Tenemos un nuevo gobierno que está contra el Estado de derecho. Por Rodolfo Arévalo

Tenemos un nuevo gobierno que está contra el Estado de derecho
Tenemos un nuevo gobierno que está contra el Estado de derecho

«Desde que tenemos un nuevo gobierno que está contra el estado de derecho y por ende contra la separación de poderes y la libertad de las personas, no hago otra cosa que escribir acerca de ello»

Desde que tenemos un nuevo gobierno que está contra el estado de derecho y por ende contra la separación de poderes y la libertad de las personas, no hago otra cosa que escribir acerca de ello, pero ya me voy cansando. Pienso que si a la mitad del hemicirco la ha votado el despabilado pueblo español, seguidor del móvil y de las apestosas televisiones que aquí tenemos salvo unas pocas, no es mi culpa y no tengo por qué hacer de penitente por los demás.

Hay mucha gente que debiera saber lo que pasa, porque tiene el suficiente nivel intelectual y formación para saberlo, pero parece que no hacen nada de nada o hacen poco. Al parecer los únicos políticos que de vez en cuando dicen algo son Casado y Abascal, cuando diciendo, no algo si no mucho, hasta en la calle harían reflexionar al adocenado pueblo español, hablándoles en palabras que entiendan. A las izquierdas las mueven los sindicatos y cuando se empecinan en algo tienen el país revuelto, con eslóganes populacheros y coreables, pero cuando se trata de que proteste el centro o el centro derecha parece que la gente se inhibe, porque todo lo que suene más a la derecha que el centro parece desestabilizador de la convivencia. Craso error.

«Hemos tenido un presidente interino gobernando a golpe de decreto ley y que además se permite el lujo de decir que la derecha quiere dar un golpe de estado»

Lo lógico es que los partidos de derecha también tengan voz y voto y más en un parlamento digamos que, democrático, que la gran mayoría del pueblo los apoyara, aunque solo fuera para no perder su libertad. Hemos tenido un presidente interino gobernando a golpe de decreto ley y que además se permite el lujo de decir, habiendo él hecho un asalto al poder de manera tan ladina, que la derecha quiere dar un golpe de estado. Un golpe de estado mental es lo que está propiciando él con la partición de España en trocitos pequeños más manejables por la economía global, en poder de unos negociantes cara dura que todos conocemos, y que él recibió al principio de su ¿presidencia?

¿No les parece a ustedes, que están en el lugar en que pueden tomar decisiones, de que es hora de parar los pies a quién más que andar, sobrevuela la democracia, tratando de demolerla? A mi, hasta me parecería bien y les puedo asegurar que a la mitad de pueblo español y parte del pueblo afiliado al PSOE también, nos gustaría bastante. Por lo pronto desalojar de la presidencia a un psicópata declarado por muchos psicólogos y luego ir recuperando poco a poco la libertad perdida a manos de fascistas, separatistas y urdidores de planes anti democráticos en general.

«El gobierno puede tratar de esconder este asalto a la Constitución camuflándolo, de nuevas actitudes para defender el estado de derecho»

El gobierno puede tratar de esconder este asalto a la Constitución camuflándolo, de nuevas actitudes para defender el estado de derecho, pero ni de lejos lo que desea se parece a una democracia. Me recuerda más, tras las palabras de la señora Celaá a un gobierno cualquiera Nazi o Comunista, que por cierto tienen el mismo origen, en el los que se aleccionaba a los niños en las juventudes Nazis o Comunistas. Pioneros en Cuba, que de esta manera llevan bailando desde el 60 del siglo pasado.

No ministras no, no gobierno, no, no vayan ustedes vendiendo acortar parcelas de libertad, porque nadie se las a va comprar salvo los cuatro burros, por desgracia mas de seis millones de votantes Españoles que todavía no han dejado de pastar como ovejas sin criterio de las mentiras del social comunismo. Esto no lo hacen porque no quieran, si no porque no saben, nadie les ha hablado de las excelencias de las sociedades que ustedes impulsan, con fruición. Pena no cayera un buena tormenta sobre los bobos y acabara el mundo de los imbéciles.

Lamentablemente ese mundo nos está invadiendo poco a poco viniendo de Oriente Medio y África y o a ustedes les gusta el futuro caótico o es que están más rematadamente locos de lo que pensamos, en cualquier caso, desde que tenemos un nuevo gobierno que está contra el Estado de derecho y por ende contra la separación de poderes y la libertad de las personas no hago otra cosa más que escribir acerca de ello, y ya no solo me canso, si no que me aburro viendo lo borregos que son la mitad ce los españoles. Viva el Rey, Viva la Constitución, Viva la Democracia y Viva España.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario