RNE avergüenza por el lavado de cerebro que sufren sus informadores y pretende contagiar a su audiencia. Por Rodolfo Arévalo

La superioridad moral de la izquierda. Por Linda Galmor
La superioridad moral de la izquierda. Por Linda Galmor

«Algunas mañanas, no salgo de mi asombro. Mientras desayuno, me parece que sigo dormido y soñando al escucar la radio, RNE concretamente»

Algunas mañanas, no salgo de mi asombro. Mientras desayuno, me parece que sigo dormido y soñando. La radio, RNE que pone mi mujer, no deja de estar trufada de periodistas y colaboradores a los que cualquier mención a Trump o Salvini les causa sarpullidos. Se abstienen de hablar de otros dirigentes mucho más dañinos y peores que llevan más de cincuenta años haciendo la pascua a la gente. ¿Por qué vivimos en una sociedad en la que el tema ser de derechas está tan mal visto, tanto que para algunos periodistas es inimaginable un mundo sin izquierda?

En medios españoles es fácil saber por qué. Todo se reduce a si no eres de izquierdas no te comerás una mierda en ningún medio de comunicación, más ahora que están todos o casi todos bajo el manto de ciertos personajes que más que abrir sus brazos por la libertad de información parecen abrir sus alas de aves carroñeras. Todo lo que huela a podrido, mas si es acerca de la derecha o el centro derecha, será removido hasta la saciedad. No pueden dejar de revolver los esqueletos con la poca carne podrida que les pueda quedar y lógicamente renuncian a los huesos recientes de las corruptas carnes y esqueletos de personajes andaluces que deberían estar todo los días en los informativos por sus artes rastreras y dilapidadoras.

«Cuesta entender como hay tanto informador escorado a la izquierda, aunque por la edad de entre los veinticinco y cincuenta años tiene una explicación bastante plausible, la enseñanza»

Pero doctores tiene la iglesia. Me gustaría verlos unos días después de una victoria de PP o de VOX en unas elecciones, haciéndoles las reverencia oportunas, que todo puede ser. Cuesta entender como hay tanto informador escorado a la izquierda, y no tan solo en RNE, aunque por la edad de entre los veinticinco y cincuenta años tiene una explicación bastante plausible, la enseñanza, los sistemas educativos sectarios de los últimos cuarenta años. El lavado de cerebro acerca de las excelencias de la izquierda en los colegios e institutos durante ese tiempo lo han conseguido, y salvo excepciones, el pensamiento crítico ha sido arrancado o por lo menos ahogado bajo una manta de absurdos diagramas de mentes planas y cocientes intelectuales de setenta o menos.

No sé si esta gente que se dedica a la información es consciente de que sus palabras son seguidas por muchos como dogma de fe, pero debieran ser conscientes de ello, porque si por un casual se diera la mala suerte de un giro muy escorado a la izquierda, se quedarían sin trabajo en un santiamén. Pues buenos son los partidos de ultra izquierda como para andarse con paños calientes con sus lacayos periodistas. Los Ultras de izquierda, saben que las personas solo son objetos de usar y tirar, los usan mientras les sirven y los tiran al baúl de los recuerdos cuando dejan de tener utilidad. Les remito a los personajes que han sido populares en la política de izquierdas ultra los últimos años y que ahora, debido a las múltiples purgas están diseminados, nunca mejor dicho lo de minados por múltiples agrupaciones unidas pero descontentas.

«A estos informadores de cerebro lavado y engreídos con la la superior moralidad de la izquierda, la cifra de muertos que pueda un individuo cargar a sus espaldas les da igual»

Es prodigioso que una momia de Lenin siga impertérrita en la plaza Roja de Moscú, pero es que las divinidades para que el pueblo venere tienen que estar, ya sean estas el brazo incorrupto de Santa Ludmila de Pádua o el cuerpo incorrupto de San Lenin de los cataplines. A estos informadores de cerebro lavado y engreídos con la la superior moralidad de la izquierda, la cifra de muertos que pueda un individuo cargar a sus espaldas les da igual, porque es por una causa superior, el hombre nuevo comunista. Este puede haber sido un hijo de la gran puta estilo Hittler pero de signo contrario, que para ellos cualquier acción de ese individuo les parecerá un milagro, miel pura caída de cielo. Lástima que alguno de ellos no sufriera los gobiernos tiránicos y asesinos de detrás del telón de acero. Si vas por esos países preguntando por los ex dirigentes comunistas salen retratados como el propio satanás. Para que vamos a hablar de países donde el crimen y la crueldad llegaron a su máximo como son los comunista de Pol Poht , Corea de norte o cualquier otro…

lo malo es que todavía quedan países como Cuba que mantienen esos regímenes autoritarios crueles sobre el hambre y la miseria de sus pueblos y a nadie se le cae la cara de vergüenza cuando habría que tomar medidas muy serias para acabar con ellos. Véase en estos momentos Venezuela, país que todos miran solo de reojo frente a la dictadura, no vaya a ser que Rusia reaccione mal. No señores no, la humanidad no puede dejar que una serie de individuos tanto de ultraderecha como de ultraizquierda tenga el poder mundial y los perenfanillos de unos y de otros agarrados con sus misiles, alguna vez será necesario que alguno decida usarlos, para que unos y otros se vayan definitivamente a cagar junto al diablo.

Y es que para que repetirlo alguien ha dado suelta a la panda de psicópatas que nos rodea y están por todas partes, poco se puede ya hacer como no sea crear una isla enorme, hospital psiquiátrico. Y es que algunas mañanas no salgo de mi asombro, ¿estaré convirtiéndome en enfermo mental?.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario