Un cáncer que devora la libertad ha invadido la televisión. Por Rodolfo Arévalo

Crónica del suicidio social que promueven las tertulias políticas de televisión
Un cáncer que devora la libertad ha invadido la televisión

«Todos sabéis que me he pasado treinta años de mi vida dedicado a la realización de televisión, pero en la actualidad si hay algo que no aguanto es la caja tonta»

Todos sabéis que me he pasado treinta años de mi vida dedicado a la realización de televisión, pero en la actualidad si hay algo que no aguanto es la caja tonta o boba o pestilente, o lavadora de cerebros o como la queráis llamar. No es tanto porque mucha de ella sea zafia o aburrida, con excesivo contenido publicitario, que por otra parte también se da en las redes sociales, si no porque se usa como lavadora de cerebros populares. Si a la gente le gustan los pedos, pues concurso de pedos, si a la gente le gusta la carnaza, pues carnaza, que a la gente le gusta lo escabroso, pues el Caso, pongo por ejemplo.

Todo esto obedece a que la televisión que era un su origen un medio para informar, entretener y formar ha caído en manos de periodistas. No, no me refiero a buenos y sesudos profesionales, salvo honradas excepciones, sino en manos de periodistillas que se erigen en adalides de las verdades sociales, bajo la voz de sus amos, dejando de ser los oferentes de información aséptica y sin intento de manipulación, sino todo lo contrario.

«Al parecer la autocensura se ha establecido en la profesión, claro que también se da entre políticos, generalmente de segunda fila»

Al parecer la autocensura se ha establecido en la profesión, claro que también se da entre políticos, generalmente de segunda fila y más por la izquierda que besan el culo al jefe de filas. En las votaciones no hay disidentes, “porque te vas Pepe, ¡que te vas!” Dice el jefazo sin decirlo. No hay más que ver cualquiera de los actuales informativos de la mayor parte de las cadenas que están bajo control de la tendenciosidad de la izquierda, la uno, la dos, Antena tres, La cuatro, la Sexta, Telecinco y muchas otras incluso de emisión restringida y de pago.

Parece como si un cáncer que devora la libertad de opinión hubiera invadido las ondas. Bueno devora la libertad de opinión y la libertad de información y por ende la libertad de la democracia que votamos en el 78. Se nota también aunque un poco menos en las emisoras de radio y ni te cuento en algunos periódicos. Es una pena que una gran parte del pueblo español sea inculto y si me apuras analfabeto funcional, pues si no fuera así algunos orgullosos millonarios solo serían jefecillos indios con muy pocas plumas.

«Durante muchos años la izquierda se ha ido encargando de infiltrar a sus acólitos en todos los lugares profesionales y niveles en los informativos»

Dicen que los medios de comunicación son libres y que no son manipulados por nadie, Querrán decir de fuera, porque durante muchos años la izquierda se ha ido encargando de infiltrar a sus acólitos en todos los lugares profesionales y niveles en los informativos. Te puedes encontrar con un rancio comunista de último mono de la cadena o tal como de director general, no tienen nada en común, solo su obcecación por la dictadura del pueblo y por mantener su estatus de rico o de pobre, “da igual tengo trabajo, otros que no son tan pelotas no”. Hay quienes incluso no quieren tener ninguna responsabilidad para no meter la pata, He conocido hasta una jefa de personal que lo judicializaba todo con tal de no pringarse.

Lo siento si hay algo que no trago es estar hipotecado por ganar un duro más o uno menos. Cuando estuve trabajando me tentaron con sobres en más de una ocasión, que rechacé porque una vez vendido, vendido para toda la vida, te tienen chantajeado, en sus manos. Por eso parafraseando a nuestro insigne abanderado presidente de este país de bobitos, que votan escorados a la izquierda, porque “que mala es la derecha, ¿verdad?, que mala es, no es no”. ”No estoy en venta, ni por uno ni por mil, a mí no se me compra”. Se vivir con lo que tengo cuando lo tengo y también cuando no tengo, así que como dice el refrán “No es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

«Aquí no le da la orden directamente el ministerio de turno, pero si el jefe de redacción. Al que se la ha dado el ministerio de turno, eso sí»

He visto hoy el telediario de Antena tres y me he quedado de piedra, me ha parecido regresar a mi más tierna infancia cuando la maestra dirigía nuestros pueriles pensamientos en la dirección que le marcaban del ministerio de turno. Aquí no le da la orden directamente el ministerio de turno, pero si el jefe de redacción. Al que se la ha dado el ministerio de turno, eso sí. No deja de ser curioso que ahora y solo ahora algún colegio de Andalucía, desde que gobierna el PP tengan grandísimas goteras, llueva dentro, carezca de calefacción, cosa que hace unos seis meses no ocurría cuando gobernaba la izquierda. Tampoco deja de resultar curioso que el gobierno central quiera multar a la nueva Junta de Andalucía, cuando las deudas de esta se habían producido gobernando el PSOE. Permítaseme que me carcajee a mandíbula batiente. Y luego, esa locutora de peinado lacio repitiendo monótonamente la lección como si se dirigiera a una clase de parvulitos, bueno tal vez su audiencia lo sea, no da para más, porque el inteligente hace años que ha dejado de ver cualquier telediario de la secta en general.

No crean ustedes que no siento todo esto que pasa en un medio de comunicación que fue mi lugar de trabajo muchos años, no Antena tres no, pero sí TVE que más o menos sigue ese rumbo del resto de televisiones, y ahora con este gobierno social comunista mucho más. Yo he dejado de caerme del guindo, ahora ya lo miro por encima del hombro, porque en esos medios hay mucha caspa y mucho casposo.  Y eso que todos sabéis que me he pasado treinta años de mi vida dedicado a la realización de televisión. Vaya caspa, vaya vida tirada por la borda, menos mal que ahora escribo novelas que hasta tienen buena crítica y me reeditan, ahí es donde puedo decir todo lo que quiero. No olviden les espero en mi novela “EL BOSQUE DE EUXIDO”. Esto con permiso de mi editor.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario