españas, pero yo creo que no son dos, son cuarenta y siete millones de Españas, no hay más que ver el revoltijo de partidos y papeletas de votación sobre los mostradores en las elecciones. Como sigamos así va a haber un partido por Español, o como mínimo uno por cada grupo de veinte personas.

Aquí somos muy nuestros y desde llamar fachas, comunistas, nazis, troskistas, etc a todo quisque hasta pasar de votar, cuando no viene el Dóberman, o las circunstancias no favorecen acercarse a las urnas, pasamos por todo. Siempre me he preguntado ¿por qué las elecciones no se convocan en día de diario? Seguro que habría pleno en los colegios con tal de no ir unas horas a trabajar. Por otra parte podemos tardar más de dos horas en ir y volver porque además de vagos también somos mentirosos y podemos decir que había una cola de espanto o cualquier otro impedimento para haber perdido toda la mañana.

“Este tema electoral es muy gracioso sí, pero cada vez me va a importar menos, porque el futuro de la ley de la selva no va a depender de quién gobierne”

Este tema electoral es muy gracioso sí, pero cada vez me va a importar menos, porque el futuro no va a depender de quién gobierne, ni que sea de izquierdas o de derechas, estos conceptos están ya tan caducos que solo pueden creer en ellos los que no tienen ningún tipo de cultura, conocimiento o perspectiva de futuro. Lo único que está claro es que la economía discurre por una manguera que da la vuelta a todo el planeta, los que circulan por ella fluyen cual líquido rápido y continuo, pero los que han roto el tubo están diseminando su fuerza en eriales ya caducos y no tienen ninguna posibilidad de persistir, véanse países comunistas como Venezuela, dictaduras medievales de Oriente medio o Culturas tribales Africanas. Da igual como acaben, pero acabaran. Están acabando incluso las denominadas progresistas de Norte Europa en manos de cada vez más políticos sin fuerza para defender a los suyos frente a la inmigración, que proviene de países cuyas condiciones sociales son bastante peores.

Yo a todos estos pueblos, descolocados en la historia, les recomendaría que suelten complejos de presidencias psicópatas y lastre porque si no acaba con ellos la historia y la negociación, acabará con ellos su pueblo y no les será gustoso, pueden acabar despedazados por las multitudes. Si algo es cierto es que la gente puede pasar, ha pasado y pasa por todo, menos por morirse de hambre, porque en ese caso dicen: “da igual de qué morir, pero de un balazo es menos angustioso” y entonces no para la multitud enardecida ni una montaña. Solo la parará ella misma convertida en montaña de cadáveres. Ojo al dato. ¿A qué están jugando los políticos, todos, es desconcertante, solo hay una solución a muchos de los problemas que se avecinan, como por ejemplo el paro. Insisto, de esto ya se hablaba en los años sesenta, pero como no era un problema inmediato se pospuso, la sociedad del ocio en la que habría que pagar a la gente por no hacer nada. Pues aquí está, ya la tenemos y o buscamos soluciones rápidas o lo que viene traerá bemoles.

“Lo que está claro es que a la vuelta de veinte años, que los jóvenes trabajen va a ser del todo imposible o casi imposible”

Puede que en plazos cortos una política determinada pueda crear más o menos puestos de trabajo, pero lo que está claro es que a la vuelta de veinte años, que los jóvenes trabajen va a ser del todo imposible o casi imposible. Ante esto solo hay una solución incentivar el no trabajo, pero garantizando una cantidad en forma de sueldo subvencionado, para todas las personas que no quieran o no puedan hacer nada. Si no se hace la propia sociedad da igual si capitalista o comunista sucumbirá irremediablemente, porque nadie podrá sostenerla.

Nadie es culpable de esto, la culpa la tiene el desarrollo humano y la tecnología. Precisamente el dinero para cubrir esas necesidades debe surgir del exceso de producción de las máquinas robóticas. Y no es inmoral este reparto del beneficio de producción generado por máquinas y no por hombres. Más bien al contrario, es lo que debe de ser. La alternativa a esto son bolsas de miseria de gentes que lógicamente no lo van a tolerar generando violencia e inestabilidad absoluta. Parece ciencia ficción, pero no lo es en absoluto. Hay que cambiar los paradigmas sociales y caer en la aplastante lógica de lo que traerá el siglo XXI. Si no somos capaces de ver esto estamos condenados a un mundo cruel y sangriento. Ese que ya se está viendo en algunas zonas del planeta desarrollado y occidental, pero también en otros lugares como Brasil en donde la pobreza y falta de trabajo ha creado reductos en los que ya no rigen las normas sociales y coercitivas que tiene la sociedad, son estructuras de vida paralelas que poco a poco irán en aumento y extendiéndose a otras partes del mundo.

“Volvemos a una especie de ley de la selva en la que rige más la tribu y el más fuerte, sociedades que regresan a los estados sin ley y sin derechos”

Volvemos a una especie de ley de la selva en la que rige más la tribu y el más fuerte, sociedades que regresan a los estados sin ley y sin derechos. Esto es así porque el primer derecho que tienen los humanos es existir y para eso se necesita un mínimo de riqueza. Si no se tiene los afectados lo cogerán por la fuerza y llegará un momento en que ni las fuerzas de defensa del orden establecido podrán con ello. Y dará igual que haya partidos de izquierda o derecha o centro, no servirán absolutamente para nada, mientras que ninguno de ellos comprenda que los seres humanos, por encima de cualquier cosa van a sobrevivir y a costa de lo que sea. Vayan ustedes señores políticos tomando nota de la que se les viene encima. O se ponen las pilas y las luces largas o los veo a todos en las colas de las tribus para pedir un mendrugo de pan. Y no está tan lejos la fecha, así que sigan jugando a ver quién es el más guapo y quien la tiene más gorda, mientras sus pueblos asumen inmigración ilegal, paro, pobreza riesgo de que acaben las pensiones y verán que divertido para ustedes.

Hay que cambiar la forma de ver la subsistencia humana y o lo hacemos o nos olvidamos de todo: países, culturas, constituciones, leyes, democracias y libertad para siempre. Estaría bien que aunque no hayan visto las barbas de sus vecinos pelar, empiecen a poner las suyas a remojar. Yo lógicamente no sé como se encarrila el problema ni es mi obligación, si no sería político y solo soy un ser humano más, pero ustedes tienen esa obligación, la han pedido y se la han otorgado, háganse responsables de sus cargos.

***

anuncio esclavo siglo XXI

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: