Los inmigrantes y trabajadores sin cualificar no son necesarios, lo que hace falta es tener visión de futuro. Por Rodolfo Arévalo

La ministra de trabajo desea un Feliz Día a todos los contribuyentes y contribuyentas pero olvida que
La ministra de trabajo desea un Feliz Día a todos los contribuyentes y contribuyentas pero olvida que Los emigrantes y trabajadores sin cualificar no son necesarios, lo que hace falta es tener visión de futuro. Por Linda Galmor

«No hay más que ver los gobiernos y las listas electorales para comprobar que los más valorados no son necesarios y sí una lacra para los gobernados»

Frente a lo que argumentan muchos contra la empresa privada de que en ella se premia a los amigos, hay que decir que sí, que puede ser en casos muy puntuales, y solo durante un tiempo y si son merecedores del cargo, porque premiar a los amigos no conduce más que a la ruina a corto o largo plazo. No hay más que ver los gobiernos y las listas electorales para comprobar que los más valorados no son necesarios y sí, muchas veces una lacra para los gobernados. Si esto es así en el Estado cómo no será en una empresa que tiene que seguir viviendo, no de lo que pagan los ciudadanos si no los consumidores, durante todo su vida, les votamos todos los días.

Las empresas privadas suele favorecer a quién más trabaja si lo que se pide es productividad manual o técnica, pero lo que las empresas privadas deberían primar y en gran parte priman, salvo en España, por que todos sabemos que es diferente, es la creatividad, la inteligencia y la imaginación. Sin esto no hay empresa que resista en este nuevo mundo de la información y el conocimiento.

«El trabajo mecánico, que no requiere mucha inteligencia, ni imaginación estará sustituido por la robótica en diez o veinte años. Lo que quita totalmente la razón a los que dicen que hacen falta inmigrantes»

Eso lo demuestra además el hecho de que el trabajo mecánico, que no requiere mucha inteligencia, ni imaginación estará sustituido por la robótica en diez o veinte años. Eso por otra parte quita totalmente la razón a los que dicen que hacen falta inmigrantes. No, no hacen falta. Puede ser alguno muy puntualmente. Lo que hace falta es tener visión de futuro, de lo que se quiere y de donde se va. Si la intención es seguir evolucionando como sociedad en la democracia, la cultura, el arte, la informática, la mejora de la vida de la gente.

La intención puede ser incluso el estado sin necesidad de trabajadores a los que se les paga para que puedan consumir u otra cosa. Puedo afirmar que cualquier postulado que se aparte de ese camino está pre destinado al desastre. No se necesitan planes E como el de Zapatero, para la nueva sociedad que se avecina, se necesitan planes de estudio libres de sectarismo partidario y de creación de clones no pensantes. Se necesitan estudios con motivación, planes culturales, planes de uso y programación de informática y robótica, planes de desarrollo del derecho y de la medicina, de la economía y la genética.

«Se necesitaran arquitectos delineantes, proyectistas, creadores de secuencias de ADN, gerontólogos y personas dedicadas al rejuvenecimiento de las personas»

No se necesitan albañiles, dentro de poco será una profesión obsoleta y si se necesitarán expertos en construcciones por impresora laser de materiales etc… Se necesitaran arquitectos delineantes, proyectistas, creadores de secuencias de ADN, gerontólogos y personas dedicadas al rejuvenecimiento de las personas. Sobraran en el mundo las religiones y gobiernos estancados en los sistemas de gobierno medievales y pre históricos.

Se necesitarán gobiernos y personas que crean en el poder de la ciencia y de los seres humanos inteligentes, no en elaboraciones mentales de dioses medievales o animistas. Vamos en definitiva que la productividad se alejará de lo que se entiende actualmente por productividad y será un concepto anticuado y obsoleto.

Bastará con que alguna mente despierta invente una secuencia de ordenador para realizar una tarea creativa, y no veinte tontos dándole al manubrio mientras otros veinte miran. El trabajo manual salvo muy contadas veces irá perdiendo todo el valor que sí tuvo en décadas pasadas y se verá reforzado el trabajo intelectual. Y me pregunto, ¿cómo se valora la productividad intelectual? Según las empresas en la actualidad no se puede hacer fijo, hay que pagarlo como un servicio externo. Gran error, hay que pagarlo, pagarlo muy bien, tenerlo en plantilla y con buenos sueldos y usarlo cuando sea necesario, ¿cómo le pagas productividad a alguien cuya idea puede generar millones de la noche a la mañana?

«En un mundo en el que el valor real lo detenta el cerebro, intentad ponerle precio a la creatividad, la imaginación y la libertad en el trabajo»

Pues eso señores que regentáis la economía, en un mundo en el que el valor real lo detenta el cerebro, intentad ponerle precio a la creatividad, la imaginación y la libertad en el trabajo, y dejad de proponer insensateces que contenten a los arcaicos sindicatos o no tendréis capital para pagarlo. O empiezan a cambiar rápido las ideas sobre el trabajo y alrededor del trabajo, y el derecho a cobrar prestación si no eres de la élite pensante o el mundo se irá a la mierda antes de que cante un gallo, porque mucha gente puede no ser un genio, ni una mente brillante, pero gilipollas y bobos no son, y esto hay que tenerlo en cuenta.

¿Cuantos trabajadores en paro tendremos en veinte años?… Incontables y lo malo es que dada la poca preparación en los temas en los que hará falta mano de obra una gran parte de la población, que no sigue estudiando después de la ESO, estará directamente fuera del mercado de trabajo e incrementando las bolsas de paro y de la miseria. Ojo gobernantes, sobre todo de izquierdas, que aún no se han enterado de que el mundo ya no vive en 1900, no, el capitalismo no es la salida, pero el socialismo y el comunismo tampoco, todas estas políticas están tan caducas como los políticos mismos que las argumentan y defienden.

Además, una advertencia, el gobierno de las grandes multinacionales de la tecnología está a las puertas de gobernar el mundo sí o sí y solo falta un paso para que puedan crear su propia moneda de curso legal. Muchas cosas están cambiando y nosotros pensando todavía en el plus de productividad que los obsoletos sindicatos se empeñan en que se reparta por igual entre todos. Acabáramos. Frente a lo que argumentan muchos, las empresas privadas primarán no a los amigos, si no a los más creativos, sean amigos o no.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario