El bocadillo de casa y la peligrosa apuesta de la izquierda por la ingeniería social. Por Rodolfo Arévalo

Se abre el puerto de Barcelona para la inmigración ilegal. Por Linda Galmor
Se abre el puerto de Barcelona para la inmigración ilegal. Por Linda Galmor

“Según el diario El País los jueces italianos consideran que llevar al colegio el bocadillo de casa puede suponer una posible violación de los principios de igualdad y de no discriminación”

Según el diario El País los jueces italianos consideran que llevar al colegio el bocadillo de casa puede suponer “una posible violación de los principios de igualdad y de no discriminación y supondría riesgos higiénicos y sanitarios de almuerzos no controlados”. ¿¡Pero de dónde ha salido esta panda de imbéciles, suficientemente preparados, para decir tonterías!? ¿Es que los profesionales de la judicatura están cuerdos o han perdido todas las neuronas de la lógica en el estudio de la carrera y la oposición?

Desde luego no es el caso, aquí en España, de los del cuarto turno que han sido elegidos no por oposición si no por arte de birlibirloque y en consenso por el Parlamento de la nación, vamos en el hemicirco del que gozamos últimamente. De verdad espero que no sea así. “Mira menganito del PP, yo pongo a estos dos que son socialistas y tu eliges otros dos liberales, de acuerdo”. ¿De acuerdo en qué, en romper la separación de poderes de la democracia y el estado de derecho? Porque si el resultado son cosas como estas hay que avisar rápidamente a psiquiátricos norteamericanos, más que nada porque en Europa que fue antaño faro del progreso y la libertad parece que están todos cerrados o no ejercen como tales. ¿Por qué no quitan de en medio a lelos, gilipollas, imbéciles, terroristas, fanáticos, anti sistema y para el caso ningún loco tarado incluidos los psicópatas de turno?

“Les puedo jurar que si la prohibición del bocadillo de casa en Turín lo leo en una revista satírica, me lo tomo a broma”

Les puedo jurar que si la prohibición del bocadillo de casa en Turín lo leo en una revista satírica, me lo tomo a broma. Vamos que hasta me río a mandíbula batiente como un bobo de baba. Lamentablemente no me lo puedo tomar así dado que si solo fuera este tema tendría un pase, pero a la luz de lo que está ocurriendo es síntoma de que vamos de culo y cuesta abajo, tanto en cultura, como en interés profesional, como en capacidad intelectual. Y eso que El País está hablando de un nivel social que debería estar por encima en conocimientos, prudencia y ecuanimidad, desde luego muy por encima del encefalograma plano que detenta el resto de los humanos Europeos actuales el Homo Decadentus.

Si alguien y digo quién tenga la capacidad de ejecución en el Estado en este caso el Parlamento no empieza a tomarse las cosas en serio, difícil será que no acabemos todos no ya en el circo de los grandes payasos tontos si no nadando en mierda diarreica y fluida de sesos que una vez fueron eso, inteligentes. Digamos que si los poderes de la democracia son el legislativo, que en la actualidad legisla poco o nada tirando a una mierda, porque no hay gobierno y el que está en funciones lo hace por decreto ley en un estilo casi tiránico, porque él lo vale, el ejecutivo tira para delante con lo que se pacto hace más de un año para los presupuestos y el judicial parece estar en ese decadente y penoso estado, casi apaga y vámonos.

“Una Europa Africana tiene muy pocas cosas con las que sobrevivir pero una África Europea, como demostraron los colonos del siglo XIX tiene mucho que aportar a los Europeos”

Inmigremos nosotros a África a echar a sus residentes hacia aquí para que puedan hundir a Europa con su cultura animista y vayamos nosotros a explotar las innumerables riquezas del continente Africano, entre ellas los florecientes negocios de construcción de pateras a gogó, poniéndole en el lugar del siglo XXI que debe de tener y que no tiene por la medievalidad de sus habitantes. Tal vez sea mejor exportar Europa y occidente a África que quedarse aquí para acabar convertidos en ella. Porque una Europa Africana tiene muy pocas cosas con las que sobrevivir pero una África Europea, como demostraron los colonos del siglo XIX tiene mucho que aportar a los Europeos.

La gente habla de Alianza de civilizaciones, como si de pasta de cacao y mantequilla se tratase, luego agréguese azúcar y ya está todo funciona, pero no, las civilizaciones y más si se rigen por culturas y religiones tan dispares y que nos quieren imponer, no son sustancias de aleación, no se pueden mezclar el agua y el aceite tampoco los guijarros con los ladrillos o sea es imposible así que mejor cada uno en su casa y Dios en la de todos aunque sean diferentes. Pero con este nivel intelectual imperante tiene alguien la sensación de estar construyendo una unión Europea o un tiro al blanco de feria en donde las escopetas trucadas no permiten defendernos ni de nuestras propias estupideces instaladas en las más altas jerarquías, por Dios qué horror.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario