¿Qué ha pasado con España? Por Vicky Bautista Vidal

¿Qué ha pasado en España?
¿Qué ha pasado en España?

«Es momento para comparar la diferencia entre consecuencias por acciones equivocadas de unos partidos y otros. ¿Qué ha pasado con España?»

Un gobierno entero cayó cuando, equivocadamente, pensaron durante unas horas que los terribles acontecimientos del 11-M habían sido llevados a cabo por ETA. Sobre esto, habría mucho que hablar, hasta que no salgan a la luz las raíces y los entresijos de la conspiración terrorista que nos costó a todos 200 muertos inocentes. Pero no es el momento presente el más adecuado para andar contando con los dedos. Ahora no contamos los muertos de cien en cien sino de mil en mil. Sí, es momento para comparar la diferencia entre consecuencias por acciones equivocadas de unos partidos y otros. ¿Qué ha pasado con España?

De aquella vergüenza no nos hemos recuperado, porque nadie, reconoce haber sido responsable, con su voto de justiciero visceral, de todas las calamidades que sufrimos desde aquel aciago día en que doscientas personas, se convirtieron en el medio para la llegada del desastre. ¿Se acuerdan? Ángel Acebes, comparece ese día avisando del terrible atentado, y sugiere o afirma que ha sido ETA. Se monta un teatrillo infame para hacer de una sola palabra: “mentira”, la herramienta de descrédito y culpa.

Se piden responsabilidades y se ataca desde todos los ámbitos al gobierno en funciones y se consigue una votación de todos los votantes viscerales que se creen independientes y librepensadores y que, henchidos de “justa indignación” se lanzan a las urnas a tirar su vida y su futuro por la ventana. El perro del “pastor” ha cumplido tan bien el plan que ha conseguido encarrilar al rebaño y ha metido a todas las ovejas en el redil conveniente en un mínimo espacio de tiempo.

«Hoy, el portavoz de un gobierno caduco y sin mérito: Fernando Simón, nos cuenta hace un mes, entre risitas irónicas, que eso del coronavirus no nos va a rozar mucho»

Hoy, el portavoz de un gobierno caduco y sin mérito: Fernando Simón, nos cuenta hace un mes, entre risitas irónicas, que “eso del coronavirus no nos va a rozar mucho y que los indicios muestran que esta enfermedad no es excesivamente transmisible; y que parece, que la epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir. Que se trasmite poco entre personas y que en España no hay riesgo. Que en España no tenemos Coronavirus.

A este tremendo y garrafal error, no hay respuesta de la ciudadanía, a no ser la de un “puñado de “fachas”, “ultra, ultraderechistas” y enemigos del gobierno”; y las respuestas a estos por parte de todos los voceros es la de que: “Mas robaron los del PP” y la de que, “a ver si leemos más”, que es el soniquete en la red de todo podemita que se precie.

¿Por qué, para unos, los españoles utilizan lo más ancho del embudo, y para otros, lo más estrecho? ¿Por qué, reina el silencio y el acatamiento obediente ante errores garrafales que están costando miles de vidas, y van subiendo?… ¿Qué ha pasado con España?

«Pero mientras, en el resto del país, mueren miles de personas ajusticiadas»

Casi todo el Gobierno se ha contagiado del Coronavirus. Pero ellos, tienen a las puertas de sus casas uvis móviles con respiradores, y los profesionales que les atienden, seguro que también cuentan con material de sobra para cuidarlos a ellos y sus familiares. Pero mientras, en el resto del país, mueren miles de personas ajusticiadas. Ajusticiadas porque la carencia obliga a médicos, cuya misión es salvar vidas, a decidir quien se sube al patíbulo de la impotencia para abandonar, a la fuerza, esta vida que ayudaron a construir.

«A los gobiernos comunistas no les gustan los testigos»

Porque los que se están yendo, en mayor número, son aquellos que hicieron nuestro mundo como lo conocemos y que merecerían respeto y ser defendidos de cualquier injusticia.
Se van también los “testigos”. Por que la gente de cierta edad es también testigo de las épocas. Y a los gobiernos comunistas no les gustan los testigos.

Son tiempos de penurias para los mayores: ¡Todos nuestros mayores! sobre cuyas cabezas, pende la guadaña de la parca. Al olor de la muerte puede estar sobreponiéndose el de la conjura miserable de una enfermedad que parece hasta programada. Las víctimas se cuentan ya por miles y, sin embargo, ¡Aquí no pasa nada! ¿Qué ha pasado con España?

Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario